CAPRICORNIO Y LA ANSIEDAD

Eres muy propenso a la ansiedad Capricornio, y eres muy propenso porque tienes una memoria de elefante, una memoria increíble para todo, especialmente para las cosas malas. Tú eres tu raíz de tu ansiedad muchas veces Capri, tú te presionas hasta límites insospechados y estableces plazos demasiado estrictos. Relaja tu mente Capricornio, relaja tu cuerpo, tu cabeza, tus pensamientos…

No todo es blanco o negro, no todo tiene que ser ya…

El pasado debe de quedar atrás como sea o ¿quieres estar recordándote toda la vida todo eso que salió mal? Por favor, no se puede vivir así, no se puede avanzar de esa manera Capri. Es cierto que es muy complicado olvidar algunas cosas, es cierto que es muy complicado pasar página y sobretodo cuando esos capítulos te llegaron a hacer tantísimo daño, pero lo cierto es que es lo que es, y el pasado ya no se puede cambiar, y hay que aprender a convivir con ello, y hay que procurar no recordarlo cada día. Muy poca gente conoce la ansiedad de verdad, muy poca gente ha llegado a tener la ansiedad que tú puedes llegar a generar.

A ti se te paraliza todo Capri, el mundo se te cae encima y, aunque sigues caminando y no dejas de hacer tu día a día, por dentro estás agotado, por dentro tus pensamientos te acribillan constantemente sin parar…

Y eso es una locura, para ti el primero.

Tienes que cambiar el chip y vivir el ahora como sea, tienes que olvidarte de lo que pasó y del daño que te hizo y si no perdonas Capri, lo mejor es que acabes con todo. No puedes pasarte toda la vida al lado de algo o de alguien a quien no has perdonado, porque cada vez que lo veas será como volver atrás, y recordarás, y te hervirá la sangre de nuevo, y volverás al mismo punto del que estás deseando marcharte… Todo es un caos Capricornio, cuando tienes ansiedad todo es una locura…