Comprometidos, seductores y mentales. Géminis es la prueba de que bajo las sábanas el encuentro es mucho más que dos cuerpos saciando sus ganas. Es el signo que necesita una satisfacción mente a mente para dejarse llevar de verdad. Es quien invita al pensamiento para hacerle honor a la sensualidad. ¿Cómo es realmente Géminis en la cama? Es mucho más que hacer el amor a las 3 de la mañana. 

Géminis es quien rompe con las reglas, quien le agrega un toque creativo a la piel, que no teme en decir lo que siente. Es quien puede conversar y amar al mismo tiempo. Géminis escucha a tu piel a través de la temperatura, presta atención a tus caricias y la forma en que tus gestos cambian tu cara. Géminis es meticuloso y misterioso, te puede dar la sorpresa de tu vida. 

Cómo es realmente Géminis en la cama 

Géminis es quien trabaja duro para alcanzar el punto máximo, que goza al ver a su pareja convirtiéndose en otra. Es el tipo de signo que despierta tu lado más oscuro, en el que se esconden las fantasías que sólo han vivido en tu memoria. Tiene un lado sucio y dulce, que hace que te den ganas de querer compartir todas las noches a su lado. 

Es competitivo, ardiente e innovador. Es quien no le teme a probar nuevas posturas, nuevos lugares, nuevos roles. El juego siempre es una opción para Géminis, porque le gusta ponerle un toque de adrenalina, le gusta que su piel se erice y no pueda controlarlo. Le gusta sentir que los latidos de su corazón ya no pueden más y la manera en que se corta la respiración es algo que le encanta. 

Géminis en la cama es realmente una experiencia inolvidable, es quien te envuelve con el calor de sus palabras. Es la persona que te sonroja y te hace sentir de todo con sólo susurrarte algo al oído. Géminis en la cama juega con el tono de voz, con la cantidad de aire que sale de su boca, con la distancia de la yema de sus dedos y tu piel. 

Géminis tiene el talento en la lengua, es un maestro para recorrer cada rincón. Es quien te hipnotiza con un beso. Quien usa giros, bloqueos y jugueteos, que elevan el nivel de temperatura. Es quien te domina con las manos en tu cabello y sabe muy bien cómo deslizarte hasta la última prenda.  

Géminis tiene la habilidad de amar bajo las sábanas, su personalidad distante se convierte en centímetro a centímetro que te pone a temblar. Es el tipo de signo que no tiene problema en dar más de lo que recibe, de vez en cuando. Está en su naturaleza encender al otro incluso antes de tocar, porque tienen lujuria en cada palabra. 

Géminis es variedad, energía y creatividad, en la cama. Es quien deja que su curiosidad tome el control, quien está dispuesto a hacer de todo para romper con la rutina. Cuando te mira transmite comodidad y confianza, te hace sentir la persona más especial de este mundo y eso hace que te atrevas, que rompas con tus miedos. 

Géminis es el amante que imagina, que goza, que se entrega, que se aburre rápido y por eso siempre va contra reloj. Su mente no para y lo único que quiere es dejar que sus fantasías se hagan presentes. Géminis en la cama es el beso suave, tierno y malvado, que recordarás cuando te encuentres con otros labios.