La tercera fase de Mercurio retrógrado de este año 2019 comienza justo el 31 de octubre, coincidiendo además con la temporada de Escorpio. Es una temporada un tanto complicada en general para todos los signos. Todos empiezan a sentir como las cosas no salen justo como querían, como los malentendidos surgen de la nada, como el mundo va en contra suya. Además, hay que tener cuidado porque es una temporada en la que conviene no firmar contratos importantes y no tomar decisiones arriesgadas.

Durante Mercurio retrógrado, ciertos fantasmas del pasado volverán a tu vida. Habrá alguien que volverá para pedir perdón, hacer las paces y dejar las cosas zanjadas. Debes de ser todo lo claro posible y no dejarte absolutamente nada en el tintero. Capricornio, habla las cosas y saca todo lo que tienes dentro, no te guardes nada para ti.

Ten muchísimo cuidado con la comunicación durante estos días porque Mercurio retrógrado juega en su contra. Si de verdad quieres hacer las paces, no dudes en aceptar sus disculpas. Pero si prefieres olvidar a esa persona, no tengas miedo a ser duro y claro. Todo lo que necesites, dilo lo más alto y claro posible.

Puedes incluso, llegar a sentir como ciertas relaciones se empiezan a convertir en una carga para ti. Hay personas que te agotarán por culpa de Mercurio, pero no te agobies, Capricornio, que el mundo ya te conoce. Si ves que alguien está traspasando un límite, recuérdale con amabilidad hasta donde puede llegar. Sentirás, además, como las cosas empiezan a paralizarse y a ir en contra de ti.

Los obstáculos nacerán de la nada, pero no te preocupes, échale la culpa a Mercurio retrógrado. Además, tú no eres de esos que esperan a que las cosas se solucionen solas y quizás eso puede ser un inconveniente ahora. Estás acostumbrado a tomar las riendas y hacerlo todo tú mismo, Capri, pero mejor estate quieto ahora mismo, ¿vale? Lo importante es que tú encuentres la paz y que Mercurio haga lo que le dé la gana.