La tercera fase de Mercurio retrógrado de este año 2019 comienza justo el 31 de octubre, coincidiendo además con la temporada de Escorpio. Es una temporada un tanto complicada en general para todos los signos. Todos empiezan a sentir como las cosas no salen justo como querían, como los malentendidos surgen de la nada, como el mundo va en contra suya. Además, hay que tener cuidado porque es una temporada en la que conviene no firmar contratos importantes y no tomar decisiones arriesgadas.

A ti, Piscis, Mercurio retrógrado te obliga a analizar el mundo que te rodea, pero también, a analizar al máximo todas y cada una de las relaciones que hay ahora mismo en tu vida. Mercurio te obligará a poner todas las cartas sobre la mesa y a darte cuenta de la realidad a la que has estado cegado últimamente. Gracias a él, abrirás los ojos y te darás cuenta como durante este tiempo de atrás ciertas personas se han estado aprovechando de todo lo que tú dabas a la relación. Es muy probable, Piscis, que durante este periodo el pasado vuelva a tu vida presente, sobre todo, que cierta persona del pasado vuelva al presente.

Debes de andarte con muchísimo cuidado, Piscis, porque, aunque normalmente tu intuición siempre acierta, durante Mercurio retrógrado nada es lo que parece. Tu intuición estará muy fuera de lugar y tus habilidades intuitivas fallarán más que nunca. Lo mejor que puedes hacer es no actuar solo por lo que te dice tu intuición. Si lo haces, seguramente acabes equivocándote y arrepintiéndote.

Mira, Piscis, durante Mercurio retrógrado no tomes decisiones arriesgadas y así te ahorrarás muchísimos disgustos. Vive el día a día y punto. Porque si no, al final, esos errores pueden llegar a enfadarte contigo mismo y a sacar a la luz tu carácter más oscuro. Pero recuerda, que, aunque la realidad se ponga un poco turbia, siempre te quedan sus sueños para escapar y será allí donde ahora encontrarás las soluciones que tanta falta te hacen.