Sabes que estás saliendo con Cáncer cuando conoces a la perfección cuales son sus puntos fuertes y sus puntos débiles cuando está enamorado. Como cada signo, tiene sus buenos hábitos y sus malos hábitos en una relación. Por ejemplo, Cáncer es una persona muy amable y cariñosa, pero su problema son sus ya famosos cambios de humor. Continúa leyendo para descubrirlos.

  1. Bueno: Está muy conectado con sus emociones y también con las tuyas

A Cáncer no le hace falta que le expliques con palabras cómo te sientes, porque ya lo sabrá. Cáncer tiene un sexto sentido que simplemente con mirarte a los ojos ya sabe por lo que estás pasando. Pero también le gusta que hables sobre ello y que te sinceres. Cáncer siempre está dispuesto a escucharte, da igual la hora del día que sea. Se sentirá súper afortunado si le eliges a él/ella para hablar acerca de tus preocupaciones.

  1. Malo: Es demasiado sensible

Ser tan emocional tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Lo malo es que Cáncer se altera con mucha facilidad y le cuesta mucho manejar el estrés. De cualquier pequeño problema, hará algo grande. Algo que le pase a primera hora de la mañana, le afectará hasta la última hora de la tarde. Y esto puede ser un gran problema para la relación…

Además, Cáncer maneja muy mal las críticas y es experto en tergiversar las palabras. Incluso si estás intentando decirle las cosas claras a Cáncer para ayudarle, puede llegar a sentirse atacado.

  1. Bueno: Jamás te faltará cariño o atención

Cáncer jamás será una persona fría, NUNCA. Te abrazará siempre que lo necesites, y si no lo necesitas, también. Nunca dudará de lo que siente por ti y te lo demostrará en todo momento. Lo bueno de Cáncer es que no tiene ni miedo ni vergüenza de expresar su amor en público. Con un Cáncer a tu lado, jamás te sentirás inseguro. El cangrejo está más que orgulloso de darte la mano cuando vais por la calle.

  1. Malo: Pero a veces puede ser un poco pegajoso

Es una persona cariñosa, también muy protectora y un poco dependiente. Cáncer necesita atención y cariño constante, hasta tal punto que puede llegar agobiarte un poco. No llega a ser alguien extremadamente celoso, pero si que es bastante inseguro y busca esa seguridad que tanto le falta en su pareja. Si eres alguien demasiado independiente, será difícil convivir con este hábito de Cáncer.

  1. Bueno: Nunca te romperá el corazón

Cáncer puede tener muchos defectos, pero es una persona extremadamente leal. Sabe lo que es sufrir por amor, sabe lo que es que te rompan el corazón y por eso jamás te hará sufrir y mucho menos traicionándote. La lealtad es el valor más importante para Cáncer en cualquier relación. Además, es una persona muy sincera a la que le gustan hablar las cosas. Si hay algún problema, será el primero en hablarlo. Puede ser dramático, puede tener sus defectos, pero estará a tu lado en las buenas y en las malas.

  1. Malo: Tiene la cabeza en las nubes y es despistado

Es una persona muy creativa, no hay duda de eso, pero tanta creatividad e imaginación tiene sus desventajas. A Cáncer le encanta soñar despierto y eso puede hacer que a veces se pierda en sus propias fantasías. Está tan metido en su mundo, que se olvida de la realidad. Si eres su pareja, tendrás que prestar mucha atención para ayudarle a volver al mundo real cuando sea necesario.

2020-02-21T13:57:36+02:00