Serena, paciente y con amabilidad en la mirada. Piscis es la mujer que tiene el don de la calma, que rompe con lo que no te deja avanzar, es la que te inspira y te cuida cada paso. La mujer que atrapa con su simpatía y cariño, la que deja huellas de caricias bonitas. Sin embargo, hay 5 verdades sobre entregarle el corazón a una mujer Piscis, tiene un lado oscuro que pocos conocen y que es la prueba de que no es para cualquiera. 

Piscis es una mujer intuitiva que esconde un lado feroz, en el que se encuentra una parte sexy que  se vuelve un imán para cualquiera. Es un signo de agua, tiene las emociones a flor de piel, es la que llora, grita, se enoja y no necesita ningún filtro. Piscis no finge, se muestra tal cual y, por lo mismo, acepta a su pareja sin exigirle que cambie. Es una mujer que le hace honor a la compasión. 

5 verdades sobre entregarle el corazón a una mujer Piscis

No cualquiera está listo para entregarle el corazón a Piscis, porque detrás de su inocencia y su timidez, hay una mujer fuerte que ha aprendido con cada caída. Puede llegar a ser muy manipuladora cuando es necesario, porque ya no permite que nadie le vea la cara. Es la dulzura con un toque de intensidad que pocos tienen la oportunidad de conocer. Si te enamoró, debes saber lo siguiente: 

5.- Sigue sus instintos 

Piscis es una mujer muy inteligente, pero confía por encima de todo en su intuición. Es la que puede descubrir una traición con sólo seguir sus instintos. Gracias a que tienen una sensibilidad superior, es la que presiente cuando algo está mal. Por ningún motivo te atrevas a mentirle, porque para cuando ella te pregunte es porque ya tiene mil pruebas que derribaran tu argumento. Piscis no perdona la traición, puede llegar a ser excesivamente rencorosa. 

4.- Emociones por las nubes 

Piscis es la mujer que puede perder el control en el momento menos esperado, no es de las que esconde sus lágrimas o su rabia. Cuando algo le provoca emociones simplemente se deja llevar. Es una mujer muy empática, así que tiene el don de ponerse en los zapatos del otro, puede llegar a sentir como si le estuviera pasando a ella. No te atrevas a minimizar sus sentimientos, no está exagerando, es sólo que aprecia las cosas de una forma diferente. 

3.- Rachas perezosas 

Nadie dijo que Piscis es perfecta y hay una verdad que tienes que saber si quieres entregarle el corazón. Hay momentos en los que la pereza se adueña de sus días, esos en los que no quiere saber nada de nadie. No es algo personal, es sólo que necesita su espacio, volver a conectarse con la naturaleza, tomar siestas largas, pensar y planear nuevas cosas para sus proyectos a futuro. Piscis es un cúmulo de emociones, así que necesita pausas. 

2.- Muy cariñosa 

Si eres de las personas que no tolera el contacto físico es mejor que sigas tu camino, porque aunque al principio Piscis es muy reservada, una vez que te tiene confianza y te valora, se vuelve un encanto. Es la que siempre quiere cuidarte, le preocupa si ya comiste, si tienes un abrigo para el frío, si estás triste o enojado. Es protectora, le gusta estar ahí cuando más la necesitas. No es posesiva pero sí algo territorial, así que prepárate para su amor. 

1.- Pone punto final 

Piscis es dulce, comprensiva y lucha cuando ama. Sin embargo, no es de las que pierde la dignidad por amor, ni se la pasa dando una oportunidad tras otra. Ella no tiene miedo de romper con ataduras, aunque sea sinónimo de que termine con el corazón roto, no se quedará en un lugar en el que no la tratan bien. Es de las que tiene el valor de darle vuelta a la página y continuar con su camino. No se queda donde hay drama, Piscis siempre está en busca de paz.