Géminis siempre te ha preocupado demasiado la imagen, es decir, lo superficial. Siempre has estado en busca de personas con una cara bonita y un cuerpo 10, pero eso ha llegado a su fin. Es hora de mirar otras cosas y es que Géminis, necesitas alguien a tu lado que sepa como estimular tu mente, necesitas a una persona inteligente, nada de cuerpos bonitos con cabezas huecas. Géminis no lo tendrás muy difícil, porque debido a esa personalidad tan radiante que tienes, todos acaban arrimándose a ti. Es como si viesen a un ser omnipotente en ti.

Géminis cuando dicen que tienes un don, es verdad, enamoras a cualquiera con tus palabras. Lo mejor de todo es que lo sabes y te encanta.

Por eso necesitas alguien a tu lado que te deje ser libre, que te deje ser tal y como eres y que no quiera frenarte demasiado, pero que sepa frenarte a tiempo cuando te estas excediendo. Géminis, eres una persona a la que le encanta hablar y esto a veces te pasa factura porque hablas más de la cuenta. A veces te abres demasiado con personas que no deberías de hacerlo.

Amas tu libertad y la de los demás, crees que todo el mundo tiene que ser libre para vivir su vida como le de la real gana. A pesar de ello, sabes que de vez en cuando necesitas a alguien que te diga todo lo que estás haciendo mal. Porque Géminis, siendo sinceros, crees que lo haces todo perfecto y eso es imposible.

Géminis estás muy acostumbrado/a hacer todo lo que te de la gana sin hacer ningún caso a lo que te digan los demás, pero en el fondo, también necesitas una persona que te guíe por el buen camino. Esa persona tiene que ser muy especial porque sabes que sino todo seguirá igual. Géminis sólo necesitas tener a alguien a tu lado que te acompañe hasta el fin del mundo.