Las discusiones suelen ser dolorosas y molestas, porque a pesar de todo, nosotros no estamos siempre preparados para el conflicto. Podemos intentar evitarlos, pero al final, siempre nos daremos cuenta de que de vez en cuando es necesario discutir. Aunque no lo creas, discutir con Virgo puede ser algo muy positivo para ti. Sí, como lees. A pesar de todo, Virgo hará que abras los ojos y que descubras todo eso en lo que has estado equivocado.

A la hora de discutir, Virgo es de los que te hace una lista de todos los detalles en los que te equivocas.

Son pocas las veces que pierde las formas discutiendo, Virgo es más de hacerlo todo desde el respeto y la educación que tanto le caracterizan. Ojo, que también tiene su carácter y también hay veces que la gente le hace perder toda la paciencia y ahí es cuando saca su lado muy oscuro. No suele suceder a menudo, pero también sucede.

Virgo es un signo que tiene el poder y la paciencia suficientes para discutir sin perder las formas. Lo hace con tal templanza que parece que en realidad nada le está afectando. Dice las palabras en el momento más adecuado y las dice de tal forma que deja a todos boquiabiertos. Y no esperes que tu discusión con Virgo se acabe cuando te haya dicho todo lo que tiene que decir… No, la discusión puede llegar a alargarse horas e incluso días. Días en los que vivirás en una especie de guerra fría en la que el propio Virgo te irá recordando todos los motivos en los que te equivocaste y todas las veces que la cagaste.

Lo peor de discutir con Virgo es justo eso, la frialdad con la que actúa y que hace que todo dure muchísimo más.

Para salir sano y salvo de una discusión con el propio Virgo tiene que estar muy preparado mentalmente y ser muy fuerte emocionalmente. No perderá la razón ni los papeles en ningún momento, al igual que tampoco perderá su poder ni la seguridad en sus palabras…