Todo el mundo miente, eso que vaya por delante. Pero unos mienten más que otros, unos lo hacen mejor que otros, unos mienten por cualquier cosa y otros por tonterías, a algunos siempre les pillan y otros creen que no están mintiendo, y lo justifican y justifican para ver si cuela. Y a los únicos que engañan es a ellos mismos. Y la pregunta es: ¿cómo saber si está mintiendo según su signo? Buena pregunta porque el Zodiaco influye cual detector de mentiras. Veamos cómo. 

Aries

A Aries es fácil pillarle mintiendo, igual que es fácil pillarle en muchas otras facetas de su vida. Es tan transparente que sabes cuando está feliz, enfadado, ansioso, impaciente, preocupado, rabioso o cansado. Además de que no le gusta fingir (tampoco sabría aunque quisiera), le gusta ir por la vida con las cartas por delante. A pecho descubierto. Si quieres saber si miente, obsérvale un rato, y cae. Le puede dar la risa o ponerse muy nervioso, se delata rápido. Pero, no te confundas, si Aries de verdad quiere mentir y que no le pilles, no le pillas. De esas veces que se la juega mintiendo porque lo que se juega es importante… ahí no le pillas. Porque su mente ágil, Aries es muy inteligente y si está en plan estratégico, sabe cómo burlar a cualquier ojo espía. A los que le conocen será más difícil que les engañe con alguna mentira, pero al resto del universo, como quiera, se la cuela

Tauro

A Tauro se le da bien mentir, porque quien habla poco se equivoca menos. Quien habla poco es más dificil pillarle mintiendo porque te deja muy poco margen para ello. Las mentiras de Tauro se basan en pocas palabras, pocos detalles, las dice muy lentamente, como para retener bien lo que dice y que no se le olvide. Si le vuelves a preguntar tiene que saber qué dijo exactamente para no meter la pata. Le puedes pillar si analizas sus mentiras precisamente por la forma en que las dices: siempre usa las mismas palabras, y ahí es cuando puedes alertarte de que hay poca naturalidad, algo suena forzado. Cuando hablamos de forma natural, cuando no mentimos, hablamos sin controlar qué decimos, lo hacemos de forma espontánea, no nos repetimos con las palabras y detalles exactos. Y ahí es donde puedes pillar a Tauro. Claro que como se ponga delante de ti y diga que es así, es así, es así… lo tendrás jodido para que te reconozca que te estaba mintiendo. Tendrás que ir por otro camino porque por ese como que no

Géminis

Géminis miente tanto como habla. Así que como habla mucho, miente mucho. Pero no te lo tomes a mal, forma parte de una personalidad doble, de una mente muy rápida e inteligente, de una forma de vida. Géminis va y viene, se relaciona con muchas personas cada día, habla por teléfono bastante… entre tanta interacción, ¿cómo no va a mentir? Claro que el signo de los gemelos no te va a reconocer que son mentiras, sino que si dijo “aquello, por algo sería”, te dirá que “de aquello que dijo, pues que luego ha cambiado el asunto”, o te dirá que “alguien le dijo que hiciera esto o lo otro y tuvo que contarlo así”. En fin, que te convencerá y acabarás creyéndole en todo lo que te diga de nuevo. Al fin y al cabo, la magia de Géminis son sus palabras, nació para hacer con ellas lo que quisiera, como un don que puedes usar, para hacer el bien o el mal. Pues ahí lo tienes, Géminis juega con las palabras, es su poder y casi nunca tiene mala intención. ¡Créele!

Cáncer

Sabiendo que Cáncer es de los signos más honestos del Zodiaco, lo normal es pensar que miente poco y que cuando lo hace tiene alguna potente razón para hacerlo. Cáncer las llama mentiras piadosas, y son todas esas palabras dichas con un buen objetivo, lo cual parece que quedan perfectamente justificadas. Piadosas o no, si quieres saber si Cáncer está mintiendo, obsérvale. Como no le gusta hacerlo, si te fijas bien le verás más nervioso de lo normal. Le verás moverse, o que se pone demasiado cariñoso y solícito. Y sobre todo algo que es claramente delatador: que no te mira a los ojos directamente. El resultado es que entre que le ves sufriendo por mentir, que no lo hace muy frecuentemente y que cuando lo hace cree que es por algo justificado, pues como que le acabas perdonando. Sí, la verdad es que Cáncer se hace fácil de perdonar con su carita dulce y sus ojos húmedos. Y puede que hasta le abraces. 

Leo

Leo miente y lo sabe hacer muy bien. Ya sabemos de sus dotes para el teatro, para las puestas en escenas… esa vena suya para hacer un papel es buena, muy buena. Y si en pantalla un actor o actriz te convencen de que están enamorados, ¿no va Leo a conseguir colarte una mentira? Seguro. Además, como es alguien en quien confías normalmente, no te imaginas que pueda ser capaz de mentirte, de engañarte o de algo peor. Pero sí, es capaz de hacerlo y lo hace. Leo tiene mucho poder de convicción. Y te la cuela dos veces encima: una cuando te miente y otra cuando le pillas. El mismo poder de convicción de colarte un engaño, es el que utilizará para hacerte dudar de lo que estás pensando con respecto a su mentira o engaño. Y conociéndole, le acabarás dando la razón. Es Leo, ya lo sabes, es el rey y al rey no se le discute. 

Virgo

A Virgo es fácil que puedas pillarle. ¿Cómo saber si te está mintiendo? Porque da demasiados detalles en lo que te está contando. Y sí, ya sabemos que le gustan los detalles y los datos más que el dulce, pero también sabemos que es alguien que va al grano, que le gusta lo sencillo y aplastante, lo contundente, lo objetivo. Así que choca verlo extenderse con tantas palabras mientras cuenta algo. Tanto adorno en palabras y detalles llama la atención. Cuando ves que Virgo da demasiadas explicaciones es cuando ves que hay gato escondido. Como además sean detalles absurdos y simples, sabiendo que Virgo tiene una inteligencia privilegiada, una luz se te enciende porque como que no es normal que Virgo diga algo así. Tan obvio, tan poco inteligente…Y ahí le habrás pillado con el carrito del helado.             

Libra

A Libra le cuesta mucho mentir, porque sabe que detrás de cada mentira hay un engaño. Y detrás de cada engaño puede que te haya alguien que te pille. Y si te pillan habrá tensión, confrontación, lucha de intereses, y Libra odia precisamente todo eso. Así que normalmente elige la verdad en vez de la mentira Pero claro, que le cueste mentir no quiere decir que no lo haga. ¿Cómo saberlo? Pues porque cambia mucho su actitud, le notas distante, y tampoco da mucho la cara porque cree que se le va a notar y le entra un miedo terrible a tener que dar explicaciones y que alguien se le enfrente. Y esa es su treta, pone distancia, y cruza los dedos para que todo se vaya quedando en el olvido. Y se propondrá no volver a mentir porque lo pasa realmente mal. 

Escorpio

Escorpio no miente, mejor dicho, a Escorpio no le gusta mentir. Es honesto, le gusta que los demás confíen en él y todo lo que tenga que ver con la falsedad y el engaño le horroriza. Bastante sabe el escorpión de la negrura de los bajos fondos, y contra ella lucha siempre en busca de la luz. Pero la vida es dura, la vida te pone en muchas situaciones que “o matas o mueres” y Escorpio miente, como todo el mundo (y casi siempre por necesidad según él). Lo gracioso es que la falta de práctica no le hacen mentir muy bien y le acaban pillando muchas veces. Pero claro, como tiene ese carácter tan fuerte cualquiera le dice nada. Y si alguien se atreve, se pondrá a la defensiva como si le fuera la vida en ello. Pero no te lo reconocerá fácilmente, necesitas mucho             valor para poder pelear con Escorpio y que te reconozca que te estaba engañando. 

Sagitario

Sagitario miente con mucha gracia, y con esa actitud que tienen los que mienten pero les da igual que les pilles. Soltar una mentira forma parte de la supervivencia y el arquero es un mago superviviendo entre miles de aventuras. La vida es una aventura cada día y Sagitario es el aventurero del Zodiaco. Se le pilla rápido cuando miente, porque rápido se va, no se queda esperando a ver si te lo has creído. Es como los niños traviesos que hacen la trastada y salen corriendo entre risas. En el fondo de cada mentira de Sagitario está, como tantas veces, su valiente forma de ser: hace lo que cree, cuando cree, como cree y con quien cree. Lo que sea. Y si alguien tiene algún problema, le estará esperando para responderle. Suena a macarra pero es que Sagitario es tiene ese punto de chulería que te puede joder, pero que en el fondo a todo el mundo le encanta. 

Capricornio

Capricornio miente pero no le vas a pillar fácilmente porque su cara puede ser tan hermética que no deje entrever nada. La famosa cara de póquer, esa es la ideal, y Capricornio la domina a la perfección. Además sabe que las mejores mentiras son las más simples, las que incluyen pocas palabras, pocos detalles y una actitud reservada. Con Capricornio, aparte, como tiene una mente potente y mucha memoria, en cuestión de segundos elabora su mentira, te la suelta, y le crees. Le ayuda mucho el ser una persona seria a diario, por lo que si le vieras que sonríe al mentir, le pillarías con más facilidad. Y si alguna vez tienes dudas, porque crees que sí te está mintiendo, pero también crees que igual te equivocas…ahí optarás por callarte, porque si te pone cara de pocos amigos, es que es mejor que lo dejes estar.

Acuario

Acuario, cuando miente, pone toda su maquinaria mental a trabajar. Primero para decidirse a mentir y luego para elaborar la mentira. Como no le gusta mentir, no lo hace con frecuencia, y además, es de lo que creen que mentir no sirve para nada. Que igual engañas a alguien, pero te estarás fallando a ti mismo. Pero una vez “que cae en la tentación” y miente, le vas a pillar casi con toda seguridad. Primeramente, porque su cara demuestra muchas cosas por más que quiera esconderlas. Segundo, porque conforme mienta, ya estará arrepintiéndose y pensando en qué va a decir si le pillan. Le notarás nervioso y muy evasivo. Y si le pillan, pues tratará de justificarse, se hará un lío con lo que dice, y casi te darán ganas de abrazarle y de decirle que no pasa, pero que no lo vuelve a repetir. Y le costará volver a hacerlo, porque como bien hemos dicho, no le gusta mentir. 

Piscis

Piscis sabe mentir muy bien o muy mal, según el día que tenga, las circunstancias y cómo ande de imaginación ese día. Como la tenga subida, te va a colar lo que quiera. Sabe elegir las palabras, o las no palabras, porque muchas veces miente sin decir nada apenas, con silencios, evasivas, y cuatros datos. Los justos para colarte lo más grande. Lo más alucinante es que cuando le pillas, ahí es cuando viene el chorro de mentiras de verdad. ¿Cómo puede tener esa imaginación? ¿Se piensa que somos tontos? Pues no, es que sabe darle la vuelta a lo que le interesa y tiene la inteligencia suficiente para manipular la verdad, la mentira y lo que haga falta. Y como se haga la víctima, casi le tendrás que acabar pidiendo perdón tú. 

2021-02-05T14:17:11+02:00