3 MITOS Y 3 VERDADES DE CAPRICORNIO

Tal vez, hay veces que nos dejamos llevar por esos mitos que van diciendo por ahí de los signos del Zodiaco. Es más fácil creernos lo que nos dicen los demás, antes que pararnos a conocer a Capricornio en profundidad y ver si eso es verdad o simplemente es un falso mito. Pero, también hay verdades “universales” sobre Capricornio. Aquí van tres mitos y tres verdades del signo Capricornio:

MITO 1: Capricornio odia los cambios y es una persona manipuladora.

Es cierto que los cambios es algo que no es plato de buen gusto para Capricornio. Es cierto que es una persona que ama la rutina y que le resulta un poco difícil salir de su zona de confort. Pero Capricornio no está cerrado a la idea de probar cosas nuevas. Es más, es de esas personas que cada día se enfrenta a nuevos problemas y a nuevos desafíos y muy poca gente se da cuenta. Y de persona manipuladora no tiene ni un pelo, que sí, que es un poco controlador y que le gusta llevar siempre la razón, pero de ahí a manipular hay un paso muy grande…

VERDAD 1: La palabra de Capricornio siempre se cumple.

SIEMPRE, da igual lo que haya pasado, da igual todo. Si Capricornio promete algo, él mismo se encarga de que se cumpla, ya sea antes o después. Lo que más odia Capricornio en el mundo es la mentira y por ello, jamás se permitiría mentir a nadie. Es una persona muy dedicada a sus compromisos y que jamás dejaría una promesa sin cumplir. A Capri no le gusta decepcionar a personas y mucho menos a esas que están siempre ahí y que le apoyan de manera incondicional.

MITO 2: Es una persona muy aburrida.

Al principio puedes pensar que Capricornio es una persona un poco callada, introvertida e incluso que es alguien muy aburrido. Pero eso no es cierto. A Capricornio le cuesta mucho coger confianza y soltarse la melena, pero sus amigos de verdad saben que no es así. También tiene un lado muy rebelde que muy pocos conocen. Quizás salga pocas veces de fiesta, pero cuando sale… Cuando sale se convierte en el rey de la fiesta. Cuando hay que divertirse, Capricornio es el primero en pasárselo bien, en darlo todo y en disfrutar del momento.

VERDAD 2: Intentar enfadar a Capricornio no es una buena idea.

Capricornio tiene muchísima paciencia y mucho aguante, pero es mejor no hacerle perder los nervios. Si te dice que pares, para. Si te dice que no sigas, tú te quedas quieto y le haces caso. Porque si empiezas a jugar con su paciencia, al final verás a la bestia que nadie quiere ver. Capricornio por fuera puede parecer la persona más calmada del mundo, pero por dentro no es así. Intenta controlarse y aguantarse muchas veces, pero cuando llega al límite, ya no hay vuelta atrás. Así que lo mejor es no meterse mucho con él/ella, porque quién juega con fuego al final se acaba quemando.

MITO 3: Es alguien muy frío y sin emociones.

Que no hable de sus emociones no quiere decir que no las tenga. Capricornio es una persona que necesita tener mucha confianza con alguien para contarle lo que siente y lo que le pasa. Y aún así, aunque tenga mucha confianza, le cuesta sacar todo lo que tiene dentro. Capricornio, junto a los otros dos signos de tierra, es uno de los signos que más siente pero que menos muestra sus emociones. A Capri le afectan las cosas mucho más de lo que puedes llegar a imaginarte, incluso mucho más de lo que a él mismo le gustaría… 

VERDAD 3: Está hecho de resistencia y de fuerza.

A fuerte, a valiente y a luchador nadie le gana. Capricornio es una persona terca y cabezota sí, pero es gracias a esa terquedad que hasta que no consigue lo que quiere no para. Hasta que Capricornio no llega a la meta, no abandona. Por esa resiliencia que tiene y por esa fuerza que le anima a seguir hacia delante. Pueden pisar a Capricornio 80 veces, que él siempre se levantará y seguirá hacia delante.

2019-04-12T18:25:45+00:00