Amar a alguien significa aceptarle tal y como es. Estar a su lado, entender sus necesidades y ayudarle a crecer. Esto es esencial. Pero, hay ciertas cualidades y rasgos que nos hacen diferentes y, estas mismas, hacen que necesitemos sentirnos amados en un modo particular. Necesitamos ver ciertas acciones, comportamientos en esta persona con la que queremos compartir estos momentos tan especiales de nuestra vida. Si quieres amar a alguien plenamente y darle todo cuanto necesita, nosotros te contamos cómo amar a cada signo para hacerle sentir especial:

Aries 

Amar a un Aries es amar a un guerrero. A un guerrero con una gran fuerza interior, una persona que irradia valentía, pasión, fogosidad. Tanto que puedes llegar a sentirte avasallado por esta persona cuando la relación es seria. Los nativos de este signo son muy intensos, en todos los sentidos, y tienen la necesidad de expresarse en este sentido. Tienen la necesidad de dejar salir esta gran vitalidad que hay en ellos. Además, son personas súper activas y muy exploradoras. Les encantan las aventuras y los deportes de riesgo. Por ello, compartir estas aficiones te hará estar más cercano a esta persona. No te decimos que tú también debas practicar estos deportes de riesgo si no te gusta, pero sí que respetes a Aries cuando los practique porque, realmente, es algo que necesita. 

Tauro

Amar a un Tauro es amar a una persona que ama la vida. Le encantan los pequeños detalles que esta aporta y siempre busca degustar cada momento. A un Tauro no se le puede ir con prisas, necesita ir a su ritmo. Si le presionas, le vas a perder. Y cuando un Tauro se va, se va. Sin más.  Son personas muy claras, nobles y sencillas, las cuales abren su corazón y saben amar, pero odian, soberanamente, las prisas y las presiones. Además, quieren poder disfrutar de todo momento, de cualquier pequeña cosa que aparezca en su vida, por lo que les gusta estar en calma y paz para no perder ninguna ocasión que esta les ponga en su vida.

Géminis

Un Géminis es una persona que busca libertad, pero también un cierto compromiso, por lo que puede ser complicado de entender. Están bien en pareja; sin embargo, odian que intenten domesticarlos y que les controlen. No pueden con ello. De hecho, a cuanto más intentes presionar a un Géminis, más se alejará. Precisamente, todo lo contrario de lo que seguramente estás buscando. Otro detalle muy importante es que Géminis habla las conversaciones inteligentes y tiene una gran necesidad de saber, aprender. Es inquieto y siempre busca superarse. Así que, ya lo sabes, debes ser un libro abierto para él. Infórmate de los temas que más te gustan y charla con él sobre ellos. Verás que da su opinión atentamente, pero que, y lo más importante, captarás su atención al momento. 

Cáncer

Cáncer es una persona que estimula el crecimiento personal y necesita mucha seguridad emocional. Por este motivo, un nativo de este signo siempre te empujará a conocerte mejor y, con ello, conseguirá él también conocerte mucho mejor a ti. Y esta seguridad, es lo que hará que te ame con todo su corazón. Además, es importante que vea que te abres a él. Necesita ver que eres capaz de confiar en todo momento y por todo, incluso hablando de estas viejas heridas que puedas tener de un pasado. No es nada malo para ti, créenos: no solo conseguirás que Cáncer te ame mucho más, sino que te ayudará a superar aquello que aún no has solucionado. Es una persona que merece mucho la pena a la hora de ampliar tus miras y de conocerte mucho mejor. Y, además, disfrutarás de una relación comprometida y con una gran dosis de estabilidad. 

Leo

Un Leo no le teme a la sensibilidad y le importa muy poco mostrar su corazón, aunque no lo va a hacer gratuitamente y a la primera de turno. Le encanta dar ternura, amor y ocuparse de los que ama, pero también quiere sinceridad y las cosas muy claras. No solo te lo va a requerir, sino que te lo va a mostrar. Por ello, debes entender que, en más de una ocasión, Leo establecerá unos límites. Y, puede hacerlo de un modo un poco brusco. No obstante, no te apures, pues sabe compensar y mucho. Además, un Leo llama siempre la atención, con lo que vas a tener que lidiar con los celos si esta es parte de tu personalidad. Los Leo, aunque no lo busquen, siempre están en mira de los demás. Y les encanta. Es algo que necesitan. Por ello, busca siempre alabarle, pero ojo, sin mentiras. Son súper inteligentes. Debes aprender a amar su brillantez y, con ello, lo tendrás siempre a tu lado. 

Virgo

Virgo es un observador y un perfeccionista nato. No se le escapa ni una, por lo que, antes que nada, debes ser una persona sincera y detallista. Cuando estás con un Virgo, debes dejar de lado todo el ego que pueda haber en ti y debes ser capaz de compartir el protagonismo con él. Otro aspecto que es súper importante a la hora de querer a un Virgo es que debes entender que es súper meticuloso y obsesivo con algunas cosas. Por ello, debes intentar no cambiar el orden en el que tiene las cosas, por ejemplo. Y, por último, amar a un Virgo es amar una persona que tiene una lógica aplastante. No vas a poder engatusarle fácilmente, pues analizará todo cuanto hagas. Eso sí, puedes estar seguro de que tendrás una persona a tu lado súper resolutiva con la que los problemas acabarán siendo cosas insignificantes: siempre da, y muy rápido, con las soluciones. 

Libra

Libra tiene un gran equilibrio entre lo que piensa y en lo que siente. Se puede decir que es una de las personas más consistentes y fieles a sí mismas. Además, son personas que requieren tanto de intelecto como de sensibilidad; así pues, deberás demostrar tu capacidad de razonamiento, de ver las cosas desde diferentes puntos de vista y, sobre todo, deberás aprender a mostrar tu lado más sensible. Pero, lo mejor de todo es que puedes hacerlo libremente porque un Libra nunca se aprovechará de ello. Aunque la relación terminase, puedes estar tranquilo, ya que nunca van a intentar hacerte daño ni nada por el estilo. 

Escorpio 

Un Escorpio es una persona a la que le cuesta mostrar su lado más íntimo, más secreto con que empieza a plantearte la necesidad de paciencia. Deberás tener mucha. Te en cuenta que es súper misterioso y le encanta serlo. A más a más. Por ello, no te lo va a poner muy fácil: no es una persona que se descubra fácilmente lo que, oye, es una ventaja si te lo paras a pensar. Siempre tendrás algo nuevo por descubrir. Ahora bien, también es cierto que pueden ser personas un tanto frías en algunas ocasiones, por lo que deberás acostumbrarse a ello y no tomarlo nunca como nada personal. Es así y punto. Una vez se dé cuenta de que se ha pasado un poco de la línea, te pedirá perdón. Aunque a regañadientes. Ama a un Escorpio aceptando su necesidad de ser él mismo.  

Sagitario

Amar a un Sagi es fácil… Les encanta lo bonito, lo dulce, la vida… Son personas que siempre están de buen humor, fluyen con la vida y la viven al momento. Eso sí, también tienen una necesidad suprema de lo social. No puedes pretender tener a un Sagitario solo para ti, todo el tiempo. Si haces esto, saldrá corriendo, pues tampoco es muy amante de comprometerse al 100%. Esto no dice que no te vaya a ser fiel. No es eso. Pero, necesita tener tiempo para los amigos, para dedicarse a sus pasiones, a lo que le gusta. Y, por último, debes saber que un Sagitario ama todo lo espiritual. Tiene una clara tendencia a ello. Así que prepárate para conversaciones de lo más profundas. Con todo, tener a un Sagi cerca compensa y de lo lindo. Vivirás la vida plenamente, tendrás buenas dosis de amor y una vida social de lo más activa. 

Capricornio

Un Capri, a veces, puede ser autoritario y tener el ego un poco subido. Pero, lo cierto es que son personas que saben amar con todo el corazón. Nunca te sentirás falta de ello. Y, además, admiran a sus parejas. Son súper observadores y saben apreciar hasta los más mínimos detalles. Además, dado el gran control sobre sus propias emociones, son personas con las que las discusiones no suelen estar en el orden del día. Son intuitivos y de lo más receptores, por lo que te aseguramos de que sabrá, en casi todo momento, darte aquello que necesitas. Sin embargo, también cabe destacar que son un poco obsesivos con las responsabilidades. Y, sobre todo, con el trabajo. Por ello, aman personas que tengan estas mismas cualidades, aunque hasta sus extremos. Eso, lo comprenden. Con todo, un Capri, es una persona súper comprometida y sincera con la que vas a tener un amor para toda la vida. 

Acuario 

Amar a un Acuario es amar a una persona diferente a las demás. Nunca vas a tener a alguien que se asemeje a un Acuario, tanto para lo bueno como para lo malo. Nunca vas a poder encasillarlo en nada, pues está siempre en busca de nuevas cosas, nuevos retos, nuevas formas de vivir la vida. Le encanta innovar, ser diferente. Incluso raro y se la trae muy floja lo que le digan o piensen los demás. Acuario lo tiene claro: es cómo es y busca quien le acepte como tal. Si crees que lo vas a hacer cambiar, te equivocas y de muy lejos. Debes aprender a amar a una persona completamente diferente a las que hayas podido conocer. Y, más importante aún: debes respetar su espacio. Tiene una gran necesidad de pasar tiempo con él mismo, definirse y seguir hacia adelante. Pero, no lo pierdas nunca de vista: un Acuario te hará sentir siempre especial, muy especial. Te demostrará su cariño y su devoción. 

Piscis

Piscis es súper soñador. Un romántico empedernido con unas expectativas muy altas. Pero, no solo para ti. Sino que él mismo se exige mucho para dar lo mejor a su pareja. Los nativos de este signo son súper sensibles, por lo que es importante que midas mucho tus palabras a la hora de hablar con ellos. Pueden tomarse a mal cualquier pequeño comentario que hagas si creen que no estás a gusto con todo lo que hacen por ti. Eso sí, te aseguramos de que, con una persona como esta a tu lado, te sentirás amado. Muy amado. Tendrás a alguien que sabrá estar a tu lado en todo momento y con quien podrás compartir momentos maravillosos y únicos.