Nacer bajo el signo de Géminis puede ser un poco confuso en ocasiones. No es fácil tener esa inestabilidad entro de ti, o no saber por la mañana lo que querrás por la noche… Sí, ser Géminis es a menudo un poco complicado pero también puede ser una de las cosas más emocionantes de tu vida. Hay que verlo así. Vives como en una especie de improvisación constante, tu vida está llena de sorpresas aunque muchas de ellas no sean de tu agrado total, pero al fin y al cabo, sientes que estás más viva/o que nunca. Siempre. Y gracias a eso, hay 15 cosas que forman parte de tu filosofía diaria. Aquí están:

  1. La vida siempre es maravillosa. Es un consejo que le das a todo el mundo, aunque las cosas se pongan feas, todo terminará pasando. El sol está detrás de las nubes.
  2. No hace falta tener muchos amigos, solo amigos reales. Podrás Tener un millón de conocidos pero amigos, los de verdad. Te sobra con eso.
  3. La bendición de la familia es importante, pero más lo eres tú. Si encuentras tu verdadera vocación no hay que pedir permiso. Hay que volar hacia ella aunque los comienzos sean complicados.
  4. Hay que tener más sentido del humor. Sí, y sobre todo no tomarse las cosas tan en serio. A veces será tu culpa, a veces será culpa del otro pero, las complicaciones por estupideces son absurdas.
  5. La diplomacia te llevará muy lejos siempre. Puede salvar muchas cosas en tu vida. Aunque seas excesivamente pasional en mil aspectos, sabes cuando tienes que actuar con cordura.
  6. Nada es tan importante como crees en este momento. Si las cosas te están asfixiando o se ponen complicadas, tienes que pensar en tus problemas del pasado, en cómo los vivías y en cómo los veas ahora. El tiempo lo cura todo. Hace tiempo, todas esas cosas que creías que eran problemas graves ahora no lo son. Pues adelántate unos años y trata de ver cómo verías los problemas que tienes ahora. Seguro que en muchos te reirías.
  7. Haz las cosas con amor, poniendo el corazón en todas ellas. Hay que dar un poco de sí mismo sin miedo, si no, nada es real.
  8. Nunca hay que perder el niño que llevamos dentro. Incluso aunque seamos adultos, incluso cuando las obligaciones son demasiado abrumadoras. Nunca hay que dejar de sorprenderse a sí mismo, nunca es tarde para empezar a hacer algo que te gusta.
  9. Divertirse es algo obligatorio. A pesar de que el entorno no ayude, hay que hacerse feliz como sea. La felicidad es una elección, no llega por suerte o por casualidad.
  10. Está bien llorar de vez en cuando. No hay que avergonzarse de los sentimientos y de las emociones que tenemos dentro. Nada es comparable con el efecto calmante que tiene llorar. Cuando creas que lo has soltado todo, recoges tu dignidad y continúa.
  11. Mantente alejado de las personas negativas. Vale, es cierto que quizás te cuesta a menudo hacer esto pero al final, lo terminas haciendo. No hay que tener miedo a cortar los cables, no hay que tener miedo de cortarla relaciones… No hay que tener miedo de estar solo.
  12. Encontrar tu pasión en la vida te llevará algún tiempo. No tiene que aparecer mágicamente y claro que hay ensayo error constantemente. Es un proceso que nunca cesa. No esperes saber todo sobre ti.
  13. No hay que tenerle miedo a la duda, de hecho, dudar es de personas inteligentes.
  14. Las cosas nunca son o blancas o negras. Hay un millón de matices, un millón de caminos y no hay un solo resultado. La verdad tiene un millón de caras. No es lo correcto o lo incorrecto.
  15. Cambiar de opinión está permitido. A veces no tenemos del todo claro algunas cosas, tu verdad puede ser la misma siempre pero tu opinión no. Aprendes, piensas, construyes y cambias. Siempre hay que estar abierto a nueva información. Siempre hay que estar abierto a cambiar la mente.
2020-02-13T10:32:05+02:00