Esa naturaleza tan posesiva que normalmente suelen tener las personas nacidas bajo el signo de Tauro tiene un verdadero significado. Cuidado, porque ser posesivo no tiene por qué ser siempre un rasgo negativo, simplemente le gusta proteger y cuidar con todas sus fuerzas lo que es suyo. Tauro es un signo gobernado por el planeta Venus, el planeta del amor, de las relaciones. Es una persona que se involucra al máximo por cuidar sus relaciones y se esfuerza para mantener un buen vínculo con su gente. Pero ¿por qué es tan posesivo? Tiene que ver porque la casa regente de Tauro es la segunda casa, la cual está asociada con las posesiones.

No hay que confundir, que Tauro sea posesivo no quiere decir que sea egoísta. Es cierto que puede llegar a ser muy selectivo a la hora de ser amable, pero está dispuesto a darlo todo por sus seres más queridos. Hay que decir que Tauro no tiene ni una gota de maldad en su cuerpo y que jamás buscará hacer daño a la gente que más ama. Aquí van los motivos por lo que Tauro es tan posesivo:

  1. Tauro es posesivo siempre que le dan celos

Cuando mantienes una relación con Tauro, de cualquier tipo, es importante que tengas cuidado con los celos. Tauro no va a inventarse cosas donde no las hay, no es así de paranoico, pero no hay nada que más odie que le traicionen o que le sustituyan por otra persona. Ha sufrido mucho por esto a lo largo de su vida y ahora es una persona más posesiva. Porque sabe lo que es que le quiten de sus manos algo que era suya, porque ha sentido dolor al ver como la persona que más quería le abandonada para irse con otra. Tauro no puede soportar vivir algo así nunca más.

  1. A Tauro le preocupa mucho la estabilidad tanto económica como emocional

Muchas veces se dice que Tauro es alguien súper materialista, pero en realidad, no lo es. Lo sería si realmente solo se preocupara por el dinero y por la cantidad de lujo que tiene en su vida. Tauro no es así, simplemente necesita tener una estabilidad en la que poder sentirse a gusto. Lo único que pide es llegar a la cama al final del día e irse a dormir sin tener que preocuparse por el dinero que hay en su cuenta bancaria o por si la persona a la que más quiere le está siendo infiel. Tauro necesita seguridad y para eso, tiene que tener la mayor estabilidad del mundo.

  1. Tauro tiene la tendencia a ser muy inseguro consigo mismo

El problema de Tauro es que duda muchísimo de sus habilidades e incluso de cada paso que da. Es posesivo porque se piensa que a la mínima de cambio alguien les va a dejar, porque cree que no se merece que le quieran o que estén a su lado. Tauro cree que siempre va a haber alguien que sea mejor que él/ella en todos los aspectos. Por eso mismo, lucha al máximo por mantener sus relaciones tanto de amor, como de amistad. Tauro es posesivo, pero no es de los típicos que se queja y no hace nada. Tauro es de los que cada día se deja la piel para demostrar por qué merece la pena quedarse a su lado.

  1. Puede llegar a ser algo dependiente emocionalmente

Tauro puede ir a su bola, puede estar perfectamente soltero/a, pero prefiere tener a alguien con quien compartir su vida, con quién pasar todo el tiempo del mundo. A ver, si a Tauro le das a elegir, obviamente va a preferir estar en pareja a estar soltero. No quiere decir que se vaya a ir con cualquiera, pero cuando encuentra a la persona perfecta, le cuesta mucho soltarla. Y por eso puede volverse un poco posesivo. Porque cuando se enamora, Tauro lo da todo para mantener el amor en su vida.

2020-08-19T07:46:49+02:00