¿Has escuchado eso de que uno tiene que aprender a levantarse de la mesa cuando ya no le sirven amor? Viendo todo desde afuera puede parecer fácil, pero cuando terminas envuelto en relaciones tóxicas te pierdes. Algo absorbe tu esencia y terminas cediendo ante todo. De pronto, te conformas con su ausencia, sus besos forzados, las cancelaciones cada que se van a ver.  Te acostumbras a vivir en la sombra y a bajar la mirada, cuando en realidad tu pareja debería ser tu refugio. No es fácil despedirte, aunque sabes que te hace daño. Pero, es un alivio lograrlo, confía. ¿Cómo saber si encontraste la relación bonita que tanto querías?  

Aries

Ya sabes que tienes un carácter de los mil demonios y cuando el fuego se te mete en las entrañas no hay quien te detenga. No quieres una pareja que se aproveche para discutir por eso todo el tiempo. Eso de echarle limón a la herida te agobia y te hace daño. Ese tipo de relaciones en las que te dicen que te aman y al mismo tiempo hacen algo para desequilibrar definitivamente no son para ti. Sabes que estás en un vínculo sano cuando te hacen salir de tu zona de confort sin estresarte. Esa persona no sólo te respeta también te admira y se esfuerza en que ambos estén bien. Para ti eso vale más que un momento de adrenalina. 

Tauro 

Es brillante la manera en que siempre pones todo tu empeño para que tus relaciones funcionen. No eres el tipo de persona que tira todo por la borda, al contrario, te esfuerzas en mantener algo a largo plazo. Sin embargo, tienes tus límites, no puedes dar y dar todo el tiempo. Tú sabes que quieres algo recíproco, porque es desgastante exigir cuando se supone que le debería nacer del corazón. Eres valiente, tranquilo y divertido, así que te mereces un amor genuino, que te haga sentir seguro de lo que tienen. Alguien que todos los días te recuerde lo importante que eres en su vida y lo mucho que aplaude tus victorias. Ahí es. 

Géminis 

A ti las relaciones formales no te asustan, lo que te hace dudar son las intenciones del otro. Siendo honestos estás cansado de enamorarte de personajes que sólo existen en tu mente, porque tiendes a idealizar y ahí es cuando terminas muy decepcionado. Sabrás que estás en una relación bonita cuando te sientas escuchado y no cambien de opinión de la noche a la mañana. Alguien que tenga el valor de poner las cartas sobre la mesa sin temor a las consecuencias. No quieres escuchar que te aman, quieres que te lo demuestren. Esa es la única manera en la que vas a poder confiar por completo. 

Cáncer

Tú sabes que tienes una personalidad muy impredecible, que tu humor es como una bola de nieve sin destino y la persona que decida caminar a tu lado debe ser empática, porque no estás dispuesto a tolerar sus desplantes y mucho menos ver que minimizan tus bajones. La manera de saber que por fin encontraste esa relación que tanto querías es cuando no te tienes que preguntar si es o no una conexión especial, simplemente se siente. La persona no sólo está cómoda contigo, ama cuando hablan sobre compromiso, un hogar, una vida llena de felicidad. Ahí es Cáncer, con quien te siga tomando de la mano hasta en tus peores días. 

Leo 

Tú no eres el típico signo que se deja llevar por la sensibilidad. Por supuesto, que tienes la habilidad de entregar el corazón, pero lo haces a tu manera, sin perder tu carácter y esa determinación que le pones a todo te distingue. Leo, no te vas a permitir involucrar tus emociones con alguien que no admiras. Sabrás que es la persona indicada cuando tenga el tiempo de cuidarte, mimarte y quedarse contigo en las malas rachas. Tú sabes que también tienes un lado oscuro y no cualquiera lo puede tolerar, pero eso es precisamente lo que te hará valorar a la persona indicada. Cuando te vea mal y decida estar a tu lado todas las mañanas. 

Virgo 

Tú no eres de los que se esfuerza en adornar a la persona, entre más cruda veas la realidad del otro para ti es mejor. Definitivamente, no piensas complicarte la vida con una pareja que te estresa o que te hace sentir menos. Tu día a día ya es bastante ajetreado, como para agregarle una raya más al tigre. Sabrás que encontraste la relación bonita que tanto querías, porque te darás cuenta de que el control ya no será tu prioridad. Una parte de ti va a fluir cuando descubras que esa persona no sólo se preocupa por tu bienestar, también hace lo que puede para ayudarte a estar mejor. Alguien que no minimiza ni tu ansiedad, ni tristeza, ni nada que estés viviendo. Eso es amor. 

Libra 

Por supuesto, que sabes que las relaciones sanas no son sinónimo de algodones en el cielo. Sabes que las diferencias son inevitables y hasta necesarias. Si en verdad se quiere construir algo rescatable hay que decir las cosas de frente. Sin embargo, eso no significa que vas a normalizar un ambiente caótico, en el que los insultos, humillaciones y críticas, son el pan de cada día. Sabrás que estás en una relación bonita cuando las cosas se den sin forzar, cuando no tengas que suplicar lo que te mereces y la otra persona no tenga problema en decirte cómo se siente respecto a cualquier cosa. Alguien que descubra tus inseguridades y las respete, no alguien que las use en tu contra. 

Escorpio 

Cuando amas eres capaz de muchas cosas, es tu intensidad la que se deja llevar y se olvida de cualquier norma social que pueda existir. En tu interior habita un Escorpio irreverente, el loco que escucha a su corazón e ignora por mucho tiempo lo que dice su mente. Quizás eso te ha llevado a relacionarte con gente equivocada, la que sólo busca pasar el buen rato y no tiene intención de escuchar cómo te sientes. Sin embargo, Escorpio, sabrás que encontraste esa relación bonita cuando te brinden atención incondicional y no te juzguen. Alguien que te dé la seguridad de que está contigo porque quiere todo o nada. Una pareja que tenga el valor de hablar honestamente desde un principio, que no te ilusione y que aunque le cueste muchísimo se atreva a amar. 

Sagitario

La verdad es que tú eres muy agradecido con la vida, ya bastante duro es enfrentarla todos los días, no quieres perder tu energía en una queja tras otra. Tienes muy claro que no puedes entregarle tu corazón a un alma superficial, necesitas ir más allá, compartir con alguien que entienda que salir durante la noche a ver las estrellas es de los mejores planes para una pareja. Sabes que has encontrado esa relación bonita cuando esa persona respeta tu independencia y no quiere cambiarte a su conveniencia. Alguien que se dé cuenta de que tus pasiones no son un juego y que todo lo que haces está bañado de tus emociones. Un amor así te puede llevar a la felicidad. 

Capricornio 

Para ti no hay imposibles, cuando se trata de tomar un nuevo proyecto en tu vida lo haces sin miedo y sin pedirle permiso a nadie. Tú no huyes de las responsabilidades, al contrario, las tomas como herramientas para convertirte en alguien mejor de lo que ya eres. Eso sí, cuando se trata de relaciones no te andas con rodeos, buscas algo serio y punto. Sabrás que encontraste la relación bonita que tanto querías cuando te incluyan en su futuro sin que se lo pidas. Esa persona no sólo es tu compañero también es tu confidente y ahí es cuando te das cuenta de que nada de lo que ocurre en tu cabeza es una tontería, y que todas tus manías pueden ser perfectas para quien te adore. 

Acuario 

No lo vas a negar, te cuesta muchísimo abrir tu corazón para una relación. Es porque no quieres perder tu libertad por alguien que ni siquiera te demuestra el mínimo interés. Por ello, te tomas tu tiempo. Tú eres de los que cree que todo el mundo puede ser romántico y atento los primeros meses, pero, ¿después qué sigue? Es duro cuando la llama del enamoramiento desaparece y te das cuenta de que todo era idealizado. Sabrás que es una relación bonita hasta que esa persona empiece a sumar en tu vida, que trate de hacerte feliz y no busque llenar sus vacíos contigo. Alguien que te inspira a dejar los fantasmas del pasado, todo ese montón de inseguridades que no te dejan volver a creer. 

Piscis 

Sí, puede que tengas la compasión y la sencillez para enamorarte con locura, Piscis, pero eso no es señal de que pueden llegar a deshacer a su antojo en tu vida. El ir y venir en las relaciones te frustra, no quieres estar con alguien a quien tengas que pedirle que te bese, te dé un abrazo, te apoye. Sabrás que estás en la relación bonita que siempre has querido cuando esa persona tenga el valor de ponerse en tus zapatos y no te juzgue. Te cansaste de ser el que nadie entiende, el que supuestamente se rompe por todo, el emocional. Ya no quieres esas etiquetas y mucho menos que vengan de tu pareja. No quieres un cuento de princesas, quieres algo sano y no piensas seguir rogando por algo que tarde o temprano llegará. La paciencia se ha vuelto tu mejor compañía.