La tercera fase de Mercurio retrógrado de este año 2019 comienza justo el 31 de octubre, coincidiendo además con tu temporada, Escorpio. Es una temporada un tanto complicada en general para todos los signos. Todos empiezan a sentir como las cosas no salen justo como querían, como los malentendidos surgen de la nada, como el mundo va en contra suya. Además, hay que tener cuidado porque es una temporada en la que conviene no firmar contratos importantes y no tomar decisiones arriesgadas.

Durante Mercurio retrógrado, a pesar de que todo sea un poco caótico, Escorpio, te vendrá bien volver a reorganizarte. Es el momento perfecto para poner los pies en la tierra y para darte cuenta de todo lo que has estado haciendo mal últimamente. Es un momento de introspección y quizás te des cuenta de cosas que no te gustarán ni un pelo. Te darás cuenta de que has tenido una postura que no ha sido del todo la correcta. Pero lo que debes hacer, en lugar de amargarte por ello, es intentar corregirlo, pedir perdón, tragarte tu orgullo y mirar hacia ese futuro que tantas ganas tienes de que llegue.

Tu vida durante Mercurio retrógrado es una auténtica montaña rusa de emociones. Además, coincide con tu temporada y eso será una locura. Habrá momentos de sensibilidad máxima y otros de energía a tope y pasarás de uno a otro en cuestión de segundos. Recibirás noticias que no te gustarán mucho, Escorpio, y las cosas no te saldrán como tú querías. Pero no tienes más opción que tomar cada curva que llegue a tu vida y confiar en que todo terminará.

A pesar de todo, Escorpio, el sol está ahora mismo en tu signo y eso te ayudará a sobrellevarlo todo mejor. Te dará la buena vibra que necesitas para pasar esos baches y para salir de lo malo. No permitas que nada se interponga entre tú y tu felicidad, Escorpio, y si eso sucede, lucha contra ello.