Ante los problemas e inconvenientes no todo el mundo reacciona de la misma manera. Unos signos hacen un mundo, y necesitan contar todo lo que se les pasa por la cabeza, sacarlo fuera, que los demás sepan cómo están y lo que les está pasando. Otros signos se lo toman con menos drama, más a la ligera, y puede que ni te enteres de lo que están pensando o sufriendo. Otras veces, dependerá de las circunstancias, y los “templados” estallarán, y los “dramáticos” se callarán porque están hartos de que nadie les comprenda. ¿Cómo reaccionan los signos ante un drama?

Aries

Aries, tú, con tal de salirte con la tuya, hacerte oír, imponerte, o marcar el camino que quieres y que te sigan, montas un drama, dos o la tercera guerra mundial si hace falta. Lo tuyo no son los dramas que vienen por tu parte  emocional sino por ese fuerte carácter tuyo. Marte es tu planeta y gobierna la guerra, así que más que dramas, tú lo que tienes entre manos siempre  son batallas continuas para conseguir lo que quieres. A veces es una cuestión de pelear por tu libertad, otras de montarla pero para ayudar a los que son más débiles. El fin justifica los medios, y si para ti hay un objetivo que merece la pena, no te importa gritarlo al viento y acto seguido remangarte y ponerte a pelear. Lo bueno es que se te pasa pronto, lo malo es que quien te fuerce a calmarte, saldrá malparado. Necesitas hacerlo tú solito y cuando lo veas claro. Punto. 

Tauro

Tauro, tú no eres básicamente alguien dramático, pero cuando te supera lo doloroso, lo difícil o lo malo, claro que haces drama. Como si tu experiencia te hubiera demostrado que esa es la única manera de hacerte oír. Y la que te sirve para que los demás sepan dónde está tu límite, y avisando de que no te gusta que te pongan así, de que no te gusta que te saquen de tu zona de confort. Tú siempre evitas ponerte en evidencia, sacar los pies del tiesto, los fuera de tono no van contigo. Tú te mueves en un dulce equilibrio, y cuando algo o alguien te hace perder los nervios, y estallas, montas drama y lo que haga falta para hacerte oír. Tardas en llegar al límite, pero cuando llegas, llegas, estallas y no se te pasa tan rápido. Avisados estáis.    

Géminis

Géminis, lo tuyo y el drama van unidos pero solo por arte y magia de las palabras. Es decir, tú eres fuerte y capaz de asumir muchos problemas de la vida, pero de vez en cuando todo te supera. Como si llegaras a un límite y necesitaras estallar para sacar fuera parte de lo que tienes dentro, porque dentro ya no cabe más. Y lo haces soltando por tu boca lo que no está escrito. Y esa forma de expresarte con un torrente de palabras, gestos, expresiones, emociones y miedos es todo un arte y un drama. Lo mejor de todo es que te importa poco lo que piensen los demás de cómo te pones. Es lo que te pide el cuerpo y punto. Igual te arrepientes luego, pero porque tú mismo, ya en frío, eres conscientes de cómo te has puesto y si te has pasado. Pero si llegas a esos puntos será porque te hacen faltan y someterlos o callarlos, sería como ir contra natura. Se saca fuera y punto. 

Cáncer

Cáncer, si hay algo importante para ti en la vida son los sentimientos, las emociones, lo que nos recorre y nos hace sentir las personas más felices del mundo, o todo lo contrario, las más desdichadas. Pensando así es fácil que cuando el mundo es negro y no rosa sufras, y de ahí queda claro que tú SÍ montas un drama cuando eso sucede. Un poco porque no te puedes contener, es superior a ti guardarte todo dentro. Explotarías. Otro poco es porque te encanta conectar, y si a veces es con esa parte tan sensible, y débil al mismo tiempo, pues lo haces, porque no tienes miedo, eso que vaya por delante. Que algunas veces parece todo muy exagerado, quizás, pero así eres tú, y quien te quiere, debe aprender a quererte tal y como eres. Lo que  sí que intentas es desahogarte con las personas en las que confían, y que te quieren, porque muchas otras suelen ser tan egoístas que no ven más allá de ellas mismas. Y con esas, no merecen la pena mostrar tu corazón a pecho descubierto. Sería añadir una frustración más a lo que ya sientes de por sí.

Leo

Leo, tú eres ideal para hacer dramas con cualquier cosa que te suceda en la vida. Pero montar un drama para ti no es porque estés hundido y no lo puedas superar, o porque explotes, o porque necesites que los demás te ayuden. No. Tú lo haces por el puro gusto de mostrar lo que te pasa, de que los demás sepan lo que piensas o sientes. Te gusta que se te tenga en cuenta (igual que tú escuchas a los demás), y con tus dramas, son como llamadas de atención para conseguir lo que quieres. Y si no lo consigues, ahí sí que del drama ligero pasas al drama intenso porque otra cosa que es verdad es que llevas fatal que pasen de tu culo. Y cuando quieres, haces un mundo y se entera hasta el universo entero de lo que te pasa. Claro que todo se te pasa rápido, así que casi nunca llega la sangre al río. Si todo se desmanda, viene tu orgullo, te recoge y te coloca donde salgas mejor parado. No problem.

Virgo

Virgo, tú no eres no eres de montar dramas, pero principalmente porque no los tienes. Asumes los problemas de la vida, los desamores y los momentos duros como situaciones circunstanciales que hay que solucionar, no ponerse a llorar por ellas, y juntar gente a tu alrededor escuchándote. Y si por lo que sea te toca sufrir duro, lo haces en silencio, le das mil vueltas por dentro y piensas en mil salidas, pero tú solito. Tanto que muchos no se dan ni cuenta de lo que escondes dentro. ¡Si supieran! En todo caso, si de algo se te puede acusar es de magnificar algo que es simple, pero es por tu afán de buscar la perfección, de que todo cuadre, de que todo encaje, de que todo esté en orden. Bastante sufres tú esa parte de tu forma de ser. Pero no implicas a nadie, que es de lo que estamos hablando. En el fondo, te cuesta tanto explicar lo que sientes, que prefieres guardártelo, aun a riesgo de que por no sacarlo y tomar perspectiva, se haga la pelota más grande en tu interior. 

Libra

Libra, tú no eres de montar dramas, le pese a quien le pese. Alucinas cuando recuerdas todas esas veces en las que los demás te acusan de tibio, y justamente, cuando llegan los momentos duros, tu templanza es la que se impone, y callas más bocas de lo que imaginas. Pero es que a ti te gusta vivir tranquilamente, y cuando te han hecho daño, te lo comes, te lo trabajas interiormente y no vas llorando por cada esquina para que todo el mundo se entere de lo mal que estás (y mira que a veces sufres un montón por cosas que te pasan). Es cierto que lo haces también porque no te gusta molestar a los demás con tus cosas, te cuesta, y lo que te gustaría es que ellos estuvieran más pendientes de estar ahí para ti, igual que tú siempre lo estás para ellos cuando están mal. Una vez más, lo que haces es asumir como eres, con lo bueno y con lo malo, algo que deberían aprender los demás de ti, por cierto. 

Escorpio

Escorpio, tú eres esa rara mezcla de fuerza y sensibilidad muy desconcertante para muchas personas, incluso a veces para ti, ya que te gustaría tener más control sobre lo que sientes. Y de controlar esos impulsos de arrasar contra todo o a todos los que te han lastimado, o a los que le han hecho daño a alguien a quien quieres. Y claro, cuando te tocan donde más te duele, montas lo que haga falta, incluso un drama. No te gusta, eso sí, hacerlo en plan alocado, ni como un numerito. Quieres ser duro, y que en cada palabra y en cada gesto queden claro lo que sientes. Quieres que los demás se den cuenta del peligro que corren por tocarte las narices a ti (o tocarte algo peor). Y si para eso tienes que sacar toda la artillería, la sacas y punto. Y si alguien se pone chulo, eres capaz de atacar con todo lo que sabes de esa persona, de su pasado, de su presente, y de todos y cada uno de sus puntos débiles. K.O. lo vas a dejar si hace falta. 

Sagitario

Sagitario, tú eres alguien fuerte y optimista pero también alguien que como se te crucen los cables montas un número tremendo para quejarte, hacerte escuchar y dejar claro lo que te gusta y lo que no, o lo que te hace daño. Contigo no se juega, y para que a nadie se le olvide, haces una exposición de los hechos contundente, dramática si hace falta, exagerada… porque no quieres que te lo vuelvan a hacer. No lo haces continuamente, ni te dura mucho, solo el tiempo suficiente para resolver, y a otra cosa mariposa. Y rápido te centras en otro asunto, que la vida tiene mucho que ofrecerte y no te gusta perder el tiempo con enfrentamientos continuos sobre lo que no es importante de verdad. Pero dejando claro que no tienes problema en enfrentar lo que sea si hace falta. Miedo cero, valentía mil. Y los demás, si no están contigo, están contra ti. Que eso quede bien claro. Y actuarás en consecuencia también. 

Capricornio

A ti, Capricornio, los dramas te parecen una debilidad, y las personas que andan siempre quejándose, sufriendo por todo y llamando mucho la atención sobre algo de sus vidas, te dan una pereza tremenda. Y huyes de ellas como alma que lleva el diablo. Claro que tú te permites pensar así porque eres alguien racional, con mucho poder mental y mucha fuerza de voluntad para manejar tu vida, no para que tu vida te maneje a ti. Pero ti te cuesta lo suyo, no es que te salga así sin más, sin esfuerzo, por eso piensas que si tú puedes, ¿por qué los demás no se esfuerzan también un poquito más? Crees que la gente, si estuviera más pendiente de asumir responsabilidades, trabajar duro y no mirarse tanto el ombligo, seguro que no tendrían tanto tiempo para dramatizar, ni le darían tanta importancia al sentir, que para ti es mucho de sentimentalismo y debilidades absurdas. La vida tiene que ser gastar fuerza en cosas que merezcan la pena, no en tantas tonterías.      

Acuario

Acuario, tú la vida te la tomas con seriedad y con interés, curiosidad e inteligencia. Pero ni te metes donde no te llaman, ni haces un mundo de cualquier situación, y menos de lo que sientes o padeces. Tu lema es la libertad, entre otras muchas cosas, y eso te lleva a pensar que cada uno debe ser capaz de resolverse sus propios problemas (al margen de que podamos ayudarnos unos a otros). Lo que pasa que a veces, en algunas situaciones, te tocan donde más te duele, y si habías acumulado demasiado, estallas por donde menos se lo espera nadie. Sorprendiendo a todos y hasta a ti mismo, porque te da rabia tener siempre tanto control, y luego poderlo perder en minutos. Aunque llevaras razón en haberte puesto así. Menos mal que siempre aprendes y tomas nota para no acumular tanto, y así poder contenerte mejor en determinadas situaciones. 

Piscis

Piscis, tú, a pesar de ser idealista, romántico, sensible e imaginativo, te impregnas a tope de lo que te sucede, cuando sufres, o cuando sientes que han sido injustos contigo. PERO TE LO COMES SOLO. Lo de ir llorando por ahí, quejándote y haciendo sentir mal a los demás, no va contigo. Aunque bien que te gustaría que empatizaran más contigo. Sí, la verdad es que te gustaría que los demás te comprendiesen mejor, y que cuando te vieran mal, supieran decirte palabras bonitas o abrazarte mucho más fuerte. Puede que escondas tan bien tus dramas que no los vean, o pueden que te vean suspirar tantas veces y hacer comentarios negativos, que cuando son de verdad de verdad, crean que no es tan grave, o que es una más de tantas veces. A tu favor, eres alguien que sí empatizas con lo que les pasa a los demás, y si puedes les ayudas, al menos poniendo tu hombro y dándoles el pañuelo con el que sequen sus lágrimas.