A todos nos gusta estar bien con los demás, pero si hay algo que debemos asumir es que todos tenemos nuestra forma de ser, nuestra personalidad. Y siempre tendremos diferencias con los demás; diferencias que, en algunas ocasiones, serán asumibles y, otras, en las que las relaciones se verán afectadas, para bien o para mal. Y, el problema es cuando esto sucede para mal, ¿verdad? No queremos molestar a los demás, no queremos decepcionarles, pero ocurre. Para ello, es importante conocer bien a aquellas personas que nos importan: escucharlos y entenderles. Así, es la única manera en la que podemos decir que no le “fallamos” a la gente; al menos, no voluntariamente. Y, para que tú sepas qué es lo que puedes hacer para no decepcionar a aquellos cuanto quieres de acuerdo con tu signo zodiacal, nosotros te hablamos de ello.

Aries

Un Aries es una persona muy independiente, una persona que necesita sentirse libre y dar rienda a sus impulsos. Son puro fuego, para que negarlo. Buscan vivir la vida al máximo, disfrutarla y no marcarse límites: quieren llegar tan lejos como la vida les permita. Por ello, si hay alguna manera en la que vas a decepcionar a un Aries es intentando limitarlo o si ve que tú no sientes esta pasión por la vida. Si las cosas no te emocionan, si no estás bien con lo que eres y con lo que haces, entonces será cuando vas a decepcionar profundamente a una persona nacida bajo este signo.

Tauro

Tauro es un signo muy fuerte y de ideas muy claras. Los nacidos bajo este signo saben bien lo que quieren y, por ello, buscan propiciar situaciones que les permitan llegar a sus objetivos. Además, les encanta la seguridad y la estabilidad. Por ello, podemos decirte que, si hay algo que decepciona, profundamente, a un nativo de este signo es ver que alguien no tiene metas en la vida. O, que, aun teniendo muchos objetivos, no luche por ellos. En definitiva, si eres una persona que no tiene un propósito en la vida y que te rindes fácilmente, vas a decepcionar a un Tauro sin duda alguna.

Géminis

Géminis es un signo curioso, movido, al que le gusta experimentar, aprender. No hay manera de que se quede estancado, sino todo lo contrario. Le gusta hablar mucho, pero también sabe escuchar y sacar lo mejor de todos los consejos que se le dan. De todas las conversaciones que mantiene con sus amigos, familia, pareja, etc. Por ello, puedes tener bien claro que, si te encanta la rutina, te dan miedo los retos y las sorpresas, vas a decepcionar a un Géminis.

Cáncer

Si no crees en el amor verdadero, ya puedes ir olvidándote de tu Cáncer. No hay nada que les decepcione más que ver una persona que no cree en el amor, que no se abre a nuevas oportunidades, que rehúsa vivir enamorado. Dure lo que tenga que durar. Cáncer es muy emocional, le encanta amar y ser amado. Pero, no es tonto. Sabe bien que las relaciones pueden acabar en cualquier momento y sabe que, al ser una persona que quiere con todo el corazón, pasará por momentos muy duros cuando las relaciones terminen. Sin embargo, para Cáncer, el amor es algo que se debe vivir a cada momento. Ocasiones que deben ser aprovechadas y experimentadas.

Leo

Cuando pensamos en alguien que destaque por encima de los demás, Leo es el primero que nos viene a la mente. Son personas que necesitan sentirse admirados y halagados. Les encanta hacer bien las cosas y ponen mucho empeño en ello, por lo que se sienten en las nubes cada vez que alguien halaga sus victorias y les reconoce los méritos. Si hay una forma, pues, en la que vas a decepcionar a un Leo es precisamente no viendo cuánto hace. Pero, además, con Leo las cosas van un poco más allá: los decepcionarás doblemente si quieres hacerle sombra, si quieres ser como él y le copias en todo lo que hace.

Virgo

Si tenemos que hablar de lo que decepciona a un Virgo, vamos a estar mucho rato. Son personas muy analíticas, perfeccionistas y críticas, por lo que es fácil decepcionarles. Sin embargo, si se sabe sacar la parte positiva de este rasgo, Virgo es una persona con mucho por ofrecer. Ahora bien, si realmente quieres decepcionarle, hasta los límites, solo te faltará ser una persona que no vayas con la verdad por delante. Virgo detesta a los mentirosos tanto como aquellos que prometen cosas y después no cumplen. Por ello, si tu intención es estar bien con un Virgo, mantener una relación sana con esta persona, es fundamental que veas la parte positiva de su forma de ser y le digas siempre, siempre, lo que piensas en realidad.

Libra

Libra siempre busca equilibrio en su vida y esto es algo que le lleva muchos esfuerzos, pues no es fácil. Por este motivo, los nativos de este signo se caracterizan por ser personas que buscan alejarse de todo lo que pueda representarles un problema en la vida. Todo lo que les mine la alegría, lo que les dé mal rollo es algo que no tiene cabida en su vida. Así las cosas, un Libra se sentirá de lo más decepcionado si ve maldad en ti; si ve que no eres justo, que haces cosas por molestar a los demás o desestabilizarles, queriendo o sin querer, saldrá pitando de tu vida.

Escorpio

Escorpio es inteligente y le gusta tener las cosas controladas. Frío y distante, sí; pero también de lo más intuitivo y leal. Un nativo de este signo nunca va a dar la espalda a quien ha estado a su lado. Nunca traiciona a no ser que se le den motivos para ello. Así las cosas, ya puedes ir viendo por donde van los tiros, ¿verdad? Vas a decepcionar enormemente a un Escorpio si le traicionas; vamos, lo que se conoce como “apuñalar por la espalda”. Y, si vas a hacer esto, ya te avisamos que lo debes pensar dos veces. Un Escorpio no se caracteriza por perdonar fácilmente, sino todo lo contrario: puedes estar seguro de que planear una venganza y que te va a dar donde más te va a doler.

Sagitario

Sagitario vive la vida a full. No hay manera de verle quieto y se adapta fácilmente a todo lo que la vida le trae. Es aventurero por naturaleza y no hay nada que no vaya a probar. La experimentación, las nuevas vivencias. Todo ello forma parte de su ser, es lo que le hace estar bien consigo mismo y sentir que aprovecha la vida en todo momento. Por este motivo, podemos decirte que decepcionar a un Sagitario será fácil si intentas cortarle las alas. No soportan, para nada, aquellas personas que tienen una sola visión de la vida; personas que quieran imponer sus ideas y valores, dándolos como los “verdaderos y únicos”.

Capricornio

Si hay algo que aleja a Capricornio de cualquiera y, peor aún, que le decepciona enormemente, es que intenten hacer que cambien de opinión. O, que dejen compromisos de lado y no cumplan con sus palabras. Eso sí que no lo van a permitir. Los Capri son, por naturaleza, de lo más disciplinados. Les encanta trabajar y lo hacen muy duro para mantener un ritmo de vida adecuado. Son responsables y muy luchadores. Por ello, cuando hay algo que quieren, van a por ello. Sin más. Así, si quieres que cambie algo por ti, algo que se ha propuesto, lo llevas mal. Es mejor que le des apoyo si quieres evitar que vuestra relación, sea la que sea, se vaya al traste en nada y menos.

Acuario

Hace lo que le da la real gana. Es de este modo. No hay más. Un Acuario es una persona de lo más altruista y siempre está pendiente de cómo puede ayudar a los demás. Son generosos y no soportan las injusticias. Por ello, si quieres decepcionar a un Acuario solo debes ignorar lo malo que le pase a la gente. Si disfrutas con el sufrimiento de los demás o si no reaccionas cuando ves que algo no es justo, un Acuario va a darte puerta rápidamente. Ellos necesitan estar con gente que, como ellos, sean compasivos y siempre estén dispuestos a echar una mano.

Piscis

Piscis es amable, desinteresado, amoroso y súper romántico. Pero, también es un soñador nato. Se pasa el día preocupándose por los demás y pensando en cómo hacer que esta relación que mantiene con la pareja, los amigos, etc., sea estable, bonita, sana y duradera. Y todo lo hace con el corazón en la mano. Lo pone en todo lo que hace y nunca espera nada a cambio. Ahora bien, no esperar nada a cambio no quiere decir que te puedas aprovechar de él o reírte de la manera en la que vive su día a día. Le decepcionarás enormemente si intuye que te estás riendo en su cara o que te aprovechas de su buena voluntad.