Estamos casi en el ecuador del 2019, durante estos primeros meses hemos aprendido un montón de cosas, pero todavía quedan muchísimos días del año para seguir aprendiendo más. Va a ser un mes de cambios para ti, Escorpio, junio viene cargadito de cosas nuevas, pero no te asustes, esos cambios van a aportarte un montón de cosas positivas. Esos cambios van a enseñarte muchas lecciones y gracias a ellos vas a aprender a no tener miedo a nada. En junio, Escorpio, vas a transformar todo lo malo, todo lo que te hace sufrir en algo positivo.

Este mes vas a aprender que el cambio puede ser una bendición para ti.

No eres una persona que le tenga miedo a arriesgar, es más, eres de los que defiende la frase que dice que quién no arriesga no gana. Sabes perfectamente que el éxito llega a la vida de aquellos que no tienen miedo a nada. Pero, hay que reconocer, que los cambios dan miedo a cualquiera. Además, Escorpio, tú eres de los que piensa que los cambios pueden llegar a desestabilizar tus emociones y tus sentimientos.

Normalmente te gusta tenerlo todo bajo control y cuando llega un cambio inesperado a tu vida lo pone todo patas arriba. Pero, Escorpio, es hora de empezar a darse cuenta de que detrás de ese cambio puede haber una grandísima oportunidad.

Este mes toca ser dueño de tu propia vida, de ti mismo y de tus sentimientos.

Después de todo lo vivido, incluso harás todo lo posible para atraer los cambios a tu vida. Porque sabes que es lo mejor que ahora mismo te puede pasar, porque los necesitas como el aire que respiras. Necesitas cambios para sentirte vivo, necesitas esas aventuras para poder ser tú mismo. Este año has pasado por momentos bastante duros, pero parece que poco a poco vas viendo la luz al final del túnel. Pero ahora mismo no quieres estancarte, quieres vivir la vida al máximo.

La vida va a demostrarte, otra vez, que cuando menos te lo esperes, cuando menos preparado estés, las sorpresas y los cambios llegarán. Pero tú, a partir de ahora, estarás preparado a enfrentarte a todo eso a mucho más. Has crecido y has madurado a base de golpes, ahora mismo no le tienes miedo a absolutamente nada.