El amor es un tema de lo más complejo. Cada persona lo vive a su modo y espera algo diferente de sus relaciones. No conseguir lo que persiguen, los puede llevar a tener sentimientos contradictorios y, por ende, pasar del amor al odio. Y, pueden llegar a hacerlo en un breve período de tiempo. Por este motivo, hay relaciones que no suelen durar más de unos meses o, incluso, menos. Si quieres saber cómo pasan los signos del amor al odio, nosotros te hablamos de ello. 

Aries 

Los nativos de Aries son personas de lo más impulsivas y, por ende, se vuelcan en el bienestar de todas las personas que entran en sus vidas. Sin embargo, tienen una personalidad de lo más marcada. Por ello, cuando se sienten vulnerados o bien les hacen daño, no suelen dar segundas oportunidades. Pasan del amor al odio fácilmente si se sienten traicionados por aquellos a los que tanto aman. Si han puesto muchas expectativas en una relación y ven que estas no se cumplen, o si se sienten decepcionados, pueden reaccionar de una forma brusca y dejar de lado a la otra persona en muy poco tiempo. 

Tauro

Lo suyo es pasar de 0 a 100 en cuestión de segundos. A los nativos del signo de Tauro no les importa que los demás den sus opiniones sobre cualquier tema, pero sí les molesta cuando quieren imponérselas. Pueden ser personas muy abiertas, cariñosas y empáticas, pero, cuando ven que intentan cambiarles, interrumpen sin más la relación. Los Tauro pasarán del amor al odio en segundos cuando no se sientan respetados. 

Géminis

El amor y las relaciones afectan mucho a los nativos de este signo, y es que, cuando aman, lo hacen con todo su corazón. Siempre están dispuestos a darlo todo de ellos mismos y lo hacen confiando que la otra persona, tan especial para ellos, también lo hará. Sin embargo, cuando ven que no es así, se sienten usados, Y, cuando los Géminis intuyen que tratan de aprovecharse de su buena fe o, si les hieren, pasan del amor al odio en poco tiempo. 

Cáncer

Los Cáncer no son personas que pasen del amor al odio fácilmente; más bien, son personas a la que le gusta hablar las cosas e intentar una comunicación fluida y productiva. Sin embargo, cuando ven que no hay manera de llegar a acuerdos, simplemente se alejan. Saben bien que no hay espacio en su vida para llegar a odiar a una persona. Saben que sentirse de este modo no les hace ningún bien ni les aporta nada. Por ello, simplemente siguen su vida sin más. 

Leo

Los Leo sí que son personas que pasan del amor al odio fácilmente y es que tienen las ideas muy claras, a la vez que una personalidad de lo más explosiva. Mientras las cosas vayan bien, son personas muy tiernas, cariñosas y atentas. Sin embargo, cuando ven que la otra persona no les presta la atención que buscan y que tanto necesitan, pueden pasar de amarla con intensidad a quererla lo más lejos posible de su vida de un momento para otro. 

Virgo

Los nativos del signo de Virgo son polvorines en este aspecto. Cuando están empezando con alguien, requieren rápidamente de su atención; de toda su atención. Y esto no es algo que todo el mundo pueda o quiera hacer desde el primer momento. Por ello, si los Virgo ven que las cosas van más despacio de lo que les gustaría, empiezan a ponerse nerviosos, lo que hace que acaben por forzar situaciones sin darse cuenta de ello. Si la otra persona se adapta a ellos, no habrá problema y Virgo le dará el más puro amor. Sin embargo, cuando las cosas no les salen como quieren, sus sentimientos cambiarán rápidamente y pasarán del amor al odio en menos de un minuto. Les echarán de su vida sin explicación alguna.

Libra

Los nativos del signo de Libra no son personas de pasar del amor al odio rápidamente, y esto se debe al hecho de que son personas muy equilibradas. Intentan ponerse en el lugar del otro y comprender los motivos que los llevan a actuar de una manera u otra. Siempre intentarán llegar a un punto medio, aportar soluciones y ofrecer alternativas. Pero, de no ser posible, prefieren acabar bien con la otra persona, aunque limitando las interacciones con ella.

Escorpio 

Por su carácter vengativo, los nacidos bajo el signo de Escorpio tienen la facilidad de pasar del amor al odio de un momento a otro. Sobre todo, si están enfrascados en una opinión. No suelen cambiar su forma de pensar y les cuesta aceptar otros puntos de vista. Si bien es cierto que no se niegan al diálogo, estos lo hacen para llegar a acuerdos y no para replantearse su manera de ser. Si les aprietan mucho o les hacen algo que les ofenda, pasan del amor al odio tan rápidamente que la otra persona ni se da cuenta de ello.

Sagitario

Los Sagitario son personas muy abiertas, dinámicas y con un gran corazón. No conciben odio en su vida, pues saben que es un sentimiento que, lejos de aportarles bienestar, solo les complicará más la vida. Los Sagitario son personas que viven y dejan vivir. Si hay algo que no les acaba de convencer en una relación, la acaban suavemente y de la mejor manera posible para abrirse a otras que se correspondan más con lo que buscan. 

Capricornio

Los nativos de Capricornio son bastante fáciles de llevar en una relación. No son de lo más exigentes, pero aman con todo su corazón. Cuando les hacen daño, son personas que sufren mucho, pero no pasan del amor al odio rápidamente. Suelen ser personas que perdonan y, si aman de verdad, dan otra oportunidad. Si sale bien, mejor para todos. Si no es posible, acaban la relación elegantemente, pero con firmeza y pasan a otras cosas. 

Acuario 

Los que han nacido bajo la influencia de Acuario son personas muy independientes a los que no les da miedo la soledad. Suelen llevarse bien con todo el mundo y, simplemente, buscan disfrutar de la vida. Son muy inteligentes emocionalmente, por lo que no pasan de un extremo al otro fácilmente. Saben que no se gana nada siendo así, sino todo lo contrario. El odio, la frustración o la rabia no forma parte de su ADN.

Piscis

Los Piscis sí pueden llegar a pasar del amor al odio fácilmente, pero no en todas las situaciones que les son, más o menos, contrarias. Suelen pensar muy bien antes de actuar y toman decisiones basadas en la experiencia que han ido acumulando a lo largo de la vida. Tienen las ideas muy claras y saben escoger bien a los que dejan entrar en su vida. Por este motivo, no son personas que vivan situaciones tensas muy a menudo. Ahora bien, si lo han hecho todo por una persona y esta les traiciona, entonces sí que los podemos ver con el más puro de los odios. 

Pasar del amor al odio es algo que, si pudiéramos escoger, seguramente no haríamos. El problema viene cuando nos sentimos dañados o traicionados y nos es complicado gestionar esos sentimientos. En este momento, cada uno de los signos del Zodíaco tiene una forma de actuar diferente y de ella dependerá el desenlace de nuestra relación.