Una de las peores cosas que le puedes decir a alguien al borde de un ataque de nervios es “cálmate” “déjalo estar” o cualquier consejo de ese tipo. A continuación, os exponemos las diferentes maneras que tienen los signos de calmarse. Aunque con algunos signos parezca imposible, se puede llegar a buen puerto. Ahora bien, hay que trabajar duro. Allá van:

ARIES

Lo último que necesita Aries en esos momentos es a alguien que le diga “te lo dije” “cálmate” o cualquier tipo de obligación o de frase que le aumente más el cabreo. Lo mejor es seguir la corriente a Aries y darle la razón en todos los argumentos que salgan echando humo de su boca. Aunque no la lleve, aunque se pase de madre con insultos o palabras feas, aunque diga cosas sin sentido, hay que dejar espacio a Aries cuando solo ve ira tras sus ojos, porque de nada servirá hacerle entrar en razón en ese estado… Aries se calmará cuando vea que no está sola/o, cuando sienta apoyo sincero y real por parte de su gente y cuando se sienta seguro/a.

TAURO

Para calmar a Tauro hace falta mucho esfuerzo y paciencia. Sobre todo eso… Tauro necesita ver que todo estará bien, pero no le vale con que le digan “todo estará bien” porque en verdad, lo que necesita como el aire para respirar es ver que todo estará bien. Verlo, sentirlo, olerlo e incluso, imaginarlo y poder llegar a tocarlo con los dedos… Tauro necesita reflejar en su mente el futuro, el momento exacto en que el un conflicto desaparece. Tauro necesita creer en ello como nunca, porque la mente es muy mala y la de Tauro le juega muy malas pasadas cuando se encuentra en situaciones límites o situaciones conflictivas.

GÉMINIS

Si quieres que Géminis se calme tranquilamente y sin ocasionar ningún drama o cualquier tipo de problema más grave, por favor, intenta meterte tu lengua en tus asuntos y deja los comentarios tipo “Géminis, te dije que esto iba a pasar… Te lo dije… No me haces caso” para más tarde, porque lo que Géminis necesita en verdad es silencio. Mucho silencio, mucha paz y tranquilidad, espacio para que pueda descargar su ira a solas y así, curarse en salud y ahorrarse un drama nuevo. ¿Por qué decimos esto? Porque Géminis se conoce y sabe que cuando se agobia o se enfada, sus palabras salen sin filtro y hacen daño…

CÁNCER

Cuando Cáncer necesita calmarse, necesita mucha paz, mucho silencio y mucha comprensión. Lo ultimo que quiere en esos momentos es a más gente a su alrededor echando más leña al fuego o simplemente, estando ahí (única y exclusivamente para estorbar y nada más). Sorprendentemente, Cáncer no necesita soledad pero sí necesita tener el control de la situación. Es decir, lo que Cáncer necesita es ver como puede gestionarlo todo sin problema. Hablar con sus amigos o con su familia y que todos ellos respondan al momento. Que cooperen, que entiendan y comprendan a Cáncer… No quiere que nadie le juzgue.

LEO

Quien pretenda calmar a Leo con mensajes súper positivos o con una palmadita en el hombro, que vaya agarrando un buen sitio en el que acomodarse, porque tendrá que esperar a que suceda ese milagro, porque un Leo no se calmará cuando le inviten a hacerlo, cuando le obliguen o cuando los demás dicten… Leo se calmará cuando Leo crea que es conveniente, ni más ni menos. Es lo que hay. Leo es así, necesita prender en llamas para soltar cualquier resto y punto. Prefiere ser natural y actuar impulsivamente, a comerse todo lo que siente y actuar como si fuera un robot que no tiene sentimientos. Con Leo, el fuego siempre está asegurado.

VIRGO

La única manera que hay de calmar a un Virgo con un estado de nervios muy peligrosos o con un cabreo monumental, es con pruebas. Sí, así es, pruebas que certifiquen que Virgo lleva a razón y los demás no. Pruebas que le hagan confiar de nuevo, que le dejen claro lo que hay… A Virgo no le sirven de nada las palabras o frases esperanzadoras o los mensajes de ánimo y de apoyo. Lo que Virgo quiere es que cualquier situación conflictiva se solucione al momento. Virgo sabe que ahí está el daño y lo revive varias veces, Virgo no es de esas personas que echan la vista a un lado y pasan de todo…

LIBRA

Calmar a Libra cuando Libra no quiere calmarse, es como esperar a que un limonero te dé frases. O también es como cuando echas gasolina a un fuego muy vivo… Una idea realmente estúpida e ilógica. Libra es un signo muy comunicativo, expresivo y sencillo. Hasta ahí, bien. Pero cuando está en un estado de nervios peligrosos o bien, con mucho cabreo por alguna causa en especial, Libra se deja llevar por su mini lado oscuro y saca a la luz su parte más desconocida. Un Libra es pleno desequilibrio por culpa del agobio extremo, es algo así como una mini bomba de relojería… Lo mejor es dejar a Libra en paz. estar ahí, pero no presionar…

ESCORPIO

¿Cómo calmar a un Escorpio? Regalándole algo impactante. Algo que le deje con la boca abierta. Pero bien, no es tan fácil como parece, porque ese regalo no puede ser material. Así es, Escorpio adora los regalos no materiales. Una carta, un detalle… Seguramente que la mayoría de la gente no se crea que Escorpio es muy sentimental, pero cuando está pasando por una situación conflictiva o simplemente, tiene muy mal día, lo que en verdad el reconforta es recibir muestras de cariño desinteresadas y echas de corazón. De verdad. No vale ir a una tienda y comprar lo más caro que exista (o bueno, a veces sí, pero no en este caso) Escorpio lo que quiere es recibir mucha paz y serenidad a través de algo emocional..

SAGITARIO

Si quieres lidiar de muy buena formas con un Sagitario al borde de un estado de nervios, por favor, cero agobios, críticas, obligaciones, consejos o discursos de motivación gratuitos, porque Sagitario de detesta recibir cosas cuando no ha pedido nada… Es más, en esos momentos lo que más se pasea por la mente de Sagitario es huir y no mirar atrás. Lo mejor sería salir de la habitación en la que está Sagitario para dejar que su furia salga por sí sola. Sagitario es muy independiente y lo último que necesita es notar como que depende de alguien para poder salir adelante. Un buen momento a solas, y como nueva/o.

CAPRICORNIO

Calmar a Capricornio es como si te enfrentas por primera vez a la situación más complicada de tu vida. Algo parecido. Intentar entrar dentro de la mente de Capricornio para saber cual es el problema, es difícil. Bueno, directamente es imposible, porque nadie entra en su mente (con o sin permiso) Capricornio rechaza cualquier tipo de ayuda, de consejo o incluso cualquier hombro en el que llorar. No querrá que nadie vea que hay dolor en sus ojos, no querrá que nadie se preocupe, pero no lo hace para llamar la atención, al contrario, Capricornio odia ser el centro de todas las miradas. Lo que sea que le suceda, lo tiene que solucionar a solas y con mucho silencio de por medio…

ACUARIO

Calmar a un Acuario es trabajo duro. Pero intentar calmar a un Acuario bajo los efectos del agobio extremo o de algún tipo de estrés sobrenatural es realmente imposible. Si Acuario pudiera, cada vez que se siente así desde luego que agarraría su maleta y se iría lejos, muy lejos … Pero eso no es posible, o al menos es la opción menos recomendable. La manera más oportuna para conseguir que Acuario se calme, es dejar a Acuario con sus propios métodos y no interferir en ningún de ellos. Lo último que Acuario quiere es ver cómo alguien externo se mete en su mente, en sus pensamientos, en su corazón… Solo quiere apoyo, nada más.

PISCIS

A Piscis no le puedes decir simplemente “oye Piscis, cálmate” porque eso no ayuda en nada. Mira, si no vas a transmitir paz y serenidad a Piscis, mejor quédate con tu ayuda y ahórrate todo lo que tengas por dar, porque para que un Piscis al borde de un ataque de nervios se calme hace falta mucha serenidad. Ahora bien, deja que Piscis se busque las maneras de llegar a esa paz por su propio pie, porque Piscis se acostumbra muy rápido a la ayuda que le ofrecen los demás. Se acostumbra mucho a tener apoyo, a tener a alguien ahí para que cuando falle no esté sola/o y al final, eso no beneficia nada al pez… Para que Piscis se calme con éxito, practica mucho.