Hay un montón de secretos dentro de un Aries. No te esperes saberlos todos cuando todavía ni siquiera has llegado a conocerle del todo. Solo aquellos que hayan nacido bajo el signo de Aries entenderán que no es nada fácil ser una alguien así. Tampoco queremos destapar todos sus secretos, pero aquí van algunos de ellos:

  1. Aries es una persona muy difícil de predecir, nunca sabes por donde va a salir.

Todos los Aries son extremadamente espontáneos e impulsivos. Sí, eso hay veces que es algo bueno, porque son muy atrevidos y no necesitan premeditar las cosas antes de actuar, pero, por otro lado, a veces por esa impulsividad le somete a situaciones de cierto peligro. Aries tiene en alerta constantemente a las personas que están a su lado, porque nunca saben qué es lo que va a decir, lo que va a hacer o ni siquiera cuál va a ser su humor en ese momento. Y ojo, que para Aries tampoco es nada fácil ser así, hay veces que le gustaría poder ser un poco menos decidido y reflexionar un poco más antes de actuar, porque así se ahorraría más de un arrepentimiento.

  1. A Aries le gusta ser muy rebelde y hacer siempre las cosas a su manera.

Aries se caracteriza por ser un signo súper independiente y también por tener esa vena rebelde y ese carácter tan “yo contra el mundo”. A un Aries siempre le dará igual lo que le digan los demás. Prefiere hacer las cosas a su manera antes que dejarse llevar por opiniones o por críticas que hace gente que ni siquiera le importa. Aries no es la ovejita que sigue al resto del rebaño… Aries prefiere ser un animal libre que va a donde realmente quiere ir y no a donde los demás le dicen que debe ir.

Te puede interesar: El punto débil de Aries

  1. Aries es extremadamente directo y no tiene tiempo para aguantar falsedades.

Si Aries tiene que decirte algo, tranquilo porque te lo dirá incluso si tú no quieres escucharlo. Es muy directo y honesto con los demás. Hasta tal punto que a veces su honestidad puede llegar a molestar a esas personas que no toleran muy bien la verdad. Siempre sabrás si hay algún problema entre Aries y tú porque se preocupará por decírtelo a la cara. Aries no es de esos que va hablando a sus espaldas, no pierde su tiempo en ser una persona tan falsa. Además, por lo general, Aries suele detectar a los mentirosos y a los falsos a miles de metros de distancia. Parece que tiene un radar para detectar a hipócritas.

  1. Aries puede ser la persona más dulce que conozcas o tu peor pesadilla.

Por lo general, Aries no es ese tipo de personas que crea conflictos de la nada. A esos extremos no llega, pero es cierto que es un poquito dramático, pero no hay nada malo, porque le gusta ser así. Si tratas bien a Aries, te pagará con la misma moneda o incluso te dará el doble de lo que tú le has dado a él. Pero, sin embargo, el problema llega cuando le traicionas o le apuñalas por la espalda. Como se entere (que al final siempre se acaba enterando) de que vas hablando mal por ahí de él/ella o que le has traicionado, prepárate, DRAMA asegurado. Pero no es ese tipo de drama del que puedes llegar a reírte, no. Es ese drama que no querrás que vuelva a suceder jamás en tu vida.

  1. De primeras, Aries parece muy pacífico, pero en el fondo es súper competitivo.

Aunque, en realidad, esto no es algo nuevo. Ya se sabe que Aries es alguien muy competitivo. Lo realmente sorprendente es que al principio parece que es una persona amable, que quiere llevarse bien con todo el mundo y que no quiere problemas con nadie. Pero en el fondo no es tan así… A Aries no le importa tener problemas contigo si eso implica que va a ganar algo. Y lo peor de todo, es que, si Aries cree que lleva la razón, le da igual lo que digas, jamás dará su brazo a torcer. Quizás si que sabías que era súper competitivo, pero no conocías su lado más terco y cabezota. Si estás pensando en desafiarlo o en llevarle la contraria, quizás es mejor que se te vaya quitando esa idea de tu mente…

  1. Puede parecer alguien muy fuerte, pero tiene el corazón muy sensible.

Las apariencias siempre engañan y no es que Aries quiera engañarte con su imagen de fuerte y de invencible. Aries es alguien muy fuerte, pero cuando hablamos de asuntos de corazón, esa fortaleza desaparece. Es muy fácil saber cuando Aries está enamorado de ti, porque verás que empieza a ser una persona mucho más dulce y más sensible. Cuando le rompes el corazón, entra en una guerra constante para poder superar todas esas emociones que su mente y su corazón está intentando de controlar. Puede pasar mucho tiempo en este duelo, pero cuidado, no te aproveches de esa dulzura ni de esa sensibilidad, porque puedes llegar a conocer lo que es la venganza de verdad.

  1. Aries puede tener un carácter bastante fuerte y no es muy bueno controlando su ira.

Cuando Aries está enojado, todo su alrededor se enterará. Cuando Aries se enfada, todo el vecindario se entera de que algo le pasa. No es precisamente muy bueno intentando ocultar su frustración o su enfado. Y tampoco es nada paciente, cuando se enfada, tiene que soltar su ira por cualquier lado. No puede callarse, porque si se calla explota de verdad. Además, debido a su poca paciencia, es una persona que no es capaz de soportar algo que le moleste y por eso a veces es algo maniático y excéntrico. Pero bueno, esto también tiene su lado positivo, y es que igual de rápido que se enfada, se “desenfada”. Su enfado puede ser muy escandaloso, pero a los pocos minutos es cómo si nada de eso hubiera pasado.

  1. Aries se frustra cuando tiene que lidiar con personas demasiado negativas.

Aries siempre va a su bola y jamás le importará la opinión de nadie, pero cuando se topa con personas así, de verdad que no sabe qué hacer para que todo lo que dicen no le importe tanto. Se frustra muchísimo cuando tiene que lidiar con personas que no hacen nada más que críticas o que solo se fijan en los defectos. Aries es más de rodearse de gente que le transmita buena vibra y que sean positivas. Bastante tiene Aries ya con sus dramas, como para tener que estar constantemente escuchando a alguien soltar tonterías por su boca…