La tercera fase de Mercurio retrógrado de este año 2019 comienza justo el 31 de octubre, coincidiendo además con la temporada de Escorpio. Es una temporada un tanto complicada en general para todos los signos. Todos empiezan a sentir como las cosas no salen justo como querían, como los malentendidos surgen de la nada, como el mundo va en contra suya. Además, hay que tener cuidado porque es una temporada en la que conviene no firmar contratos importantes y no tomar decisiones arriesgadas.

Con Mercurio retrógrado, Acuario, debes de prestar muchísima atención a tu cuenta bancaria, tanto para bien como para mal. Lo mejor es que intentes actuar en todo momento con la cabeza y que no gastes por gastar. Vendrán buenas oportunidades que te harán subir las cifras de tus ahorros, pero también cuida esos impulsos.

Todo lo que se haga con Mercurio retrógrado es algo de lo que puede que nos arrepintamos en un futuro no tan lejano. Es el momento de revisar cuáles son tus objetivos profesiones y hacia donde quieres ir en tu futuro. Pero también de mirar hacia atrás para ver si has estado haciendo las cosas bien o no. Es un periodo de retrospección y de examinar nuestra conciencia.

Eres una persona que vive el día a día sin planear, y eso, durante Mercurio retrógrado será algo que juegue muchísimo en tu contra. Ahora los imprevistos y los malentendidos surgirán de la nada y eso para ti es muy peligroso. Habrá momentos en los que sientas que no hay alternativa y que no puedes hacer nada para arreglar esos imprevistos. Te verás en la obligación, Acuario, de buscar otras alternativas, algo a lo que tú normalmente no estás acostumbrado.

Todo estará perdido y no tendrás otra que tirar para adelante como sea. Pero, lo mejor de todo, Acuario, es que a ti te gusta el desafío y los retos, así que esta temporada de Mercurio retrógrado será algo positivo, al fin y al cabo. Tendrás que dar lo mejor de ti para salir adelante, pero no hay duda de que al final saldrás con la mochila llena de lecciones por aprender.