Todos nos hemos encontrado en relaciones en las que, por mucho que debemos, no avanzan. Es como si esta persona no estuviera por nosotros, no nos prestara la atención adecuada. Y, como todos somos diferentes, estos comportamientos nos afectan de una manera muy personal, hasta el punto en el que pueden llegar a destruirnos como personas. Por ello, en este artículo, queremos hablarte un poco de aquellas relaciones que te son perjudiciales, de aquellas que de las que debes huir para preservar tu esencia, a lo que nunca deberías llamar amor según tu signo:

Aries 

Aries, ¿qué te vamos a decir? Te encanta estar activo en todo momento; te encanta disfrutar de la vida. Por ello, una persona que te quiera encerrar, que te hace sentir prisionero, no es una persona que muera de amor por ti. Quien te quiera de verdad, entenderá tu naturaleza y te dejará libre. Esta persona especial podrá compartir, o no, tus ganas de moverte y descubrir actividades nuevas, pero nunca te hará sentir como si estuvieras en una jaula. 

Tauro

No nos engañemos. Eres testarudo y un poco cabezota. Pero, estas son cualidades que te hacen ser persona de palabra donde las haya, constante y súper responsable. Ten en cuenta, querido Tauro, que quien te quiera nunca, nunca, te hará romper una palabra. Aquella persona que busque que dejes cosas por ella, traicionando tus principios, no es una persona que te ame. Esto no es amor y nunca vas a estar bien en esta relación. 

Géminis

Charlar, salir, socializar y descubrir. Esto es lo que a ti te gusta. Te encanta. Y, sobre todo, pasar tiempo con los tuyos. Eres directo y conciso. Das tus opiniones sin más y te molesta, muchísimo, que alguien te diga que no lo hagas. La frase “políticamente correcto” no va contigo. Eres sincero hasta la médula. Por este motivo, una persona que te quiera nunca intentará convertirte en una persona que solo diga lo que los demás quieran oír. Si es amor, esta persona nunca se incomodará porque des tus opiniones más sinceras. 

Cáncer

¡Eres casero! Reconozcámoslo. Y te encanta pasar tiempo con la familia. No hay más. Eres lo que eres y estás de lo más orgulloso de ello. Si esta persona te quiere, no te obligará a salir; no te apretará para que cambies tu esencia, tu modo de ser. Pese a que puedas tener sentimientos profundos por esta persona, también debes saber cuándo dejar ir. Una persona que quiera que salgas, que solo estés por ella, no es una persona que demuestre amor por ti. 

Leo

Contigo, Leo, está súper claro. No te aman cuando quieren hacer desaparecer tu brillo. Cuando te quieren desplazar en la segunda o tercera posición. No, tú estás hecho para liderar, para resplandecer y para fortalecer a aquellos que tanto quieres. Sabemos que eres cuidadoso a la hora de seleccionar tus parejas, pero también debes tener en cuenta que hay muchas personas que no son lo que aparentan. Por muy fiel que seas, amigo, nunca debes dejar que nadie te apague. Eso no es amor. 

Virgo

Virgo, lo tuyo es el perfeccionismo; es estar por los demás. Y no debes cambiar por nada. Ten en cuenta que el amor no se basa en celos o en discusiones. Cualquier persona que pretenda alejarte de tus objetivos no es la persona adecuada para ti; cualquier persona que quiera que dejes de lado el ser detallista, que dejes de hacer tus planes o que dejes de prestar atención a aquello que te importa, no es una persona que te ame. Tenlo muy en cuenta antes de enamorarte, pues también sabes que luego te cuesta salir de las relaciones amorosas, sean tóxicas o no. 

Libra

Tienes un gran sentido de la justicia y eres elocuente allá donde los haya. Siempre sabes qué decir y te encanta tener un gran control sobre tu vida, sobre tus rutinas y sobre aquellos que dejas entrar en tu vida. Por ello, aunque te sientas profundamente enamorado, una persona que quiera que hagas cambios en tu modo de organizar tu vida y tus rutinas, que quiera que centres tu atención plenamente en ella o que te haga dejar de lado tus convicciones, no es tu persona. No te quiere si debes cambiar tu esencia.

Escorpio 

Bueno, Escorpio, sabemos que tienes una personalidad muy fuerte; eres un poco frío y vengativo. Pero, también escondes algunos sentimientos muy profundos. No eres de los que mejor expresa los sentimientos y las emociones, pero sí sabes demostrar cómo te sientes cuando quieres. Por ello, aquella persona que requiera de tu cariño, que te obligue a abrirte más, que sientas que no te deja respirar ni ser tú mismo, con toda tu complejidad, no es una persona que te quiera. 

Sagitario

Ten por cuenta, Sagi, que cualquier persona que quiera encerrarte, que quiera cambiar este amor por la vida que tienes y que quiera que dejes de lado lo que a ti te da tanta vitalidad, no es una persona que te quiera. Alguien que realmente te ame, te dejará libre. Compartirá contigo más o menos, pero nunca en la vida te dará a escoger entre tu vida social, tu amor por la vida y el suyo. 

Capricornio

Tienes una gran inteligencia emocional y sabes ver muy bien las cosas antes de que estas lleguen a ocurrir. Te centras en tu trabajo, en tus rutinas y en tus cuidados. Sin embargo, también sabes tratar con amor y cariño a esta persona que tanto amas. Sin embargo, ¿qué sucederá cuando te sientas menos importante en el trabajo porque destinas tus horas a otras cosas? O, cuando no puedas seguir con tus rutinas de entrenamiento, por ejemplo, o aquellas que te hacen sentir bien. Saca a relucir tu inteligencia e intuición y reconoce que esta persona que tanto “te quiere” solo quiere cambiar tu forma de ser. Eso, amigo, no es amor. 

Acuario 

Lo tuyo es ser independiente y tener tu espacio. Te encanta innovar y te preocupas, a tu manera, por los demás. Te encanta echar una mano cuando te necesitan, pero sin dejar de lado tus propias necesidades. Sabes bien que el amor es comprensión y acuerdos; nunca que tú dejes de ser tú. Aquella persona que quiera invadir tu espacio, que quiera todas tus horas, no te hará ningún bien. Recuerda que debes ser tú, por encima de todo. 

Piscis

Piscis, amas con todo el corazón y no te cuesta adaptarte a tu pareja. No está nada mal siempre que esto suceda dentro de unos límites. Eres todo un romántico y un soñador; vas en busca del amor verdadero. Pero, una persona que no ponga de su parte en la relación, que se aleje de ti a la más mínima o que entre y salga de tu vida, no es una persona que te ame. No es, ni será nunca, tu amor verdadero.