La tercera fase de Mercurio retrógrado de este año 2019 comienza justo el 31 de octubre, coincidiendo además con la temporada de Escorpio. Es una temporada un tanto complicada en general para todos los signos. Todos empiezan a sentir como las cosas no salen justo como querían, como los malentendidos surgen de la nada, como el mundo va en contra suya. Además, hay que tener cuidado porque es una temporada en la que conviene no firmar contratos importantes y no tomar decisiones arriesgadas.

Ten muchísimo cuidado con tu mente porque durante estos días, con Mercurio retrógrado, puede llegar a divagar demasiado. Tú siempre le das mil vueltas a las cosas, Virgo, pero ahora le darás todavía más. Vas a llegar a escuchar o a descubrir cosas que no te gustarán ni un solo pelo y te harán saltar a la defensiva para defender lo que es tuyo. Pero no, Virgo, aunque pierdas tu famosa paciencia, intenta controlarte. A pesar de todo esto, mantén tu cabeza bien alta y no te involucres en dramas que ahora mismo no te convienen.

Además, Mercurio es tu planeta regente y eso hará que este movimiento te afecte a ti bastante. Siendo sincero, Virgo, todo será un caos y eso para ti no significa nada bueno. Serán días complicados, pero intenta organizar tu vida lo mejor posible y aclarar esas ideas que han estado un poco dispersas. Ahora es cuando tienes que poner todo en el fuego, Virgo, cuando tienes que demostrar esa inteligencia que tanto te caracteriza.

No te sentirás a gusto contigo mismo e incluso puedes llegar a sentir que te estás traicionando a ti mismo. Lo que para ti normalmente es rutina, orden y normalidad, con Mercurio retrógrado se convierte en caos, incertidumbre y miedo. Pero para salir de esta, Virgo, lo mejor que puedes hacer es mantener los pies en la tierra. Aunque vengan días malos, tú eres fuerte, ¿lo sabes? Esto es simplemente un reto más que la vida te pone delante.