ESO QUE ARIES HACE SIN QUERER Y MOLESTA AL RESTO

Lo que más molesta de Aries es que casi nunca dice cómo se siente realmente. Si está triste o le ha pasado algo malo, prefiere maquillar sus sentimientos con una sonrisa con tal de no ir dando explicaciones a la gente. A los demás, esto les molesta bastante, porque muchas veces confían tanto en Aries que no se esperan que fuese así. Se esperaban que al menos le contase qué es lo que pasa a las personas que más confía, pero es que a veces ni eso.

Puede contarte algo, pero no siempre va a ser lo que estabas esperando escuchar.

Otra cosa que saca de quicio a los demás es su impaciencia. No soporta cuando alguien llega un minuto tarde y le cabrea mucho la gente que es impuntual, aunque solo sea por un segundo. Esa impaciencia le lleva a ser bastante impulsivo, algo que no es del agrado de cualquiera. Dice cualquier cosa que se le pasa por la mente y hace lo que le apetece en ese momento, a veces sin pensar en las consecuencias o sin pensar si está molestando a alguien.