La tercera fase de Mercurio retrógrado de este año 2019 comienza justo el 31 de octubre, coincidiendo además con la temporada de Escorpio. Es una temporada un tanto complicada en general para todos los signos. Todos empiezan a sentir como las cosas no salen justo como querían, como los malentendidos surgen de la nada, como el mundo va en contra suya. Además, hay que tener cuidado porque es una temporada en la que conviene no firmar contratos importantes y no tomar decisiones arriesgadas.

A partir de ahora, Tauro, tienes que tener muchísimo cuidado con todo lo que haces, en especial, con una persona del pasado. Durante esta época, se abrirán muchas puertas que ya cerraste en tu pasado y puede ser muy peligroso. Intenta no caer en la tentación de volver a dejar entrar a tu vida a personas que ahora ya no se lo merecen. Mercurio retrógrado nos hace estar más débiles y vulnerables y puedes llegar a decir que si a alguien del pasado. Ahora mismo eso ni te conviene ni te viene bien, Tauro.

Igualmente, se despertará tu vena impaciente y sentirás como el estrés y el agobio empieza a recorrer todo tu cuerpo. Tu actitud tranquila desaparecerá por unos días para dejar paso a tu carácter más estresante.

Lo siguiente no es algo típico en ti, pero durante esta época todo cambia y puedes llegar a meter la pata cuando menos te lo esperes. Te convertirás en una persona muy impulsiva que toma decisiones sin meditar y sin tener en cuenta a lo que dice la razón. Mercurio retrógrado es totalmente incompatible con la razón. Estos días, además, la comunicación con la gente que te rodea, con la gente a la que quieres cambia muchísimo.

Vas a sentir como hay mucha más distancia entre esa persona que tanto te importa ahora mismo y tú. Pero no empieces a echar culpas a los demás y asume que tú también tienes parte de culpa. No vayas de orgulloso por la vida porque eso es algo que Mercurio también tiene en cuenta. En la comunicación es en lo que más va a afectarte Mercurio retrógrado, así que, Tauro, intenta manejar lo mejor posible esta situación… Con calma y con muchísima paciencia todo saldrá bien, así que, confía.