CÁNCER Y LAS RELACIONES

A la hora de hablar de las relaciones, Cáncer es un signo bastante complicado de entender. El carácter lunático de Cáncer es el que le hace no tener bien claro lo que quiere. Por un lado, es cierto que Cáncer disfruta mucho de su independencia. Cuando está soltero/a, se da cuenta de que puede disfrutar al máximo de sus amigos, de su familia y de sí mismo. Es feliz cuando puede dedicar su tiempo en cuidarse, en mimarse y en pensar en lo qué realmente quiere en su vida.

A Cáncer le gusta estar soltero, porque se siente libre, siente que puede hacer lo que quiera sin dar ninguna explicación a nadie.

Pero cuando está soltero/a se da cuenta de que en el fondo le falta algo para sentirse totalmente completo/a y ser totalmente feliz. Y no es ningún mito, pero a Cáncer le encanta enamorarse. Le encanta disfrutar de ese sentimiento que recorre todo su cuerpo cuando está con esa persona que tanto le gusta.

A Cáncer no le preocupa la soledad, a Cáncer lo que de verdad le preocupa es no tener a alguien en quién confiar al máximo y con quién compartir sus mejores momentos. Cáncer desea tener un compañero de vida. En el fondo, es bastante dependiente y necesita a su lado a alguien que le cuide y le apoye a la hora de tomar decisiones importantes (o no tan importantes). Y es que, además, cuando Cáncer se encuentra en una relación, pone todo su empeño y todas sus ganas para que todo salga bien, para que su corazón no vuelva a sufrir.

Se preocupa porque la otra persona se sienta protegida y querida, y Cáncer a cambio quiere también sentir lo mismo. Por mucho que quiera, Cáncer sabe que no puede estar soltero. Pero es que tampoco tiene prisa por enamorarse. Cáncer sabe que para encontrar a la persona adecuada hay que esperar…

2018-06-07T10:11:50+00:00