Hay muchos secretos que seguramente no sepas de Géminis. Hay muchísimo más detrás de Géminis, posee muchísimos más rasgos detrás de esa imagen que da a los demás. Obviamente no vamos a desvelar todos sus secretos, pero aquí van algunos de los más importantes:

  1. Géminis detesta los conflictos y se alejará si ve que las cosas se están calentando demasiado.

Géminis siempre es de esos que intenta evitar dramas innecesarios y conflictos que no tienen ningún tipo de sentido. Géminis es más de ir a su bola y de molestar lo menos posible a los demás. Por eso mismo, cuando ve que algo se está empezando a poner demasiado tenso, prefiere alejarse y dejar las cosas como están. Tiene cosas más importantes que hacer que ponerse a discutir por tonterías. Prefiere hacer como si nada, olvidarse de ese problema y seguir con su vida.

  1. Géminis quiere ser pacifista pero no se quedará callado si algo no le gusta.

Géminis trata de no tener problemas con nadie y de ir siempre a su bola, pero si le obligas a hacer algo que no quiere o si simplemente le llevas la contraria, no dudará en decirte cuatro cositas y en ponerte en tu lugar. Géminis intenta llevarse bien con todo el mundo, pero no todo el mundo se lleva bien con Géminis. Ahí es cuando surgen los problemas. Géminis no tiene miedo a defenderse y puede llegar a ser muy cortante con sus palabras. Puede llegar a hacerte daño de verdad si te metes con él/ella o con los suyos.

  1. La mente de Géminis está constantemente en funcionamiento.

Aunque parezca que Géminis vive en los mundos de la fantasía, en realidad la mente de Géminis está trabajando bien duro. Está constantemente creando y contemplando todo tipo de pensamientos, de ideas y de preguntas. Géminis es un ser curioso por naturaleza y tiene curiosidad por prácticamente todo lo que le rodea. Le resulta muy difícil focalizar su atención durante demasiado tiempo solamente en una cosa, porque tiene muchísimos otros pensamientos en su cabeza. La mente de Géminis nunca para, porque cuando para, es cuando se aburre.

Te puede interesar: La suerte de tener a una Géminis en tu vida

  1. A pesar de ser independiente, le gusta mucho coquetear.

Una cosa no quita la otra y estamos hablando de un signo al que le encanta conocer a gente nueva y de alguien que habla hasta con las piedras. Hay veces que coquetea ni siquiera sin darse cuenta porque está dentro de su naturaleza. A Géminis le gusta ir de flor en flor, eso sí, cuando está en una relación cerrada, sabe respetar muchísimo a su pareja y es fiel hasta el último momento. Pero cuando está en la soltería, disfruta muchísimo conociendo a gente y siendo simpático con todo el mundo.

  1. Géminis no tiene paciencia con personas que son demasiado críticas.

Demasiado críticas o demasiado repetitivas, digamos que la paciencia no es una de las mayores virtudes de Géminis. Le molesta mucho que le repitan las cosas una y otra vez, pero más le molesta que eso sean críticas. Géminis sabe perfectamente lo que tiene y lo que no tiene, no hace falta que haya alguien que se lo esté constantemente repitiéndoselo. A Géminis le aburren muchísimo las personas que parecen un disco rayado y que siempre tienen el mismo tema de conversación. Géminis no soporta a esas personas que solo se fija en lo negativo.

  1. A veces puede sentir que no encaja o que es demasiado raro.

Géminis a veces puede ser demasiado impredecible y puede sentir que es un bicho raro. Su mente no es como la de los demás, se hace preguntas que nadie más se hace. A veces incluso puede sorprender a los demás por todas esas ideas que tiene dentro. A Géminis le aburre ser normal y por eso, prefiere ser diferente. Aunque también tiene sus inconveniencias… Hay veces que se siente incomprendido, que nadie le entiende, que nadie es capaz ni siquiera de ponerse en su lugar. Pero prefiere ser así, prefiere que nadie le entienda antes que ser igual que el resto del rebaño.

  1. Géminis puede experimentar emociones demasiado intensas.

Todo el mundo ya sabe que Géminis tiene un abanico de personalidades bastante amplia. Es bastante impredecible debido a esa dualidad y por eso, sus emociones a veces pueden ser muy intensas. Con Géminis solo existen los extremos, los blancos y los negros. Sus emociones son o muy buenas o muy malas. Y eso a veces le puede llegar a agotar emocionalmente. Aunque por fuera parezcan personas 0 emocionales, por dentro los Géminis tienen una emoción para cada ocasión.

  1. Puede tardar bastante en comprometerse, pero cuando lo hace es de verdad.

Géminis es bastante reacio al compromiso, porque eso significa que tiene que cerrar su corazón y que ya no existen más oportunidades para enamorarse. Pero si está enamorado hasta las trancas y ve que la relación puede llegar a tener un buen futuro, Géminis no dudará en comprometerse. Cuando Géminis decide cerrar su corazón y centrarse en una sola persona, es porque de verdad está muy enamorado.