A todos nos ha pasado, de repente revisamos nuestro historial en cuestiones de amores y nos dan ganas de borrar algunas experiencias. Porque de plano hay quienes no se merecen ni un recuerdo en la memoria. Hablo de aquellas parejas a las que les quedó grande tu alma, pero lo bueno es que aprendiste y difícilmente te volverá a pasar. Así se recupera tu signo después de un amor al que le faltó valor:

Aries 

Esa persona te enseñó que un montón de intensidad se puede convertir en monotonía en el momento menos pensado. En su momento tu alma se sintió cómoda a su lado, pero con el paso del tiempo te diste cuenta de que su compañía te provocaba más inestabilidad que felicidad. Fue duro aceptar que te equivocaste, pero pudiste soltar de una vez por todas. 

 

Tauro 

Sinceramente, nunca has sido de esos que van como libro abierto en cuestiones de amor, sueles ser muy reservado. Sin embargo, con esa persona pudiste mostrar tu lado más secreto y te dejaste llevar. Todo parecía bonito, cuando tú lo sostenías,  pero entendiste que la falta de reciprocidad no es amor. No fue fácil volver a empezar, pero fue lo más sanador. 

 

Géminis 

Si tuvieras que hablar de una relación soñada, quizás citarías la que tuviste al lado de esa persona, pero sólo lo que vivieron al principio, porque después se convirtió en un tormento constante. Una de esas relaciones en las que tenías que suplicar afecto y hasta que te tratara con amabilidad. Tomaste la mejor decisión al irte, no lo dudes. 

 

Cáncer

Cáncer, es gratificante cuando encuentras a una persona que es capaz de amarte por encima de todo, te acepta tal y como eres. Alguien que no crítica la llamarada de intensidad que hay en tu pecho. Sin embargo, no todos los amores son genuinos, hay unos que fingen a la perfección y por mucho tiempo. Abriste los ojos Cáncer, te tardaste, pero lograste liberarte. 

 

Leo 

De pronto, esa persona se convirtió en tu motor, esa inspiración que te llenaba de energía de pies a cabeza para alcanzar tu mejor versión. Te dio todo a manos llenas, su atención, sus detalles, su compañía. Aunque, intentaste, no ilusionarte por lo rápido que todo se dio, te diste cuenta de que ya estabas muy enamorado. Lástima que después te mostró la cara del dolor. 

 

Virgo 

Te cuesta muchísimo confiar, Virgo, porque te ha tocado enredar el corazón con personas que prometen cuidarte, estar contigo en las buenas y en las malas, pero sólo te ven como un trofeo al que hay que presumir todo el tiempo. Es duro que te traten así, porque cuando te entregas pones la transparencia por delante. Por fortuna, ya te quitaste la venda de los ojos. 

 

Libra

Libra, hay una parte de ti que siempre va con cautela, no te gusta que se sumerjan en tus emociones al poco tiempo de conocerte. Eres reservado, porque el romance para ti no es un juego, le apuestas a algo grande, duradero y muy honesto. Sin embargo, esa persona te dejó con más miedos de los que tenías. Es la prueba de que nunca terminas de conocer a la gente. 

 

Escorpio 

Tu corazón es electrizante, no se conforma con esos amores que quieren un día y al siguiente no existen. Esa persona te cautivó por la manera en la que te brindaba toda su atención, pero bastó que te viera rendido a sus pies para que dieras un paso hacia atrás. Fuiste su capricho, del que se aburrió muy rápido, duele, pero descubrirlo también ha sido calmante.

 

Sagitario  

A ti te gusta la gente que conquista con lo que posee en su mente y en su corazón, las superficialidades no te atraen. Eres un signo que trabaja muy duro para conseguir lo que quiere y es por ello que no te dejas envolver por cualquiera que te sonría bonito. Sin embargo, ese amor te enamoró a tal grado que te olvidaste de tu esencia, cuando te diste  cuenta de lo mucho que te oscurecía saliste huyendo. 


Capricornio 

Te gusta que tu pareja sea mucho más que alguien con quien compartes atracción. Le apuestas a esos amores en los que la confianza los define, a los que puedes contarle tu vida entera sin miedo a que te juzguen. Creíste que eso era lo que tenían, que su lazo era inquebrantable, pero fuiste un capricho más de su lista. Te dolió, pero que se marchara fue lo mejor. 

 

Acuario  

Todavía recuerdas lo bonito que empezó todo, una relación en la que la compresión no se pedía, fluyó desde el primer intercambio de palabras. Sin embargo, las grietas comenzaron a salir, esa persona descargaba toda su furia en ti, como si tú fueras responsable de los fantasmas que no le permiten avanzar. Fuiste demasiado tolerante, pero se acabó. 

 

Piscis

En definitiva, Piscis, una parte de ti se siente muy inquieta al empezar a formalizar una relación, porque te pasan mil cosas por la cabeza, te aterra que la persona no se entregue de la misma manera que tú y termines con una decepción más en el corazón. Eso fue lo que sucedió con ese amor, le demostraste tu lado más transparente y lo único que hizo fue ensuciarlo con sus actitudes.