Rabia, enojo, humillación, son muchas las grietas que deja una infidelidad. Es una experiencia que te rompe, hace que provoquen náuseas los corazones en el aire y decides cerrar las puertas al amor, por un largo tiempo. Pero, ¿qué harías si descubres que tú eres el segundo plato? Si la traición duele, darte cuenta que eres el “otro” en la relación, rasga hasta lo más profundo de ti. Cada signo del zodiaco tiene una manera de reaccionar, pero lo que sí debe quedar claro es que no van a permitir que les vuelvan a ver la cara. Así actúa cada signo cuando descubre que es el segundo plato:

Aries 

Si Aries descubre que todo el tiempo le has estado viendo la cara, tienes que saber que es el fin de la relación. Se da cuenta de que vales tan poco que no le interesa ninguno de tus tontos argumentos. No esperes que te reciba con una sonrisa y si insistes, te terminará aventando todo lo que encuentre a su paso. Recuerda que es impulsivo, arrebatado y que cuando la ira se apropia de su alma, se olvida de toda moralidad. Pero, tranquilo, sólo es el momento en el que tiene que descargar toda la basura, no invertirá tiempo en venganza. Se van como los grandes, dejando huella y con toda la indiferencia del mundo, simplemente ya no significas absolutamente nada en su vida. Aries, disfrutará más cuando el karma te ponga en tu lugar y vengas de rodillas a suplicar. Olvídalo, un perdón sólo sucederá en tus sueños. 

Tauro 

Aquél que se atreva a tener una relación al mismo tiempo que le dice a Tauro que lo ama, realmente tiene mucho valor, porque no sabe la fiera que puede despertar. Es el toro del zodiaco, el que una vez que el enojo se le mete en cada poro, no hay quien lo detenga. Vas a necesitar bastante perseverancia para rogar, porque a la primera te va a ignorar. A Tauro le gustan las cosas de frente, odia andar con rodeos y sentirse como plato de segunda mesa le pega en el orgullo y ahí sí no hay marcha atrás. No te va a lastimar, ya no eres nadie en su vida, simplemente se va a reprochar a sí mismo, por no ver las banderas rojas y dejar que alguien que vale tan poco pudiera entrar en su vida. A Tauro, le duele más el tiempo invertido, las veces que te presentó a sus amigos, las convivencias con su familia. Ahí es cuando se siente decepcionado, cómo pudo abrir las puertas de par en par, de su vulnerabilidad. No se dio cuenta, eso hiere más. 

Géminis 

¿Te atreviste a verle la cara a un Géminis? Lo único que te puedo decir es que empieces a suplicar pero ya, porque no hay nada que pueda ablandar su corazón, después de una traición tan baja. El problema es que a Géminis le cuesta mucho entregarse, hay una parte en su interior que desconfía de todo y con situaciones así lo comprueba todos los días. No esperes un regreso, lo que más odia es sentir que se conforma con migajas. Para que este signo se sienta cómodo y decida tener una relación, se requiere tiempo y mucha paciencia. Pero si lo rompen de una forma tan baja y descubre que es el plato de segunda mesa, hará que te arrepientas de una forma que ni te imaginas. Géminis, por las buenas puede ser la persona más dulce del mundo, pero por las malas no te da oportunidad de respirar. Simplemente no tienes idea de con quién te metiste y no, no necesita ponerte ni un sólo dedo encima, su poder es mental y con eso puede hacer pedazos a quien sea. 

Cáncer 

Sí, Cáncer es tan bueno, que posiblemente te dará la oportunidad de escucharte. Pero, no va a creer ni una sola palabra de lo que digas, simplemente se da cuenta de que necesitas hundirte en tus propias mentiras y por lástima te deja ser. Sin embargo, no esperes que vuelva a ti como si nada. Lo que más detesta es la deslealtad, darse cuenta que estuvo compartiendo momentos increíbles con alguien que en realidad nunca conoció. Ahí es cuando Cáncer entiende que se enamoró de una versión inventada, su imaginación le hizo una mala jugada, porque se encargó de maquillar cada uno de tus defectos. Cáncer, puede sonreírte y decirte que todo está bien, pero en cuanto cruces la puerta te olvidas de su amor para siempre. Es un signo que vale mil noches de desvelo, un montón de amor y un corazón de verdad, no se va a conformar con ser el plato de segunda mesa. 

Leo 

¡Uy! Lastimar a un Leo de esa forma, es realmente de las peores decisiones que puedes tomar en esta vida, porque eso es sinónimo de meterte en lo más profundo de su orgullo. Es un signo que se entrega de verdad, es decir, no quiere nada a medias, es demandante y darse cuenta que él era el tercero en la relación, es muy doloroso. No hay duda de que dejará a la persona y no lo va a pensar ni un poco, no intentes que cambie de opinión, no le pidas que te comprenda. Es traición y esa no se borra con nada, así que lo mejor que puede hacer es desaparecer de tu vida. No sólo lo humillaste, le estuviste mintiendo mientras te dejaba entrar a sus días sin ninguna exigencia. Desde ese momento ya no significas nada, vales tan poco para él, que ni siquiera se tomará el tiempo de mencionarte con sus amigos. Borrón y cuenta nueva. 

Virgo 

Sin duda, de las peores jugadas que le puedes hacer a un Virgo tras sus espaldas, es darse cuenta de que lo estuviste engañando y que él era la segunda opción. Para él es sinónimo de caos, haces que salga de su zona de confort y ahí es cuando puedes llegar a conocer al peor de los Virgos. Puede que su personalidad la mayoría del tiempo sea tranquila, tímida y sin agresividad incluida, pero… cuando se siente herido la cosa cambia. No tienes ni idea de los arrebatos que puede experimentar un Virgo. En el momento la ira y el resentimiento se vuelven sus mejores aliados y su único objetivo es lograr que sientas al menos la mitad de su dolor. Quizás Virgo necesite saber más a detalle, ¿cómo fue que terminó involucrado en algo así? No te emociones, no averigua por ti, es por él mismo, porque quiere arrancar de raíz la situación y no volverte a ver ni en pintura. 

Libra 

Sí, Libra va a respirar profundo, mientras parece verte fijamente, pero en realidad se está yendo hacia atrás, está recordando todas las veces que te puso como prioridad y que tenía mucho miedo de entregarte el corazón, pero aún así lo hizo. Se siente muy confundido, decepcionado y con ganas de salir huyendo. Es un signo muy noble, puede romperse, pero más por lo que dio, que por la traición. El hecho de que veas que un par de lágrimas se asomen, no es sinónimo de que te va a perdonar. Si tuviste el atrevimiento de ponerlo como plato de segunda mesa, ahora tienes que asumir su adiós. Ya no confiará en ti, da igual si dejas o no a la otra persona. Simplemente siente que desperdició demasiado y que ahora lo único que quiere es estar un buen tiempo a solas, para limpiar todo el desorden que quedó en su corazón. 

Escorpio 

Algo tiene claro Escorpio, no quiere pelear su lugar en ningún lado, no ve la necesidad de competir con nadie y menos por amor. Lo peor que alguien puede hacerle es engañarlo, pintarle un mundo en el que la supuesta lealtad es lo principal, cuando en realidad no es así. Eso es de lo más bajo que alguien puede hacer y Escorpio no va a caer, su dignidad es mucho más grande que toda esa basura en la que lo intentas envolver. Así que, se va a sincerar, te dirá toda la rabia que hay dentro de él, porque no piensa quedarse con nada de ti. A la otra persona no la juzga, siente lástima por ella, porque está con alguien que vale tan poco. Olvídalo, no te va a perdonar, aunque te arrastres de dolor, y puedes estar tranquilo, porque Escorpio no invierte tiempo para vengarse de alguien así. Al final, sabes que es esa persona la que echará de menos tanto amor genuino de tu parte y esa es la mejor de las venganzas, porque no te volverá a tener. 

Sagitario 

Es indignante que la gente asuma que porque Sagitario tiene un corazón lleno de bondad, podrán tratarlo con la punta del zapato. Sí, tal vez le cueste menos enfrentar las heridas, sobre todo, porque se toma las cosas de quien vengan, y si se trata de una completa basura, todo lo facilita. Sin embargo, no quiere decir que va a aceptar convertirse en el centro de migajas. Si algo tiene claro Sagitario es que prefiere mil veces su soledad, antes de estar con alguien que no conoce el significado de lealtad. Dicen que no se compromete, porque no lo han visto enamorado y si le rompen el corazón después de que lo entrega todo, la cosa se pone peor. Es la primera y la última gota que el vaso va a derramar. No está para darle segundas oportunidades a nadie, tú elegiste darle el segundo lugar, ahora tienes que conformarte con ser nada en su vida. 

Capricornio 

Da igual lo mucho que llores, la cantidad de veces que repitas que no lo volverás a hacer. Capricornio es quien se viste de hielo en el momento que se siente traicionado, realmente no va a permitir que el poco amor de alguien lo haga pedazos. Sí, puede que sienta que su mundo ya no da para más, se va a arrepentir, porque no es de los que entrega el corazón tan fácilmente, pero en el fondo sabe que no tiene la culpa y que si la otra persona no se valora y no tiene la madurez emocional como para respetar una relación, no es su problema cambiarlo. En el momento que Capricornio se da cuenta que es plato de segunda mesa, es una despedida definitiva, no tiene tiempo para tus excusas, le da igual saber por qué lo hiciste. Pues, el acto habla más por ti, que todo el montón de mentiras con las que lo intentas convencer. Lo único que puedes hacer es respetar el momento, marcharte y no empeorar las cosas. 

Acuario 

Adelante, si quieres llorar, gritar, insultar, si tu objetivo es voltear las cosas y encima hacerte la víctima, sin duda, estás tratando con la persona equivocada. Acuario es un signo paciente, intenta mantener la calma, porque no se lleva bien con los conflictos, pero eso no quiere decir que hará como si nada pasara después de descubrir que todo este tiempo, él ha sido la segunda opción. Eso es sinónimo de romperlo y tal vez no te diga nada en el momento, pero por dentro está recordando todo lo vivido y las tantas veces en las que su intuición le dijo que algo extraño pasaba, pero no le hizo caso. Ese es su coraje, darse cuenta que hasta sus amigos le decían que no valía la pena y aún así lo intentó. Acuario está listo para decirte adiós, no hay nada que lo haga volver. La grieta se abrió y ahora tendrá que esforzarse mucho para sanar. 

Piscis 

Uno de los momentos más duros para Piscis, es ese en el que descubre que dio demasiado, que se esforzó por ver el lado bueno en alguien que valía tan poco. Ahí es cuando se cuestiona su lado sensible, porque Piscis tiende a ser muy comprensivo, siempre confiando en la bondad del otro, cuando en realidad hay gente que seguirá siendo basura el resto de sus días. Es triste, pero en el fondo Piscis entiende que la maldad del otro no tiene que afectar el amor que hay en su corazón. Al final, sólo quiere sentirse a salvo, saber que la persona que ama estará en sus peores momentos, pero es difícil aceptar que esa misma persona puede ser la razón de su dolor. No tiene sentido pedir disculpas, eso es hipocresía, es intentar tapar el sol con un dedo. Tampoco esperes que te perdone, simplemente dale su espacio y deja que se marche sin mirar atrás. Al menos, ten un poco de valor para despedirte de verdad.