Lo normal de trabajar es tener algo de estrés, y si no trabajas, también tienes estrés, o mejor dicho, ansiedad por no tener trabajo. Sea como sea, el estrés, la presión y la angustia cuando trabajamos es algo completamente asumido. A veces no es por la carga de tareas sino por lo cargantes que son algunas personas. Deporte y hablarlo con familiares y amigos ayuda, pero sobre todo, lo que ayuda mucho saber qué o quién te produce ese estrés y combatirlo desde el origen. ¿Quieres saber cómo manejar el estrés en tu trabajo según tu signo? Sigue leyendo y respira hondo. Verás cómo puedes. 

Aries

Seguramente en tu trabajo seas una de las personas más activas y productivas, si no la que más. Aries, a ti te sobra energía para dar y regalar, y la prueba es que haces tu trabajo, la mitad del trabajo de tu compañero y todavía te queda mecha para animar al resto con el suyo. Toda esa capacidad, unida al ímpetu con la que la ejerces, evidentemente tiene que tener sus consecuencias. El estrés te sobreviene cuando, no solo quieres hacer lo que debes y un poco más, sino que quieres hacerlo muy rápido.  Y claro, un día vale, otro también, pero a la larga, esa sobrecarga te pasa factura. Aries, el mundo no se va a acabar al final del día, tómate las cosas con más calma. Tampoco corras tanto, seguro que tu trabajo no depende de la rapidez, además de que yendo como las balas, te puedes equivocar con más facilidad. Y eso te estresará aún más. Aléjate también es algo que puedes hacer y no discutas cuando se desencadene la tormenta. Y también escribir sobre lo que sientes, porque lo sueltas de alguna manera, y siempre es mejor hacer eso que soltárselo a tu jefe y de forma impulsiva, que es lo peor que puedes hacer. 

Tauro

A ti, Tauro, te gusta trabajar duro pero a tu ritmo. Y este ritmo puede ser tu fuente de problemas con jefes, equipos y contigo mismo. Porque hay tareas que requieren más energía y no llegar a tiempo puede ser fuente de problemas con los demás, y con los resultados, por supuesto. Es verdad que sabes trabajar de forma brillante, impecable… pero a tu manera, y salvo que trabajes solo, a veces tendrás que adaptarte al resto sí o sí. Además, ni te gustan los comentarios negativos hacia tu forma de producir, ni te gusta ceder cuando discutes, así que mal asunto. Notarás cómo hierves por dentro ante determinadas situaciones y tendrás ganas de arrancar la cabeza a más de uno, pero como no puedes, te lo tendrás que comer por dentro y tu nivel de estrés subirá por momentos. Empieza por escuchar las críticas con otra actitud, no porque sean críticas quiere decir que sean malas. Hay críticas constructivas que si aceptas de forma receptiva repercutirán en tu productividad, y sobre todo, en tu estado de ánimo. Pon de tu parte, necesitas evitar la angustia de las discusiones por motivos de trabajo, no te sientas atacado… Prueba y verás cómo te sientes mejor. 

Géminis

Tengas el trabajo que tengas, Géminis, tú eres de esas personas multitarea que dejas a todos con la boca abierta. Como tu signo es dual es fácil para ti mostrar muchas facetas diferentes a la hora de trabajar. Y además no te importa ni asumir labores directivas ni remangarte hasta los codos y desempeñar la tarea más dura y menos glamourosa del mundo. Las tensiones vendrán ante tu falta de constancia y poca atención a lo que haces en cada momento. Tu mente es la causante de tanta dispersión, porque no te deja concentrarte y hace que te distraigas con una mosca que pasa volando. Y si te regañan o llaman al orden, ya vendrá la tensión porque crees que haces mucho y que no mereces ningún reproche. Si estos problemas son frecuentes lo notarás en tu ánimo, y estarás más nervioso y ansioso. Prueba a concentrarte más, evita distracciones como móviles, pon límites a quienes venga a contarte esto o lo otro… tiempo tendrás de relajarte cuando hayas cumplido con tu trabajo, y entonces, ¡podrás hacer de nuevo lo que te dé la gana! 

Cáncer

Cáncer, tú, cuando trabajas solo, tienes una capacidad enorme para hacer, resolver, empezar y terminar cada tarea. El problema viene cuando atiendes a unos y otros con sus propios trabajos, dejando que lo tuyo se acumule, que no acabes a tiempo o que lo acabes pero con fallos por haber tenido que hacerlo deprisa y corriendo. Eres como una ONG de ayuda a todos los que te la piden, y además, muchos abusan. Tiran de ti una y otra vez, y les da igual si te interrumpen, si les pides que esperen a que termines con lo tuyo…y como les das siempre, siguen buscándote una y otra vez para que les ayudes. Tu virtud es de alabar pero en la virtud va tu penitencia porque estar pendiente de ellos te impide estar pendiente de tus responsabilidades, de las que a ti te van a pedir cuentas. La única manera de manejar el estrés en tu trabajo tiene que ser poniendo límites a los demás, Cáncer. Saca tu carácter, no te dejes convencer, no les escuches porque ya te conocen y saben que no les vas a dejar tirados. Si haces todo esto, estarás más centrado en tu trabajo, te sentirás mejor y luego, puedes ayudarles a ellos. Pero primero lo tuyo, anda. 

Leo

Leo, tú naciste para liderar, para ser el rey, para estar al frente, para tomar decisiones y que todos te secunden. Eres el león de la selva, el sol del firmamento… ¿qué bien suena todo esto verdad? En parte porque es verdad, tu signo está bien arriba, pero creerte esto siempre y no ponerte límites a ti mismo te impide ver otra realidad. Y es que no siempre serás tu propio jefe, y aunque lo seas, dependerás de otras personas para algo, seguro. La impotencia que te nace cuando te dan órdenes, cuando no puedes tener lo que quieres, o llegar a donde quieres, te pueden poner al borde de un ataque de nervios. Sabes que puedes conseguir mucho más siendo más humilde y menos arrogante. Porque los demás estarán encantados, todo el mundo quiere trabajar y beneficiarse de tus capacidades, pero para eso tienes que conseguir que la admiración por ti no tengas sombras ni resquemores. Tienes que ser el jefe de verdad, el que todos quieren, no el que se les impone. 

Virgo

Hablarte a ti de estrés, Virgo, significa estresarte aún más. Vives en permanente estrés pero nadie lo diría. Porque por fuera nadie lo notará, pero si pudieran ver tu cabeza por dentro, verían tus numerosas neuronas moverse a mil por hora, pensando, organizando, previendo, gestionando… no paran, ni cuando duermes paran. No hay tarea que tengas que hacer que no hagas, y que no la hagas a tiempo, y que no sea perfecta. Tú mismo eres casi perfecto trabajando, pero te falla que te cuesta trabajar con los demás. Delante de ti solo ves un trabajo, y no ves nada más. Pero esto es nefasto para trabajos en equipo, que suelen ser la gran mayoría. Necesitas mirar a tu alrededor, Virgo, y complementarte con los demás. No pienses que eso va a afectar a tu trabajo, no lo hagas, y así evitarás estresarte más. Prueba a trabajar más codo con codo con otros, y en todo caso, supervisa tú el resultado final si eso te va a dejar más tranquilo. Piensa que forzar ese ritmo de tensión te acabará agotando. Aún más. 

Libra

Para ti Libra, saber cómo manejar el estrés en tu trabajo es vital. Y como eres muy inteligente y aprendes rápido, te sabes unos cuantos trucos. Tu problema es que necesitas a los demás para trabajar, como para casi todo. Los demás te ayudan con tus decisiones, son el complemento perfecto para todo lo que haces. Te gusta saber que alguien te respalda, que alguien está ahí para empujarte ante una tarea u otra. Tu estrés precisamente viene cuando te fallan los demás, porque sientes que un trocito de tu mundo se derrumba ante tus pies. Pero no es así, Libra. Deberías probar a valerte por ti solo…más a menudo. Porque alguna vez lo has hecho y sabes que has podido, sabes que no ha sido tan malo. Y que los resultados han sido aceptables. ¿Por qué no hacerlo más veces? Tienes la capacidad, te falta la iniciativa y la valentía, solo eso. Deja de escuchar a tus miedos, dejar de darle paso a que tus inseguridades hablen por ti. Actuando por ti mismo, además, conseguirás un logro importante: no depender de nadie, eso te hará más fuerte. Y también servirá para poner límites a los que se quieren aprovechar de ti, a los que ponen la medalla que no merecían porque el trabajo importante lo hiciste tú. 

Escorpio

Para ti Escorpio, la principal fuente de estrés por tu trabajo viene por tu fuerte carácter y el alto nivel de tensión que alcanzan tus discusiones con los demás. Aceptas mal las críticas, no te gusta hacer las cosas de diferente manera a como las haces, y te estresas imponiéndote, imponiéndote, imponiéndote. Tienes que aprender a no ser tan dominante, a confiar en los demás. Con las críticas eres muy rápido para hacerlas, y por el contrario, aceptas mal las que te hacen a ti. Además de que no te gusta alabar cuando alguien se lo merece. Actuando así, es como si echaras por tierra todas las virtudes que tienes trabajando, que son muchas, partiendo de tu inteligencia, y continuando con esa valentía que tienes para afrontar cualquier tipo de reto. Ser más cercano va a favorecer tu carisma y eso redundará en tu productividad. Pide ayuda si la necesitas, y ayuda a quien te lo pida. No te distancies de los demás, no estás solo. 

Sagitario

Trabajando eres de lo más completo, Sagitario. Se te da bien estar arriba en la cadena productiva, pero también estar abajo si hace falta. Aunque tienes mucha capacidad para el mando y para liderar equipos y tareas, no te importa hacer todo tipo de trabajos. Lo único que pides es sentir que tienes cierto margen de libertad para hacer tus tareas. Si te sientes estresado por horarios, tiempos para ejecutar un trabajo u otro, u obligado a trabajar con personas que te caen mal, te empiezas poniendo de mal humor y acabas teniendo un ataque de nervios. Y cuando te tuerces, te resulta difícil volver al estado de calma y buen rollo. Tú puedes con el estrés y con lo que te propongas Sagitario, y lo sabes. No te enfades si no te halagan, no critiques y acepta las críticas, no te tomes las cosas de forma tan personal, no dejes que cualquier “ruido” te amargue el día… Es tan fácil como conseguir que tu alegría y optimismo no se enturbie por cualquier chorrada. Por cosas importantes sí, pero no por tonterías, y reconoce que algunas veces te desestabilizas demasiado por una auténtica gilipollez. 

Capricornio

Tener la capacidad que tienes tú para trabajar al 200% no es fácil, Capricornio. Eres lo más cuando se trata de trabajar, cumplir tareas, asumir responsabilidades, cumplir plazos… El único fallo es que pareces que solo trabajas para ti. Todo lo desarrollas en función de la parte que te toque, tu grado de implicación va en función de lo que vayas a beneficiarte de los resultados. Eso te distancia de los demás, que piensan que vas mucho a lo tuyo, y en el fondo sabes que es verdad. En el fondo lo haces porque crees que si no miras por ti tú, ¿quién lo hará? Verte tan distanciado de los demás te crea tristeza, crees que nadie te entiende, te afectan las discusiones y sufres cuando no tienes con quien hablar (eres introvertido y no es fácil que te abras a nadie aunque tuvieras a esa persona cerca). Ábrete a alguien, no hace falta que tengas muchas personas muy cercanas, pero tener un par de buenos compañeros en el trabajo te ayudará a sentirte mejor, y a animarte cuando lo ves siempre todo tan negro. 

Acuario

Tu forma de trabajar, Acuario, es muy personal, diferente, cómo tú. Si trabajas solo o eres el jefe, te será más fácil hacer lo que quieres, poner tus propias normas y saltarte las que hay. Pero si tienes que trabajar para otros vas a sufrir mucho teniéndote que someter a normas que para ti suelen estar obsoletas, y son productos de mentes antiguas y atentan contra la libertad personal. Te estresas mucho intentando ser tú mismo en ambientes hostiles donde todo el mundo funciona de la misma manera, son como robots piensas. Dicen que si no puedes con tu enemigo, alíate con él. Juega con las normas, asúmelas en lo que más se nota, y trabaja a tu manera siempre que puedas. Maneja el estrés en tu trabajo creando tus propias normas en el límite de las que son y las que te gustaría a ti que fueran. Y alíate con otras personas que son como tú, pero que igual no tienen tu fuerza y tu valentía para rebelarse. 

Piscis

Piscis, tú vas a saber manejar el estrés perfectamente mientras no haya alguien por detrás malmetiendo. Porque eso sí que consigue ponerte nervioso de verdad. Sabes aceptar las críticas, sabes enmendar tus errores, sabes trabajar más rápido cuando hay prisa… pero no puedes con los que critican por hacerte de menos, con los que quieren hundirte. Y no solo te afecta por tu sensibilidad, sino porque crees que es injusto. Y porque crees que hay algo de abuso, porque precisamente esas personas no se atreven a hacer lo mismo con otras que son más líderes. Sigue como hasta ahora regulando tus niveles de estrés, los normales ante picos de trabajo y responsabilidades. Pero no dejes que otras personas te ataquen o estresen, a la porra con agradarles o tener su aceptación. No, no y no. Tú estás por encima de esas personas y de sus poco constructivas opiniones, pero tienes que empezar a creértelo tú.

2021-02-05T14:30:52+02:00