Situaciones delicadas en casa, problemas con nuestra pareja, un profesor o jefe que pide demasiado… Hay problemas que se alargan en el tiempo y disparan nuestro nivel de estrés hasta tal punto que la ansiedad supera nuestros límites. La mente no es capaz de vivir en tensión permanentemente y tiende a escapar a otra realidad, pero cada signo tiende a hacerlo de una manera diferente según su naturaleza. Desconectar es necesario y saludable, pero hacerlo de manera involuntaria y descontrolada puede ser peligroso. Darse cuenta de cuando alguien, incluso nosotros mismos, estamos disociados de la realidad es importante para no pasar por alto los problemas de los que se está escapando. Te mostramos cómo los signos se abstraen de la realidad.

Aries 

Debajo de la carcasa dura de Aries encontramos a un romántico y un soñador. Cuando algo no va bien en su vida suele tener una rabieta, una pequeña explosión para poder soltar toda la energía que ha acumulado. Esto es muy necesario para Aries porque por dentro es como un volcán, y tiene que poder desahogarse para seguir adelante. Si está solo, después de este momento tan intenso, vendrá otro de ensoñación. Su mente viajará a su futuro perfecto, se relajará determinando cada detalle que le gustaría cambiar. El peligro es que Aries se quede demasiado tiempo en este estado, porque no es su estado natural y sano. Soñar siempre hay que hacerlo, pero no quedarse a vivir en la fantasía.

Tauro

Si Tauro necesita abstraerse de la realidad probablemente busque un lugar alejado de la ciudad, esto le ayudará a despegar sus sentidos de su mente. Tauro necesita sentir tranquilidad a través de cosas terrenales, instintivamente buscará sabores profundos, contacto con la tierra y paz a su alrededor. Es lo que le pide su cabeza cuando ya no puede más. A Tauro se le puede ir de las manos, y empezar a comer  y beber compulsivamente, dejar de hablar con las personas que le importan o hacerlo de manera seca y taciturna. Cuanto más entre en esta dinámica de meterse en su propio mundo, más le costará salir. Conectar con su yo interior siempre es importante, pero perderse en su mal humor puede ser peligroso.

Géminis 

Cuando la mente de Géminis se abstrae, no vas a saber nunca dónde se encuentra. Puede haber mucho movimiento exterior, amigos, salidas, pero nada de esto será con conexiones profundas con estas personas. Porque un Géminis estresado buscará pensar lo menos posible. La música será su viaje particular. Si está rodeado de gente probablemente haya música de por medio y será donde se encuentre su mente.  Si intentas hablar con él en estos momentos, no será una conversación donde te muestre en detalle lo que siente, notarás que hay algo que le preocupa y a lo que no deja de darle vueltas, pero no podrás razonar ese problema. Géminis estará en su mundo y no querrá salir de él, subirá el volumen de la música y se agarrará a su lado mas infantil. Pero en el fondo sabe que está ignorando algo, así que cuando haya descansado y recargado pilas, estará listo para afrontar sus dificultades.

Cáncer 

Si sus problemas le sobrepasan, la carga emocional es demasiado fuerte. Cáncer necesita ir a un lugar tranquilo, pasear a la luz de la luna y recorrer cada una de sus emociones. Porque cuanto más intenta escapar de ellas, más fuerte se le presentan. Por eso ver a un Cáncer abstraído del mundo por querer escapar de él, es difícil. Puedes confundirte si lo encuentras totalmente concentrado en su trabajo, pero es solo eso, está muy concentrado y no puede ocuparse de otras cosas. 

Es más frecuente que Cáncer saque todas sus emociones a la vez, de manera que si estás presente te asustará porque lo verás en un estado muy delicado, ahí sí notarás que está en otro mundo, viviendo su drama. Pero esto es realmente lo que necesita, es su manera de quemar toda la energía emocional que se ha acumulado. Si esto pasa con mucha frecuencia, probablemente haya un problema detrás que no quiere afrontar, algo mucho más grande de lo que pueda mostrar. 

 Leo

Leo se abstrae con actividades físicas, seguramente pasando horas con algún deporte que no le permita prestar atención a sus problemas. Parece algo normal si eres Leo y estás leyendo esto, pero no lo es para otros signos que incluso con haciendo ejercicio siguen preocupados y dándole vueltas a la cabeza.

Si no tiene un deporte favorito, cuando un Leo entre en modo abstracción recorrerá las calles del centro de su ciudad hasta que las piernas le quemen. 

Hay que tener cuidado también, Leo es propenso a las compras compulsivas. No todos tienen porqué sufrir esto, pero es muy probable ya que les ayuda a conectar con su yo interior que apuesta por brillar y tener lo último. Si el bolsillo no lo permite, o si han desarrollado una responsabilidad hacia su economía, toda esa energía seguirá en marcha, pero enfocada en seguir fuera de casa. Quedar con amigos desesperadamente para no tener que afrontar lo que no le apetece ni siquiera pensar. 

Virgo

La forma más común de abstraerse para un Virgo es ocupar su mente en algo que le guste. Si no quiere pensar en los problemas tendrá que pensar en otra cosa porque la mente de Virgo no puede parar. Puede obsesionarse en aprender algo, o analizar alguna disciplina, pasar horas leyendo sobre un tema en concreto, sin tener contacto con el resto del mundo. Esto puede ser peligroso si deja de pasar tiempo con su familia o amigos, porque puede entrar en un círculo de soledad del que luego le costará mucho salir.

 Al ser un signo de tierra dedicarle tiempo a su cuerpo es una manera de relajarse, pero si lo hace por escapar de algo puede perder horas y horas entre mascarillas para la piel y exfoliantes.

Libra 

Algunos signos necesitan desconectar de la tecnología cuando la ansiedad llega a sus vidas. No es el caso de Libra, que necesita música, luces bonitas, en fin, crear un lugar especial donde no tenga que ver la basura del mundo. También pueden pasar horas en YouTube, con sus videos favoritos, hasta tal punto de abstracción que olviden la hora de comer o el día en el que viven. Libra es un signo que necesita mucho descanso para funcionar al cien por cien, y en esta sociedad eso muchas veces no es posible, incluso está mal visto. Por eso un Libra que no descansa lo suficiente puede llegar a colapsar antes que otros signos, y dejarlo todo de lado para irse a su mundo.

Escorpio

Un Escorpio abstraído es igual a una persona muy obsesionada con algo. Porque esta es su manera de manejar la energía. Se enfrasca en alguna tarea, ya sea trabajo, ejercicio o lectura, y no piensa en otra cosa durante el resto del día. El volverse obsesivo hasta el punto de asustar es su manera de no prestar atención a otros problemas de su vida, a cosas que le duelen muchísimo, tanto que la otras personas ni podríamos llegar a comprender. Escorpio no puede escapar de sus emociones, y eso ya lo sabe. Pero puede intentar no vivirlas aunque esto no sea lo más sano. Es normal que a veces esté tan cansado de tener que lidiar con ellas que prefiera quemar esa energía dándose con toda el alma a otra actividad. 

Claro que a la gente que lo ve desde fuera puede parecerle loco y extremadamente intenso.

Sagitario

Sagi necesita salir de las cuatro paredes, desde luego esto nos lo ha dejado claro la cuarentena. Su manera de abstraerse es al aire libre, y no le molesta que algún amigo o amiga le acompañe. Pero hay veces que incluso la gente le molesta y lo único que necesita es ver un cielo despejado, jugar con sus mascotas, o recorrer las calles a solas con sus pensamientos. Además en su soledad será más fácil encontrar respuestas, se aferrará a frases filosóficas, y buscará nuevas maneras de ver la vida. Puede que en ese tiempo no sepas mucho de él, y cuando intentes hablarle veas que está totalmente en su mundo. Todos necesitamos espacio, pero Sagi, no puedes vivir eternamente de esta manera. Date tu tiempo, pero no olvides que hay un mundo esperándote ahí, y puedes afrontar cualquier problema con tu fuego, solo tienes que proponértelo y lo harás.

Capricornio

Cuando Capri necesita abstraerse de la realidad hace un desenchufe de redes sociales y teléfono. La mente de Capri abarca mucho, tiene que estar pendiente de mil cosas. La ansiedad que conlleva contestar a mensajes, la frustración por no poder atender a sus amigos, hace que necesite cortar de raíz. Y una vez corta su mente pide un descanso. No ver a nadie, hablar lo menos posible y estar en su propio mundo. No es muy probable que deje trabajo sin hacer, pero lo hará desde un lugar mucho más aislado, contactando lo mínimo con otras personas. Y volviendo a su soledad lo antes posible.

Capri además es un signo que necesita conectar con la tierra, y si va a abstraerse, de manera natural e inconscientemente intentará ir a lugares donde pueda sentirse parte de la naturaleza. El peligro viene cuando la melancolía de Saturno entra en juego, su planeta regente no le deja levantar cabeza, y la disociación se convierte en una manera poco saludable de enfrentar la vida.

Acuario 

Acuario sabe muy bien lo que es abstraerse en su mundo. Vivir en su mente. Cuando los problemas son demasiado, su habitación se convierte en su lugar preferido, aunque puede que escape de vez en cuando con alguno de sus amigos a divertirse, para no pensar en los problemas. Acuario buscará nuevos mundos, juegos de rol o, por su relación con el planeta Urano, quizás sea aficionado a los videojuegos hasta tal punto que se abstraiga en ellos durante muchísimas horas seguidas. Si algo le preocupa, no va a hablarlo así como así con cualquier amigo. Es reservado con sus problemas y no se siente muy cómodo haciéndose cargo de sus sentimientos, así que un Acuario abstraído es mucho más normal de lo que podamos imaginar. Si eres de este signo, observa cuándo realmente estás en tu mundo porque te apetece, y cuando estás escapando de algo a lo que no quieres plantarle cara. 

Piscis

¿Piscis abstraído?¿ Y cuándo no? Es natural verlo abstraído, ya sea porque está imaginando como sería su situación ideal, o porque no quiere ver lo que tiene delante. Esto sucede porque Piscis siente mucho, y cuando tiene que lidiar con tantas emociones y sentimientos hacerlo desde la realidad es difícil. Sus abstracciones no son peligrosas como las de otros signos a los que les lleva a una melancolía muy oscura, pero pueden prolongarse por demasiado tiempo, a veces incluso años. Piscis sueña y navega por esos sueños, y no siempre tiene la capacidad de concretarlos, de hacerlos realidad . Pero tranquilo, puede volver a tierra gracias a su capacidad para conectar con otras personas. Si prescinde de esta conexión, sí perdería el norte. El hablar con otras personas le puede ayudar a encontrar soluciones a sus problemas, soluciones realistas. Dejarse aconsejar para traer los sueños a su vida.