Sabes que estás saliendo con Virgo cuando conoces a la perfección cuales son sus puntos fuertes y sus puntos débiles cuando está enamorado. Como cada signo, tiene sus buenos hábitos y sus malos hábitos en una relación. Por ejemplo, Virgo es una persona muy ambiciosa e inteligente, pero se obsesiona demasiado con los defectos. Continúa leyendo para descubrirlos.

  1. Bueno: Te apoyará en todo lo que hagas

Que Virgo sea tu pareja significa tener siempre a tu lado a una persona que te ayude y que te apoye en todo lo que hagas. Siempre te animará a luchar por tus sueños y para llegar a tus metas. Virgo sabe perfectamente por experiencia que nada es imposible y por eso te apoyará tanto, porque sabes que lo conseguirás. Además, trabajará duro para ayudarte y para hacer que te cueste mucho menos. En Virgo siempre podrás confiar tus sueños y contar con él durante todo el camino.

  1. Malo: Se frustra con mucha facilidad

El problema de Virgo es que es muy crítico consigo mismo porque siempre quiere hacer las cosas lo mejor posible. Se presiona mucho a sí mismo y eso puede estresar muchísimo a su pareja. Es estresante tener a un Virgo cerca por lo terco que puede ser. Además, todo esto hace que se frustre mucho, sobre todo cuando las cosas no se hacen como o cuando él/ella quiere. Esto puede traer muchas discusiones en la relación. Aunque es cierto que no lo hace para hacerte daño, sino porque esta es su forma de ser y no puede cambiarlo.

  1. Bueno: Es dueño de sus propios errores

Aunque sea muy cabezota, Virgo no tiene ningún problema en asumir cuando ha hecho las cosas mal. Tiene una mente muy analítica que le ayuda a reconocer sus errores. Darse cuenta de que se ha equivocado puede hacer mucho daño a su ego, pero gracias a eso, podrá corregir y, sobre todo, podrá aprender una nueva lección. Esto hará que la relación sea mucho más fácil, porque no tendrá miedo a pedir perdón y se tragará su orgullo cuando se haya equivocado. Eso sí, recuerda que nadie es más duro con Virgo que él mismo.

  1. Malo: Le pone de los nervios que le lleven la contraria

Si Virgo va hasta el final con algo, es porque sabe que lleva la razón, porque está 100% seguro de ello. Por eso, si Virgo te dice que es blanco, tú hazle caso, porque será blanco. No le debatas diciendo que tú lo ves negro porque le pondrás muy nervioso. Cuando se le mete algo entre ceja y ceja, no parará hasta demostrarte la realidad. Y hay veces que puede ponerse demasiado intenso. Así que, para ahorrarse disgustos, mejor intentar no llevarle la contraria.

  1. Bueno: Tiene muy buena memoria

Hay que hablar un poco de la inteligencia y de la creatividad de Virgo. Tiene una memoria increíble, capaz de recordar hasta el más mínimo detalle. Lo cual a veces puede ser una desventaja, sobre todo a la hora de olvidar cualquier traición, pero por normal general, su memoria es una gran ventaja. Virgo recuerda todo y se asegurará de todo nada esté mal. ¿Os vais de viaje? Perfecto, no te preocupes, Virgo lo organizará todo y lo tendrá bajo control. Su memoria, su inteligencia, su creatividad y su nivel de organización hará que todo salga perfecto.

  1. Malo: Odia tener que pedir ayuda

Aunque intente controlarlo, Virgo tiene muchísimo orgullo. Cree que es capaz de resolver sus problemas él solo y que no tiene por qué pedirle ayuda a nadie. Si quiere llegar a la perfección, tendrá que hacerlo mediante prueba y error. Pedir ayuda para Virgo significa debilidad. Y esto para su pareja puede ser un problema. Porque hay veces que desearía ayudarle, pero Virgo no le deja. Tiene que aprender que no hay nada malo en pedir ayuda a las personas que siempre están a tu lado.

2020-02-21T13:04:32+02:00