Es lógico que cada persona tenga su particular manera de lidiar con las emociones, es imposible que todos tengamos la misma forma de lidiar con la melancolía. Hay personas que sí quieren explicar el por qué se sienten tristes, pero también existen los que prefieren llevar ese proceso de una manera más aislada. Lo que tienen todos en común es la necesidad de dejar fluir. De una manera u otra, da igual, el dejar de acumular y guardar tantas emociones de una vez por todas es lo que realmente importa. Si quieres saber cómo lidian los signos con la melancolía, sigue leyendo:

ARIES

Aries hace todo lo posible para que nadie descubra su lado más nostálgico. Cuando se trata de mostrar las cosas más tristes, Aries siempre tiende a quitar importancia al asunto y lo hace por pura protección. Hace como que no le importa nada porque esa actitud le puede servir de escudo protector. Si habla de sus debilidades, se tambalea y siente que pierde el control y eso no le gusta. Prefiere lidiar con ese sentimiento a solas, dando un paseo o en algún sitio que le inspire mucha paz. Lejos de cualquier ruido… 

TAURO 

Cuando la melancolía llama a la puerta de Tauro, la tranquilidad está extinguida. Tauro puede convertirse en todo lo contrario a lo que es normalmente. Cuando existe una lucha de sentimientos en su interior, comienza a pensar demasiado y no para de dar vueltas a la cabeza en ningún momento. En esos momentos nada le impresiona, porque solo tiene tiempo para pensar en lo que ha regresado a su corazón de nuevo. Cuando regrese a su verdadero yo, todo seguirá como si no hubiera pasado nada. 

GÉMINIS 

Cuando Géminis está más callado de lo normal, pensativo y con la mirada fija en un punto inexistente, malo. Eso significa que está en su limbo particular, lidiando con alguna de sus crisis existenciales. A Géminis le encanta pensar, a veces más que hablar, por eso le gusta ir a esa otra parte que tiene en su mente. Ahora bien, lidia con lo que tiene ganas de lidiar, porque lo que no va a hacer es deprimirse por culpa de algo que ni le interesa ni le conviene. ¿Conclusión? A Géminis le gusta dar vueltas al coco en modo melancólico. 

CÁNCER

No se puede decir la manera exacta que tiene el cangrejo de lidiar con los ataques de melancolía, es algo impredecible, como lo es Cáncer. A veces toma esa tarea con toda la tranquilidad del mundo, incluso desde un punto de vista muy espiritual, pero claro, a veces no es así. Cáncer es una persona emocional y es más propensa a lidiar con la melancolía de una manera más intensa, pasional e incluso a veces dramática. En esos momentos, se deja llevar y actúa según lo siente… 

LEO

A Leo no le importa lidiar con lo que venga, no le da miedo y no se esconde. Lo hará de buena gana o del mal genio, como sea, pero lo hará. Lo que no le gusta es lidiar con la melancolía en los momentos en los que no quiere llorar. Lo que le da rabia es estar sensible en los momentos en los que piensa que debería de tener más fuerza. Dicho esto, podemos reflexionar un poco más acerca de Leo y decir con orgullo que su corazón es mucho más grande de lo que nadie se imagina. 

VIRGO

¿Creéis que Virgo es una persona muy fría? Pues si es así, no tenéis ni idea de nada. Virgo es una persona muy sensible y le cuesta un triunfo enfrentarse a las situaciones más duras de la vida. Cuando tiene que lidiar con la melancolía o la nostalgia, Virgo tiende a encerrarse en sí mismo por pura protección. Prefiere hacer ese proceso a solas, con la seguridad de que nadie meterá el dedo en la herida de nuevo. Puede aislarse, es verdad, pero ¿y qué más da? Lo que importa es que después, renace como el ave fénix. 

LIBRA

¿Conocéis el temido mal humor de Libra? Pues si es así, tenéis que saber que pudo ser fruto de algo mucho más personal. Si tiene que lidiar con algo que le duele, esa puede ser una de sus respuestas. Cuando Libra está de un humor raro (hasta el punto de que ni ella o él se entiende) es por algún motivo. Siempre hay un motivo, Libra no es de los que se enoja por nada. Al contrario, los que conocen a Libra saben que la balanza es muy capaz de anteponer los sentimientos de los demás a los suyos propios. 

ESCORPIO

Si Escorpio cambia su habitual energía por una actitud mucho más distante, distraída y fría, es por algo. Y ese algo puede ser una batalla interna de sentimientos. A veces le puede resultar complicado contener los torbellinos de emociones que tiene dentro. Cuando Escorpio tiene que hacer frente a la melancolía, sus pensamientos se vuelven mucho más fuertes y le resulta más difícil diferenciar la realidad de la fantasía. La pasión habitual de Escorpio se puede volver más y más intensa y puede ser difícil de controlar.

SAGITARIO 

El comportamiento extrovertido de Sagitario se detiene por completo cuando la melancolía entra en su vida, en su cabeza y en su corazón. Sagitario no quiere huir, nunca lo ha hecho con nada en la vida, pero en esos momentos le gustaría hacerlo. No es que no le guste recordar los momentos más bonitos de su vida, es que no quiere recordar el dolor que ya logró olvidar. Por eso su semblante puede ser más serio y más hostil. Sagitario es muy amante del vive y deja vivir y pasado, pisado…

CAPRICORNIO 

A Capricornio le afectan mucho las cosas, más de lo que mucha gente creería, pero es la verdad. Capricornio es una persona que sufre mucho por dentro, normalmente se aísla e intenta reparar su corazón siempre a solas. Pero cuando la melancolía llama a su puerta, en cierto modo siente que tiene que dejar fluir esa energía de alguna manera. Puede que esté a la defensiva y que su ritmo de mandar cosas se vuelve frenético, pero es su manera de combatir esos momentos, haciendo cosas… 

ACUARIO 

Acuario será el mejor en el arte de ocultar cosas, nadie lo pone en duda, pero en su comportamiento a veces está la clave de muchas cosas. Cuando está en un momento melancólico de su vida, su comportamiento sufre una transformación silenciosa. El envoltorio de ese bombón no tiene nada que ver con su interior, porque Acuario lucha mucho cuando se enfrenta a la melancolía. No quiere pasar por una multitud de angustias o momentos conflictivos, por eso a veces también se aísla. 

PISCIS 

O mejor dicho ¿cómo hace Piscis para salir de la melancolía? Es muy difícil para un signo como el pez. Es posible que a veces lo lleve muy bien, es verdad, pero generalmente es un proceso bastante intenso para Piscis porque es una persona muy emocional. Piscis lleva ese proceso de otra manera y es posible que resulte un poco dramático, sí, pero ¿y qué más da? El pez es inteligente y no tiene miedo de enfrentarse a cualquier cosa  que llegue de imprevisto.