Tal vez, hay veces que nos dejamos llevar por esos mitos que van diciendo por ahí de los signos del Zodiaco. Es más fácil creernos lo que nos dicen los demás, antes que pararnos a conocer a Tauro en profundidad y ver si eso es verdad o simplemente es un falso mito. Pero, también hay verdades “universales” sobre Tauro. Aquí van tres mitos y tres verdades del signo Tauro:

MITO 1: Tauro tiene la mente muy cerrada y no es capaz de ver más allá.

Todo lo contrario, Tauro tiene sus ideales y su futuro muy claros, pero es una persona que le encanta empaparse de sabiduría y aprender cosas nuevas. Es cierto que quizás no es el signo más curioso del Zodiaco porque le cuesta mucho arriesgar y salir de su zona de confort, pero eso no le hace ser una persona de mente cerrada y poco inteligente. También es cierto que Tauro es un poco maniático y que le gusta tomarse su tiempo para hacer sus cosas, pero eso no es algo malo, es algo que les hace ser diferentes y responsables.

VERDAD 1: Tauro es muy terco.

Eso es algo que no se puede negar, les guste a los Tauro o no les guste. Hay que empezar a aceptar la realidad. Y es que uno de sus peores defectos, pero a la vez una de sus mejores virtudes es esa tendencia que Tauro tiene a ser tan terco y obstinado. Es muy difícil intentar llevarle la contraria y hacerle entrar en razón. Es muy difícil convencer a Tauro de algo distinto a lo que está pensando. Pero al mismo tiempo, es gracias a esa terquedad y a esa cabezonería, que hasta que no consigue lo que quiere, no para.

MITO 2: Es una persona sin sentimientos y con un corazón muy frío.

Absolutamente mentira. Que no muestre sus sentimientos y que le cueste confiar no quiere decir que no tenga sentimientos. Quizás Tauro sea uno de los signos del Zodiaco que más siente y que más corazón tenga, pero le cuesta mucho abrirse a los demás. La gente que realmente le conoce sabe que este mito es absolutamente mentira.

Con las personas que realmente ama, Tauro es una persona totalmente distinta. Es amable, es cercano, es alguien en quién poder confiar de verdad. Si acabas de conocer a Tauro, no esperes que te cuente todos sus secretos el primer día, porque no es así. Necesita que le demuestres que realmente eres alguien en quién poder confiar.

VERDAD 2: Tauro es simple y sencillo.

En el buen sentido de la palabra… Tauro no necesita grandes cosas para ser feliz. Es más, es de esos que valora muchísimo los pequeños detalles y las cosas que parecen que pasan desapercibidas en los demás. A Tauro le encanta disfrutar de las pequeñas cosas que la vida le ofrece día a día. Es feliz simplemente estando en su sofá y viendo su serie favorita, comiendo lo que más le gusta o rodeándose de sus mejores amigos. Tauro no necesita mucho más para sentirse a gusto.

MITO 3: Tauro es muy materialista y le encanta el dinero.

Que le guste tener sus ahorros y mantener una estabilidad económica no quiere decir que sea materialista. Tauro sabe perfectamente que el dinero no da la felicidad, es más, no necesita mucho para ser feliz, pero si lo suficiente para asegurarse su propia estabilidad. Tauro es esa hormiguita que va ahorrando poco a poco para después tener la tranquilidad y la paz de que no le falta de nada. También es cierto que a Tauro le gusta la calidad antes que la cantidad y que prefiere invertir su dinero en algo de buena calidad antes que gastárselo en tonterías, pero eso está muy lejos de ser alguien materialista…

VERDAD 3: A Tauro le encanta abrazar y ser romántico

Como decíamos antes, a Tauro le cuesta mucho confiar en los demás, pero una vez que sabe que está con la persona indicada, se convierte en alguien muy romántico. A Tauro le encanta abrazar a las personas que ama, le encanta pasar tiempo con ellas, le encanta el contacto físico básicamente. Su pasatiempo favorito es pasar horas y horas entre los brazos de esa persona tan especial. Pero cuidado, Tauro odia el contacto físico con esas personas que no conoce o que todavía no tiene la suficiente confianza. Si todavía no has traspasado esa frontera, será mejor que respetes su espacio y su privacidad…