Cuando te enamoras, Aries, cuando encuentras a la persona adecuada, te das cuenta de que no actúas como normalmente, que haces cosas que no hacías antes. Y es que, Aries, tienes que empezar a aceptar que el amor es capaz de cambiar a cualquiera y que no es algo malo, simplemente es un proceso de crecimiento y algo que te convierte en una persona más madura. Eres uno de los signos más independientes del Zodiaco, pero cuando estás completamente enamorado, sientes como ahora tu vida empieza a ‘depender’ un poquito más de la otra persona. No te importa reorganizar tus horarios o tu agenda para buscar un hueco y ver a tu pareja. Haces esto simplemente porque te sale de dentro, porque quieres pasar tiempo con esa persona.

Antes de enamorarte, Aries, la idea de compromiso era algo loco para ti. No te veías compartiendo tu vida con una persona durante mucho tiempo.

Tú eras más de ir y venir, de disfrutar la vida sin depender de nadie. Para ti, tu trabajo, tus sueños e incluso, tu gente, estaba por encima del amor. Eras de esas personas que pensaba que enamorarse o tener una relación lo único que iba a hacer era entorpecer tus proyectos y estropear todo lo que has conseguido. Pero en el momento en el que dejas entrar a esa persona a tu corazón, descubres que no es así. Experimentar esa conexión tan fuerte con alguien lo que ha conseguido ha sido darte más motivación e inspiración para luchar por tus sueños, porque además de estar enamorado de una persona, estás enamorado de la vida. Ahora, Aries, poder compartir tu éxito y tus recompensas con otra persona te hace absolutamente feliz.

Eres puro adicto a la adrenalina, a vivir la vida al límite, incluso, Aries, hay veces que el caos te gusta y te hace sentir bien. Pero cuando te enamoras, todo esto cambia. En ese momento, empiezas a valorar muchísimo la estabilidad, tanto la tuya como la de la relación. Prefieres estar emocionalmente estable para dar mucha más seguridad a tu pareja. Reconócelo, Aries, cuando te enamoras, todo tu mundo cambia por completo. Incluso cosas que antes negabas por completo ahora empiezan a gustarte poco a poco…