¿Cómo reconocer a Leo?

Es fácil reconocer a Leo. Muy fácil. Cuando conozcas a alguien con un encanto por encima de lo normal, con don de gentes, con miles de amistades y que dirige a medio mundo, si, lo más probable es que sea Leo.

Leo sabe que que es superior, lo tiene claro, pero no lo utiliza en contra de los demás, siempre que no intenten arrebatarle su “reino”.

No hay apenas leones introvertidos, todo lo contrario, siempre lo encontrarás hablando con alguien, negociando o tramando nuevos planes, pero callado y quieto, jamás. Sabe lo que vale y también sabe que no ha venido a este mundo a ser uno más. Ama la conquista casi como Aries, pero sabe llegar a la cima mejor que el carnero.

Cuando estés con un Leo cerca notarás su magnetismo, su poder, sabrás quien es en el fondo, el que manda ahí. Y no, no eres tú. Es Leo.

Su vanidad a veces le hace hablar con cierto aire de superioridad pero es su naturaleza, gobernar al resto. Suelen ser envidiados por muchos pero también muy queridos por otros.

Leo no soporta órdenes, como buen signo de fuego que es, y si considera que algo es suyo por derecho, es mejor que no intentes arrebatárselo. Con el tiempo pueden volverse más blando pero el orgullo del león hará que jamás agache la cabeza por nada. Siempre se mantendrá arriba, en lo alto, le pese a quien le pese.

¿Por qué Leo es un buen signo?

  • Tiene un don especial para dirigir, es buen líder y sabe ordenar a la perfección
  • Es muy enérgico y no para de hacer cosas nuevas
  • Destaca por ser muy amigo de sus amigos, siempre está rodeado de gente. Es muy sociable
  • Es fiel y leal, tiene valores y códigos que nadie sería capaz de romper
  • Es generoso con quien se porta bien con él, capaz de darlo todo
  • Vive intensamente y disfruta cada momento como si fuera el último
  • Es buen amante, fogoso, pasional y ardiente
  • Todo lo que hace, lo hace con pasión