Para Piscis, mantener una relación a distancia puede ser algo bueno, pero a la vez, debe de tener cuidado. A Piscis le encanta el amor, le encanta tener a una persona que le entienda y que le dé todo lo que necesita. Pero también es una persona muy sensible y sí, aunque no le guste reconocerlo, hay veces incluso que se vuelve un poquito dependiente de ese amor y de su pareja. Una relación a distancia para Piscis puede llegar a ser algo muy duro. No tener físicamente a su pareja delante es algo que puede entristecerle bastante y hacer que poco a poco su corazón se vaya rompiendo. Piscis necesita sentir que esa conexión es real y de carne y hueso.

Pero también es cierto que de vez en cuando, a Piscis le viene bien pasar tiempo en soledad. No porque le guste estar a solas, si no porque hay veces que necesita encontrarse a sí mismo y esta es la única manera para ello. Y en una relación así, Piscis se hace mucho más fuerte y mucho más maduro. Cuando está solo, Piscis mirará mucho más por si mismo y pasará mucho más tiempo queriéndose y mimándose.

Piscis debe de tener mucho cuidado con la comunicación en este tipo de relaciones porque si no puede llegar a jugarle una mala pasada. Es un signo al que le cuesta un poquito abrirse y hablar sobre lo que esta sintiendo en ese momento. Y si, además, tiene a su pareja lejos y tiene que hacerlo a través de un teléfono o de algo parecido, le costará mucho más.

Lo mejor de Piscis es que es un signo muy mental y soñador. En una relación así, Piscis vive de las esperanzas y, sobre todo, vive de sus sueños. Se levanta imaginando como sería ese reencuentro tan especial y se duerme imaginando qué pasaría si estuviera a su lado en ese momento. Y todo esto hace que al final, cuando la distancia no exista, todo sea mucho más especial y que la relación sea mucho más sincera y diferente. Piscis debe de tener cuidado con las relaciones a distancia, pero si sabe mantenerlas, todo puede llegar a ser perfecto.