11 COSAS QUE SÓLO SABRÁS SI ERES ACUARIO

Eres frío y distante en ocasiones, pero es algo premeditado, quizás te encantaría dar un abrazo pero no siempre puedes hacerlo.

Te pones barreras, y tampoco está tan mal que lo hagas, es decir, para qué entregar todo de ti a la primera de cambio, es mejor ser un poco astuto y pensar que hay gente que no es tan buena como creemos. Sí, llámalo desconfianza quizás, pero ¿de verdad es tan malo ser desconfiado? ¿O es quizás una virtud? Todo depende de por dónde se mire. La confianza no es algo para regalar a cualquiera hoy en día…

Sliders

No te enamoras con facilidad, y la verdad, esperas que siga siendo así.

El día que caes, caes de verdad, pero hasta entonces, estás bien como estás. Puedes ser cariñoso en tus relaciones, dar mucho más de lo que se merecen, tratar incluso como a reyes y a reinas, pero de ahí, a que te enamores, ¡Ja!, hay un paso muy grande. Te gusta el amor, ¿y a quién no? Pero un amor sano, un amor que respeta, un amor que no trata de manipular, un amor que no miente, te gusta un amor, casi imposible…

Tienes respeto a los demás, pero las cosas claras, a ti el que más.

Tu cabeza es dura, y cuando se trata de tomar decisiones mucho más. ¡Te quieres joder! Y eso es mucho más importante que querer al resto. Por eso mismo, el día que decides algo, el día que miras de verdad por ti y que dejas de lado las malas vibras de los demás, ese día, eres la persona más feliz de la tierra, porque, aunque duela, es necesario y tú eres el primero que lo sabes. Mejor sufrir unos días que toda una vida, lo tienes claro clarísimo.

La única cosa que no puedes hacer en tu vida, por mucho que te lo propongas, será fingir. De verdad, podrás guardar secretos, podrás estarte calladito cuando te preguntan tu opinión y no quieres darla, pero esa cara de felicidad, de asco, de odio o de dolor, es inevitable que la pongas dependiendo de cómo te siente algo. No te meterás en broncas que no quieras, pero si pinchan y pinchan tu respuesta será tan honesta que a muchos se les quitarán las ganas de volver a saber lo que piensas… No es tu culpa, quien busca… ¡encuentra!

La libertad es tu segundo nombre. La verdad es que, por muchas dudas que puedas tener, pocos serán los que puedan influir en tu opinión final. Es como que preguntas pero sabes lo que tienes que hacer, simplemente quieres más opinión, aunque te de igual esa opinión… Un lío ¿verdad? Pues bueno, el caso es que amas la vida y amas aún más “vivir el momento”, y sí, harás lo que te de la gana hacer, en cuanto empiezas a ver que tu libertad, que tus ganas de hacer lo que quieres o que tu pensamiento empieza a verse limitado porque otras personas están influyendo negativamente dices adiós… Por ahí si que no…

A veces te das cuenta de que no puedes relacionarte con el resto del mundo tanto como realmente quisieras, porque el resto del mundo no ve la vida como tu la ves. Es complicado, y este pensamiento es un pensamiento muy profundo de Acuario. No es que te sientas superior que el resto, bueno, aunque a veces un poco sí, pero no porque el resto sean tontos, si no que tú eres un poco más listo y sobre todo porque sientes y percibes más todo lo que te rodea. Sencillamente eso…

¡Con Acuario la vida es distinta! Eso seguro…

  • Eres indeciso, te sientes confundido casi toda tu vida, es como si supieras lo que debes hacer pero… no.
    Como buen signo de aire, tu cabeza es un poco caos. Sabes de sobra lo que tienes que hacer pero recurres a muchas opiniones para que te confirmen que lo que está en tu cabeza es lo correcto. Al final, siempre harás lo que pensabas desde un principio, pero, ¿por qué necesitas que los demás te empujen? Pues porque sí, porque a las personas a las que les preguntas no te van a fallar, porque son los más cercanos, porque quizás pueden frenarte en un momento de locura, cuando ibas a saltar al vacío sin pensarlo… Por eso…
  • No hay nada más importante en esta vida que tus sueños, el límite es el cielo. Y es en serio, tu la sigues y la consigues, así de claro. Pueden intentar pisotearte, pueden intentar que caigas, puedes incluso rozar el fondo pero no amigos, Acuario tiene mucha fuerza propia para alcanzar lo que se propuso y es capaz de renunciar a cualquier cosa por ello. Y lo sabes…
  • Sabes que te encanta llamar la atención, pero a tu manera. Te apasionan las cosas “raras”, por eso, la mayoría de gente piensa que eres un tipo raro, y ¡sí! ¡Orgulloso estás! Sólo el hecho de que no seas como los demás es lo mejor que puede pasarte, y sólo el hecho de que todo el mundo quiera algo hace que ya no lo quieras tú. Creo que mejor que el adjetivo “raro” es más idóneo “especial”. Y sí, como que tiene más fuerza ¿no?
  • No eres nada fácil de impresionar, es mejor que lo tengan en cuenta. No bastará con unas palabras bonitas, no bastará con un detalle para que caigas rendido… Qué va, para nada. A Acuario hay que trabajárselo día a día, con prudencia, despacio, paso a paso, logrando que se abra a ti, logrando que deje un poco de lado esos pensamientos autodefensivos para empezar a ser un poco más el mismo, corrección: para empezar a compartir lo que ya es con los demás, para darte un pedacito más grande de sí y que lo saborees…

Eres cómodo, no vago, pero rechazas lo inútil. Es decir, si hay algo que no merece la pena no te lanzarás a por ello, no es que no quieras ir detrás de tus objetivos pero tampoco eres estúpido. Mucha gente te tacha de que tiras la toalla en seguida, y no, en realidad no lo haces, pero no quieres perder más tiempo dándote de bruces contra una pared. ¿Es que la gente no entiende eso? Mientras otros gastan energía y tiempo libre en golpearse y golpearse, lo siento, pero tú quieres aprovecharlo en otra cosa. No es cuestión de aferrarse para lograr algo, es cuestión de sentido común. ¿Te agarrarías a una mata de espinas para llegar a alguien que está en una ventana en lo alto y que además, tiene la posibilidad de cortar esa mata porque tiene unas tijeras en la mano y no lo hace? Por favor… ¿qué somos tontos, o qué?

Por esto y por más, merece la pena ser Acuario