Partiendo del hecho de que no existen signos del Zodiaco mejores ni peores, ni más perfectos ni menos, sí que hay algunas facetas de la personalidad según nuestro signo que nos hacen más atractivos hacia otras personas. Si tomamos, a Aries y a Piscis como ejemplo, ¿cuál de los dos creéis que gusta más?

Vamos a repasar dónde está el atractivo de uno y el otro a ver si podemos llegar a alguna conclusión. No olvidéis, sin embargo, que hay cosas de nuestra forma de ser que le gustan mucho a unas personas y a otras nada. O que podemos gustar mucho a alguien si busca a un amigo pero que no le sirvamos de nada si lo que busca es enamorarse. Sin olvidar que el atractivo también va por días, y que a veces que nos sentimos con el atractivo a la altura del tobillo, le hemos encantado a alguien. ¡Alucinante, pensamos! Y otros días salimos a matar con nuestra mejor cara, pelo y ropa y volvemos arrastrando los pies, sin un puto céntimo y sin que nadie nos haya mirado ni una sola vez (salvo para no chocarse con nosotros).

Así que vamos a centrarnos en la personalidad de Aries y de Piscis en cuanto a ese atractivo con el que atraen a otras personas. Se trata de conocer mejor a estos signos, de ayudarles a ellos a que se conozcan mejor y sobre todo de pasar un buen rato a costa del Zodiaco que benditas alegrías nos da.

Empecemos repasando el atractivo de Aries, que lo tiene, sin lugar a dudas. Y eso que Aries, con esa fama de creerse un poquito el centro del universo y de darse toda la importancia que tiene y más, pues puede caerle mal a más de uno. Por no hablar de los que critican esa sinceridad suya que tanto duele o ese sacar conclusiones a la primera sin esperar a tener más elementos de juicio.

Pero sí, el atractivo de Aries está ahí a pesar de estos defectillos. ¿Y por qué? Porque al mismo tiempo que Aries la caga en algunas cosas, tiene otras que provocan admiración en los que le conocen. Su capacidad para tomar decisiones y hacerlo rápido, por ejemplo, gusta mucho a los demás. Allí donde llega Aries y un amigo tiene problemas para ver algo claro en su vida o para tomar una decisión importante, Aries se hace cargo de la situación y le va a ayudar a muerte y sin pensárselo dos veces. Aries gusta también porque te hace la vida entretenida, porque no tiene miedo a nada y porque hace muchas cosas que otros tienen miedo de hacer. Aries se enfrenta a la vida con valentía, todo lo contrario a esas personas paralizadas por el miedo, el orgullo o la ignorancia.

¿Y Piscis? ¿Hay alguien que no conozca aún donde está el atractivo de Piscis? Y lo que es mejor, si Aries es alguien totalmente consciente de su encanto y acostumbrado a gustar, parte del atractivo de Piscis es precisamente que es alguien que no es consciente del atractivo que tiene.

Pero lo tiene. Piscis se mueve por la vida preocupándose de los demás, dándoles todo lo que puede y más y viviendo casi para eso. ¡Cómo no va a tener la gente debilidad con los pececitos! Piscis hace que los demás se sientan bien a su lado por su generosidad en atenciones, cariño y comprensión. Todas estas razones nos revelan a alguien muy popular entre los demás por ser alguien que sólo piensa en hacer el bien al resto, en que se sientan bien consigo mismos. Y por eso eligen la compañía de Piscis entre otras muchas.

Y ahí estaría el quiz de la cuestión. Que a primera vista la personalidad de Piscis es más atractiva pero por culpa de ser tan buena gente se le acercan demasiadas personas inadecuadas. Y que la personalidad de Aries parece menos atractiva por su dureza y egocentrismo y sin embargo se suele ganar el respeto y la admiración de muchas personas. Vamos, que rizando el rizo, resulta que ser buena persona debería hacernos más atractivos pero no es así. Piscis es buena persona, es agradable y mucha gente le adora pero por ser así atrae a personas que lo que hacen es aprovecharse de su forma de ser tan generosa. Y Aries que va por la vida subidito porque parece alguien muy seguro de sí mismo, atrae a personas por su fuerte carácter.

En fin, que aquí tenemos dos personalidades en las que el atractivo en Aries aumenta a pesar de sus defectos y el de Piscis baja a pesar de sus virtudes. Tremenda conclusión que nos reafirma en que las personas nos resultan más atractivas por su seguridad y por ser más difíciles de conquistar. Y al revés, valoramos mucho las virtudes de una persona, pero si se entregan a los demás y son dependientes les quitamos puntos por ello.

Bueno, pues ya le hemos sacado un poco de punta a la comparación en encanto de estos dos signos y creemos que ganar ganan los dos. Aries tiene su atractivo y Piscis el suyo, y habrá quienes entiendan perfectamente el de Aries y quienes se queden con el de Piscis. Si el atractivo es lo que hace que gustemos a otros y que nos admiren, queda claro entonces que estos dos signos tienen un 10 cada uno en su estilo.