La tercera fase de Mercurio retrógrado de este año 2019 comienza justo el 31 de octubre, coincidiendo además con la temporada de Escorpio, y termina el 20 de noviembre. Es una temporada un tanto complicada en general para todos los signos. Todos empiezan a sentir como las cosas no salen justo como querían, como los malentendidos surgen de la nada, como el mundo va en contra suya. Además, hay que tener cuidado porque es una temporada en la que conviene no firmar contratos importantes y no tomar decisiones arriesgadas.

A ti, Aries, te encanta la velocidad, te encanta ir a tu ritmo y hacer las cosas lo más rápido posible. Pues con Mercurio retrógrado las cosas no serán así. Sentirás como todo empieza a ir más lento de lo que te imaginas y como no puedes poner el pie en el acelerador para ir más deprisa. Esto lo que hará será que tu temperamento se encienda mucho más de lo normal y que todo lo demás empiece a torcerse también.

Durante este período necesitas mucha más paciencia que te costumbre. No pagues con la moneda que no toca, Aries. Con Mercurio retrogrado intenta no utilizar tu fuerza para conseguir lo que quieres. Hazlo mejor con paciencia.

Es importante, Aries, que durante este periodo de tiempo tengas muchísimo cuidado y que vigiles en quién o en qué inviertes tu tiempo, tu esfuerzo y tu dinero. Estos días vas a estar puedes incluso llegar a sentir como hay alguien que se aprovecha de ti y de todo lo que tú das al mundo. Observa muy bien y no tengas miedo a cortar relaciones que empiecen a aprovecharse de ti o que notes que estás dando más de lo que la otra persona te está dando a ti.

Mercurio retrógrado va a hacerte reflexionar muchísimo acerca de tus amistades y de tus relaciones en general. No va a ser un tiempo fácil, pero Aries, de aquí vas a sacar lecciones muy importantes, más de lo que crees. Así que, aunque haya momentos en los que decidas mandarlo todo bien lejos, aguanta y, sobre todo, sé paciente.