ACUARIO Y EL DÍA DE SAN VALENTÍN

Acuario no necesita que una fecha, le diga cuando tiene que demostrar su amor. Acuario, no quiere que una vez al año, sea la oportunidad perfecta, para expresar o dejar claro todo lo que siente por una persona en especial. Por eso, quiere que San Valentín, sean todos y cada uno de los días del año. Sin excepciones. Acuario, no es un amor que se caracteriza por dar las demostraciones de amor más efusivas.

No se le conoce por su fuerte romanticismo, ni se le clasifica como el signo del zodiaco más enamorado de la vida. Pero, las apariencias, engañan, y con Acuario, no iban a ser menos. Esos pequeños detalles, que pasan desapercibidos para muchos ojos, son los que Acuario hace grandes.

Los agarra con fuerza y los convierte, en un verdadero tesoro. Simplemente, con una mirada, dice muchísimo más que con cualquier regalo exclusivo y caro de cojone*. San Valentín, es una excusa perfecta, para recodar a tu media naranja, todo lo que la quieres y Acuario lo sabe. Si tiene que hacer el teatro de su vida, porque a su pareja le encante ese día, lo hace. No hay problema. Pero en el fondo, no se siente del todo a gusto. No quiere que todo se reduzca a lo típico. Cenar, salir, hacer algo diferente y terminar en la habitación con fuegos artificiales incluidos.

Si hay que arriesgar, se arriesga. Si hay que marcar la diferencia, se hace. Acuario, no tiene ningún tipo de problema en representar todo lo que siente hacia su amor, pero lo quiere hacer a su manera.

Sorprendiendo, dejando un hilo de misterio en el ambiente, dando pistas, muy suavemente. Despacio, saboreando cada momento. Que sí, que seguramente que una buena cena caiga. Un regalo, también. Pero el verdadero tesoro, es lo que viene después. Acuario, abriendo de par en par, las puertas de su corazón, y enseñando a través de su mirada, que sus sentimientos, son fieles y que su amor, es muy grande. Para Acuario, ese es el verdadero San Valentín.

2018-02-13T11:44:13+00:00