Como las gotas de lluvia, a veces brillantes e intactas y de un segundo a otro terminan estrellándose en el suelo. Hay momentos en la vida que te rompen, que dibujan lágrimas en tu rostro y te hacen sentir un vacío lleno de desesperanza. La depresión no siempre avisa, a veces se esconde en ira, frustración e irritabilidad. ¿Cómo le haces? Cada signo del zodiaco da la cara de una forma diferente. Pero al final, en medio de tanta confusión y dolor levantan la mirada.

1.- Aries

Aries, no eres tan fuerte como le haces creer al resto. Son muchas las veces que te has guardado el llanto hasta que se convierte en un nudo más en tu pecho. Está bien ya no poder más, no te refugies en tu soledad, porque allá afuera hay gente que te valora y que está dispuesta a tomar tu mano fuertemente. Has dejado que se acumulen tantas emociones que ahora tu mente y tu corazón se han asfixiado. Por eso explotas, por eso cualquier mínimo disgusto pasa a convertirse en un terrible estallido. No es que llores de la nada, no fue la película, eres tú y todos esos secretos que te lastiman y que no le cuentas a nadie. Ya es tiempo, no está mal pedir ayuda.

2.- Tauro

Un alma fuerte, que ha caído tantas veces que a veces hasta imagina que tiene una deuda eterna con el karma. Sin embargo, te has vuelto experto en disimular, no quieres que nadie te vea cabizbajo, así que es mucho mejor vestirte de tu orgullo y abrazar tu ego. Ahí no está la respuesta Tauro, ahí sólo estás entrando al mundo de la ira y el rencor. Esas emociones negativas te las terminas tragando hasta que se convierten en cicatrices que sangran todo el tiempo. La vida te ha enseñado que no siempre te va a sonreír, te ha llenado de desconfianza y desilusión, pero hay una parte de ti que sigue siendo resiliente. Esa parte que es capaz de darle cara a la depresión y superar cada secuela. Date la oportunidad de llorar hasta que salga todo.

3.- Géminis

Géminis, tienes que saber que el hecho de que llegue un punto en el que sientas que tu vida se desmorona, no es sinónimo de que seas débil. Son muchas las personas que todos los días están luchando con el demonio de la depresión. Ten claro que no tienes que sonreír todo el tiempo y que el hecho de evadir tus emociones en una actividad tras otra, lo único que va a lograr es que te satures y que llegue un punto en el que explotes sin razón. Tu manera tan cambiante de ver la vida te puede hacer una mala jugada, haciéndote creer que no lo vas a lograr. Pero, recuerda las otras veces que has salido victorioso, cuando pensabas que terminarías hecho pedazos y no fue así. Confía en ti.

4.- Cáncer

Si hay algo que no es divertido es jugar a ser fuerte. Cáncer, eres quien siente mucho más que el resto. Tus emociones son un sube y baja, que te ponen en mil dificultades incluso cuando huyes del caos. De ahí que lidiar con la depresión no es tu fuerte, te llegas a sentir tan decepcionado de ti mismo que te olvidas de todas tus cualidades. Ten claro que nada es justificable para llenar de oscuridad tu mundo. Sé que estás acostumbrado a ser el que da la mano, el que siempre tiene las herramientas para solucionar la vida de los demás y por lo mismo te olvidas de ti. Sin embargo, es tiempo de que encuentres ese calor que necesitas en los que te aman. Hay gente que daría lo que fuera por ayudarte a levantarte, sólo dilo.

5.- Leo

Leo, lo que más te estresa es no saber por qué te sientes así. Cada vez que te esfuerzas en aparentar que no pasa nada, te rompes más. Es un silencio que se está llevando la alegría de tu alma y pocos se dan cuenta. Nadie sabe que hay momentos en los que lloras en tu habitación hasta el amanecer. Nadie sabe que te cuesta conciliar el sueño por las noches, que tu mente te repite una y otra vez que no lo vas a lograr. Nadie sabe que a veces intentas desconectarte de todo, pero no puedes. Deja de presionarte tanto, no tienes que ser perfecto. Está bien si un día no tienes ganas de nada, no es obligatorio brillar a diario. Date la oportunidad de sacar todo eso que te tiene liado, te urge un descanso.

6.- Virgo

Virgo, date el permiso de llorar todo lo que quieras hoy y mañana vuelve a ser fuerte. A veces, sólo necesitas una pausa, la oportunidad de reflexionar a fondo sobre cada uno de tus pasos. Tu estado de ánimo es una llamarada y lo sabes. Porque te exiges como si estuvieras aquí para cumplir con las expectativas del resto. Tu afán por la perfección te está costando tu salud mental. Está bien ser optimista, pero no exageres, no puedes intentar fingir que todo es color de rosa y por dentro estarte hundiendo entre tanta oscuridad. Los momentos difíciles son parte de la vida y hay que aprender a lidiar con ellos, no ignorarlos. Porque eso está acabando contigo.

7.- Libra

Libra, sabes muy bien que a veces lo único que quieres es perderte en un abrazo sincero, mientras tus lágrimas corren en silencio y te olvidas de todo. Al menos por un instante, pero te cuesta aceptar que ya no puedes más. Odias que la gente se dé cuenta de que tu mundo también se pone de cabeza y que hay momentos en que no sabes lidiar con tanta herida. Encerrarte no es la solución, lo único que estás haciendo es intentar engañar al resto, cuando en realidad la gente que te conoce sabe que no estás bien. Libra, puedes engañar a todos, menos a ti. Ya basta de fingir que eres el alma más fuerte de este planeta. Estás aquí para ser feliz, pero no perfecto, no te equivoques.

8.- Escorpio

Escorpio, los fantasmas sí existen, son esas situaciones que no te dejan avanzar, que se han convertido en la sombra de tus pensamientos y en el momento menos esperado te pierdes en el pasado. Ahí es cuando la depresión te visita, cuando sientes que los problemas no se acaban y que por más que hagas cosas nunca son suficientes. No les creas, recuerda que no hay mal que por bien no venga, pero no te enganches. Estás tan preocupado por tu pasado, que te estás olvidando del presente. Te has vuelto un adicto en buscar un punto malo a tu felicidad. Eres fuerte, tienes un carácter impetuoso, pero en el fondo sabes que eres el alma más dulce, emocional y la que muchas veces se rompe en un abrir y cerrar de ojos. Está bien, son tus dos contrastes y las personas que te aprecian los adoran.

9.- Sagitario

Sagitario, sabes muy bien que hay momentos en los que hay que dar el último suspiro, para realmente valorar lo que tenemos. Las malas rachas se abrazan, no se maquillan. Tu manera tan desapegada de ver la vida te ha ayudado a conquistar un montón de los sueños que hay en tu lista. Sin embargo, a veces tienes que vivir el dolor, entender que la depresión es como la humedad y cuando menos te das cuenta ya estás rodeado de ella. Es admirable la manera en que finges que no tienes problemas, pero eso sólo te está llenando de miedos y un montón de tristezas. Tu fortaleza no está a discusión, la tienes en cada poro, en la fuerza que empleas cada mañana. Pero, ¿sabes qué? Dejarte llevar por lo malo de vez en cuando te hará aún más fuerte, no te reprimas.

10.- Capricornio

Es así, tienes pavor a no ser suficiente, a no esforzarte, a seguir avanzando y no lograr nada. Capricornio, te aterra perderte en el desorden que de vez en cuando aparece en tu vida. Así que es mucho más fácil hundirte en una burbuja, saber que en la perfección que aparentas nadie se va a atrever a juzgarte. Le huyes a los bajones porque no combinan con tu estilo de vida. Eres tan apegado a la lógica que te causa ansiedad que algo no salga tal y como lo planeaste. Te es muy difícil aceptar que las cosas se desmoronan y muchas veces ni siquiera es tu culpa. Trabaja duro por tu bienestar y cuando la depresión se aparezca recíbela con la gallardía que te caracteriza, pero por favor no hagas como que no pasa nada.

11.- Acuario

Acuario, sólo quería decirte que lo que callas lo gritan tus ojeras. Esa mirada cabizbaja y la manera en que has preferido alejarte de todo y de todos. La depresión y tú no se llevan nada bien, porque hay una parte de ti que no deja de lamentarse, como si fuera tu culpa que las cosas no salgan como se planearon. Tu parte emocional existe, deja de esconderla, tiene derecho a salir de vez en cuando. Puede llorar, enojarse, retorcerse de dolor, no tienes que ser el que no se rinde siempre. Es cierto que tu inteligencia te invita a ver las cosas de una forma más práctica y lógica. Pero estás renunciando a sentir y cuando eso sucede es sinónimo de despedirte de la vida, ¿qué caso tiene? Lo más sano para ti es que asimiles las malas rachas y te permitas vivir el duelo.

12.- Piscis

Ojalá que en el supermercado nos vendieran grandes dosis de serotonina. Sobre todo, para esos momentos en los que Piscis es testigo de cómo su mundo se llena de una grieta tras otra. Los golpes de la vida no se pueden evitar, se presentan cuando menos lo imaginas y es complicado afrontarlos, en especial cuando queremos declararle la guerra a la depresión. El hecho de que tengas un corazón lleno de empatía no significa que no tengas la valentía de soportar los síntomas de este trastorno. Hay una parte de ti que es muy resiliente, que es capaz de limpiarse las lágrimas en medio del dolor y seguir avanzando. Querido Piscis, déjame decirte que lo estás haciendo muy bien y que tarde o temprano va a pasar. Ya sabes cómo es de loca la vida.