No será fácil permanecer en la vida de Capricornio. Primero antes, tendrás que haber logrado entrar en su corazón y haberte ganado toda su confianza. Eso ya es complicado. Cada signo del Zodiaco tiene sus peculiaridades, su forma de ser, sus defectos, sus virtudes. Así es cómo Capricornio se quedará a tu lado, estos consejos te harán falta, sigue leyendo:

Si quieres disfrutar del premio gordo de la lotería y conseguir que Capricornio se sienta como en casa a tu lado, tienes que luchar. Tienes que darlo todo y no dejar que nada ni nadie te haga dar un paso atrás. Capricornio a su lado quiere a alguien que le escuche, que entienda su postura y que no se ponga a la defensiva de la nada. Capricornio se quedará contigo cuando ya no le cueste un triunfo el poder mirarte a los ojos y no flaquear al momento.

Se quedará a tu lado, cuando realmente sienta que debe ser así. Te dará su mano y te dejará que ames a su corazón, cuando sepa con total certeza que eres tú. Que tú eres la persona ideal que le va a dar toda la protección que quiere y necesita. Capricornio no disfruta nada de nada cuando tiene que abrir las puertas de sus sentimientos a la fuerza, por eso mismo valora como nadie el hecho de que le des su espacio. Capricornio ama que le den tiempo, que confíen, que no desistan y que tengan paciencia para dejar que sus verdaderos sentimientos puedan ser contados.

La gente tiende a quedarse con la primera impresión de Capricornio. La gente no tiene ni idea de que todo es fachada. Que debajo de ese montón de capas de corazas existe una persona muy diferente a lo que en realidad aparenta. Si Capricornio es tu talón de Aquiles, lucha por conseguir su amor. Si es tu debilidad, demuéstraselo. Capricornio necesita seguridad, sí, pero también puede arriesgar. También puede lanzar un tanto y dejarse llevar por lo que siente. No suele ser así, pero nunca se sabe.

Si quieres que la cabra sea la razón de tus días felices y el amor al que demostrar todo lo que sientes cada mañana, mueve el culo. Porque la luz de Capricornio no se gana de la nada. Ahora bien, el regalo que te llevas a casa, es mucho más que todo. Es una razón más para ser la envidia de todo el barrio, porque tener a Capri de tu lado, es un tesoro.