Superar una ruptura no es nada fácil y es un proceso que requiere de algunos meses. Sanar las heridas de un desamor es una de las tareas más complicadas a las que todos nos enfrentamos alguna vez. Sin embargo, está comprobado que hay ciertas maneras de superar esta fase mucho más rápidamente: el perdón a uno mismo, el perdón a la otra persona y el pasar página cuanto antes. Pese a que puede parecer complicado, todos podemos superar una fase así. Aquí descubrirás cómo acabas tus relaciones según tu signo y cómo te tomas que te dejen.

Aries

Los Aries suelen terminar las relaciones de un día para otro y sin dar lugar a segundas oportunidades. Son personas que pueden ser muy pacientes, pero también son de lo más temperamentales. Por ello, suelen demostrar que la cosa no acaba de ir bien con el fin de intentar solucionar los problemas. Pero, de no hacerlo, cortan la relación sin más y se van sin mirar atrás. Suelen ser personas muy contundentes en este sentido y no les cuesta pasar página una vez han tomado la decisión.  

Tauro

Los nativos del signo de Tauro no se caracterizan por ser los que acaben las relaciones, sino todo lo contrario. Son personas que se comprometen para toda la vida y es algo que dejan muy claro a sus parejas. Por ello, suelen dar por sentado que todo funciona bien y viven al día en cuanto al amor. Sin embargo, cuando les dejan, los Tauro se lo pueden tomar muy mal. Les cuesta pasar página y suelen intentar estar en contacto con sus ex, lo que no suele acabar muy bien y, menos, para ellos. No les es fácil dejar ir y, por este motivo, suelen sufrir bastante.

Géminis

Cuando un Géminis siente que su relación de pareja no funciona, intentará hablar del tema y probar todo lo que sea necesario para mantener esta relación. Sin embargo, de ver que no funciona, pondrá las cartas encima de la mesa en forma de ultimátum. Si su pareja sigue sin querer entablar conversación, entonces es más que probable que Géminis tome cartas en el asunto: cortará la relación muy a su pesar. Y, cuando esto sucede, los Géminis suelen sufrir mucho. 

Cáncer

No veremos a un Cáncer cortar una relación muy a menudo y es que ellos son más de hablar de los problemas y encontrar soluciones comunes. Por ello, cuando sucede lo contrario, se lo toman muy mal. Para un Cáncer, que su pareja les deje, puede ser de lo más devastador y, la verdad es que les cuesta mucho reponerse de las rupturas. Por este motivo, no son personas que den oportunidades de buenas a primeras y siempre intentan asegurarse de encontrar la persona adecuada antes de dar paso alguno. Las rupturas son de lo más complicadas para ellos.

Leo

Los Leo suelen pasar página bastante rápido. ¿Por qué permanecer en un sitio si ya no se les quiere? Los nativos de este signo tienen las ideas muy claras y, por ello, cuando ven que la cosa no funciona, se alejan sin más. Esto no quiere decir que no lo pasen mal, sino que saben cuando es el momento adecuado para retirarse. Si son ellos los que deciden acabar con la relación, lo harán de un modo suave, pero firme. Y ellos no dan segundas oportunidades. 

Virgo

Los Virgo tienen muchos problemas a la hora de superar rupturas y es que son los que más mal lo pasan de todo el Zodíaco. Cuando un Virgo quiere a alguien, busca lo mejor para esta persona; se entrega al 100% y disfruta de su relación de pareja al máximo. Son personas muy empáticas y cariñosas a las que les gusta cuidar su relación. El período de superación de un desamor es complicado para ellos ya que suelen tener expectativas muy altas cuando hablamos de relaciones amorosas. Suelen necesitar de mucho apoyo de los suyos y defenderlos a capa y espada. Eso sí, si son ellos los que acaban la relación, ya no hay vuelta atrás. No es que se nieguen a dar segundas oportunidades de vez en cuando, pero tampoco es lo normal en ellos.

Libra

Un Libra es una persona muy diplomática y con los pies en la tierra. Se dan cuenta, rápidamente, cuando las cosas no funcionan y no lo dudan ni un solo momento a la hora de hablar de ello y dejar sus puntos de vista muy claros. Si su pareja los comparte y pueden llegar a un acuerdo, la relación seguirá y, probablemente, se haga más fuerte. De lo contrario, un Libra cortará la relación. Cuando esto sucede, los Libra saben usar bien las palabras y siempre intentarán no dañar a la otra persona. Por el contrario, cuando es su pareja la que acaba con la relación, los nativos de este signo entenderán sus puntos de vista, aunque no los compartan, y la dejarán ir tranquilamente. 

Escorpio 

Los Escorpio no suelen tener mucha paciencia por lo general. Por este motivo, cuando ven que su relación ya no fluye, tendrán “esa conversación” con su pareja. Los que han nacido bajo este signo son brutalmente sinceros y, en estas ocasiones, no son diferentes. Les cuesta ser diplomáticos y dicen todo cuanto piensan. Si creen que es momento de acabar con la relación, lo harán sin más. Por otro lado, cuando es su pareja la que decide acabar con la relación, los Escorpio lo tienen claro. Mejor separados que estar en una relación cuando esta ya no funciona. No tardan en pasar página y, además, nunca vuelven con sus ex. 

Sagitario

Sagitario, junto a Virgo, es uno de los que peor lo pasa cuando se acaba una relación. A diferencia de los Virgo, sí veremos a un Sagitario cortar una relación cuando esta ya no funciona, aunque les cueste mucho. Pero, esto no significa que no lo vayan a pasar muy mal. Pasarán meses hasta que podamos ver a un Sagitario recuperado de una ruptura y será necesario que sus amigos estén a su lado en todo momento. 

Capricornio

Los Capricornio son personas que dan muchas oportunidades y no les cuesta nada irse adaptando a sus parejas y al ritmo de la relación. Suelen conversar tanto como sea necesario y no les cuesta nada llegar a acuerdos con sus parejas. Sin embargo, cuando ven que, aún adaptándose a las necesidades de la otra persona, la relación no funciona, le pondrán fin. Lo harán cuando lo tengan muy claro y no darán segundas oportunidades. Cuando son ellos los que son dejados, los Capricornio lo pasan muy mal, pero nunca lo van a demostrar. Guardan sus emociones en su interior y se dedican a practicar deporte o cualquier afición que tengan. De este modo, liberan la mente y gestionan mejor el dolor.

Acuario 

Sin dudas y un poco a lo bruto: así es cómo los Acuario suelen acabar sus relaciones y es que no hay nada que odien más que las mentiras o las excusas. Por este motivo, ellos no lo van a hacer. Cuando sienten que la relación ya no funciona, se lo comunicarán a su pareja y acabarán con ella. No hay nada que se pueda hacer cuando han tomado esta decisión, por lo que es mejor dejarles ir. Si es la pareja la que acaba con la relación, los Acuario se lo tomarán mal, pero tampoco los vamos a pedir pidiendo segundas oportunidades ni montando un drama de ello. 

Piscis

Los Piscis aman intensamente, e intensamente sufren cuando les dejan. No se cierran a hablar de nada, y siempre están abiertos a cambiar y mejorar aquellos puntos que no satisfacen tanto de sus relaciones. Al tener este gran corazón y capacidad de adaptación, suelen pasarlo muy mal cuando la otra persona decide cortar la relación. Esperan lo mismo que dan ellos y esto, la mayoría de las veces, no funciona así. Por otro lado, cuando son ellos los que acaban con la relación, lo hacen con mucha diplomacia y cariño para dañar a su pareja lo menos posible. 

Una ruptura de pareja nunca es fácil, ni lo es por ninguna de las partes. Cuando una relación se termina nos afecta a todos, en mayor o menor medida. Por ello, es esencial que, a la hora de plantear una ruptura, lo hagamos de la manera más tranquila posible. Y, siempre debemos tener muy en cuenta los sentimientos de la otra persona.