POR QUÉ ACUARIO NO DEJA IR

A la hora de la verdad, a Acuario le da mucho temor el tener que enfrentarse a una despedida que no quiere que llegue. A la hora de la verdad, Acuario prefiere retener antes que dejar ir. No lo dice, no quiere que se note en sus gestos, le da miedo que se vea esa parte tan vulnerable y suya pero es la verdad, Acuario sufre mucho cuando siente un vacío enrome en el hueco de su corazón.

En el fondo, a Acuario le cuesta mucho el poder decir adiós a algo o alguien que forme parte de su vida diaria. Si tuviera que decir adiós a un objeto, una señal o un amuleto que le acompañó por mucho tiempo, sería casi traumático, porque Acuario es muy espiritual en estos casos y si tiene algo que fue un regalo de alguien como amuleto, ni adiós, ni hasta luego, ni nada de por el estilo, Acuario no podría desprenderse de ello en la vida. Por eso, si cediera y lo hiciese, sería muy duro, porque Acuario sentiría que le falta algo, una parte de cuerpo, un trozo de su mente, estaría desnuda/o sin su compañía….

Si la despedida se ciñese en el tema amoroso o de amistad, sería igual pero con toques de melancolía. Es decir, Acuario podría despedirse, podría decir adiós y podría emprender un nuevo camino, claro que sí, pero su mente sería la encargada de llevarle remordimiento y cargos de conciencia.

Su mente, sería su despertador personal, el que le avise de lo que hizo, el culpable de que nunca olvide y no, no es plato de buen gusto para Acuario. La sensación de haber fallado por haber dicho adiós, Acuario no la quiere ni en pintura.

¿Por qué no deja ir Acuario? Porque siente más de lo que aparenta, porque quiere más de lo que siente y porque ama más de lo sabe. Acuario, es muy sentimental para estas cosas y más aun, si le toca decir adiós y su corazón no está preparado del todo.

2018-10-04T10:13:19+00:00