Hay un momento en la vida en el que vuelves a convertirte en aquel loco adolescente al que le temblaban las piernas de miedo en cuestiones de amor. No es nada fácil aceptar cuando alguien te gusta, porque no es algo que planeas y siempre existe la posibilidad de que la otra persona no sienta lo mismo. ¿Te pasa? Hay días en los que algo te dice que si le gustas y otros en los que su indiferencia te sacude el corazón. A ver, hay personalidades muy tímidas, quizás la otra persona se sienta igual que tú y por eso no se atreve a decirlo. ¿Cómo saber si le atraes a ese signo del zodiaco aunque diga que no? 

Aries 

Cuando un Aries siente cosas por ti, pero no está listo para dar el paso de decirlo, comienza a tener actitudes impulsivas. Por ejemplo, si te molesta de manera constante es señal de éxito. Es una manera en la que su niño interior grita que le encantas y hace todo lo que está en sus manos para hacerse el gracioso. Además, cuando te mira siempre se arregla bien, digamos que cuida mucho más su apariencia. Definitivamente, su táctica es actuar despreocupado, pero muy cerca de ti. Se mantiene atento a tus redes sociales, aunque no siempre reacciona. A ese Aries le atraes, aunque diga que no, pero quiere estar seguro de que es correspondido. 

Tauro 

Lo primero que hay que dejar claro es que Tauro difícilmente quita el dedo del renglón, cuando alguien entra en su corazón, no hay nadie más que lo pueda sacar. Su manera de acercarse es muy sutil, le gusta analizar muy bien el terreno antes de dar un paso más firme. Quizás, no es de los que te dicen que le atraes, pero su mirada siempre los delata. Ese Tauro no lo puede evitar, cuando te mira experimenta calma, no puede dejar de sonreír y le agrada entablar conversaciones contigo porque lo llenan de felicidad. Lo más probable es que se te quede viendo cuando no lo notas y si llegas a notarlo, girará la cabeza hacia otra parte. No le gusta sentirse expuesto y por eso lo piensa dos veces antes de dejarse llevar por sus emociones. Con Tauro vas a tener que ser paciente. 

Géminis 

Con Géminis tienes que prestar atención hasta el más mínimo detalle, porque recuerda que es el rey de la palabra, no es que sea mentiroso, pero no le cuesta evadir el tema centrándose en otras cosas. Sin embargo, cuando se siente atraído por alguien, no puede evitar estar cerca, es un imán más fuerte el que guía sus sentimientos. Aunque lo hará de una manera muy cautelosa, porque no quiere que te des cuenta de que en cualquier momento puede entregarte su mundo entero. A Géminis le aterra perder su libertad y más cuando se trata de un amor que no está dispuesto a dar lo mismo. Eso sí, cuando entra más en confianza, te das cuenta de que le atraes porque se vuelve el más juguetón, quiere hacerte reír e invitarte a hacer un montón de aventuras locas. 

Cáncer 

Un Cáncer no puede disimular mucho, porque su personalidad pasional, dulce e impredecible, lo termina delatando. En general, le gusta estar ahí para la gente que ama, es un signo que escucha, apoya e inspira. De ahí que cuando se trata de una persona que le atrae su lado atento habla por él. Te vas a dar cuenta de que está coqueteando porque le pone bastante empeño a su amabilidad, quiere que estés bien y es capaz de dejar de lado algunas de sus cosas para complacerte. Cáncer, es el tipo de persona a la que no le asusta abrazar de manera repentina, desearte un bonito día o aplaudir alguno de tus triunfos. Cuando alguien le gusta de verdad, se esfuerza en construir algo sincero y a largo plazo, no es de los que se conforman con amores ausentes. Si lo quieres en tu vida, será para algo serio. 

Leo  

Definitivamente, Leo no puede evitarlo, cuando alguien empieza a visitar su mente se pierde en el hilo del enamoramiento. Por supuesto, antes de todo te analiza de manera minuciosa, no es de los que baja sus expectativas por nadie, si te presta atención es porque realmente cumples con todo lo que un día soñó. Si no te lo dice, pero se preocupa por ti mucho más que por el resto, es la primera señal de que tienes un sitio especial en su corazón. Le gusta verse perfecto ante tus ojos y por lo mismo cuida cada detalle de su aspecto. No hay duda de que es un signo bastante vanidoso y no le asusta que la persona que le gusta se dé cuenta. Su objetivo es que ambos se puedan apoyar lo suficiente como para ser capaces de lograr todo lo que han soñado. 

Virgo  

Si hay un signo complicado de leer en esta lista, sin duda, es Virgo. Nunca sabes a ciencia cierta por la etapa que está pasando, porque no le gusta que nadie interfiera en su vida y prefiere mantener las cosas en silencio. Cuando se siente atraído por alguien, es muy discreto, le gusta indagar en la vida de esa persona, pero no es obvio. No te sorprenda si de manera inesperada te llega con uno de tus detalles favoritos, porque tiene una memoria increíble y cuando le dan ganas de ser lindo, sus actitudes son excepcionales. Virgo, es quien llega a tu vida para agregarle ese toque de cordura, te enseña que se puede querer desde la tranquilidad y que es mucho más gratificante cuando valoran tu esencia, sin buscar cambiar nada. Aunque diga que no, es de los que cree en los amores para siempre. 

Libra  

Cuando se trata de expresar amor de pareja a Libra le cuesta muchísimo, porque hay una voz en su interior que lo llena de inseguridades y le dice que tiene que mantenerse alerta para que no le rompan el corazón. Sin embargo, da señales pequeñas, pero muy claras. Lo primero que tienes que saber es que no es de los que les gusta convivir mucho. Es decir, tiene sus ratos muy sociales y ama divertirse, pero… en cuestiones de relaciones levanta una enorme barrera hasta que no se siente seguro. Quizás lo calla, pero la manera en que se pone nervioso lo dice todo, presta atención a su lenguaje corporal. Es obvio que cuando alguien le gusta se vuelve mucho más torpe, su cerebro quiere hacer las cosas bien, pero su corazón anda por las nubes. 

Escorpio  

Es claro que Escorpio es un signo muy independiente, no es el tipo de pareja a la que le gusta estar pegada las 24 horas. Tiene muchas cosas que hacer y sabe que la otra persona también. Así que prefiere marcar esos límites desde un principio. Una clara señal de que se siente atraído por ti, es cuando deja de lado ciertas actividades con tal de pasar un poquito más de tiempo a tu lado. Es de los que te sorprende con algún plan alocado, quizás la salida a un concierto, una escapada de la ciudad o simplemente algo extremo que les suba la adrenalina. Si están experimentando algo así, deja que fluya, Escorpio no dura mucho tiempo en explotar, no es de los que se guarda las emociones y llegará el punto en el que te diga que eres tú la persona que quiere que lo acompañe en sus locuras. 

Sagitario 

Hasta cierto punto Sagitario tiene la habilidad de disimular cuando alguien le gusta, pero no lo hace por mucho tiempo, porque llega un momento en el que su lado emocional lo traiciona. Es muy pasional, impulsivo y siente que está luchando contra reloj, en el fondo no quiere que se le vaya de las manos ninguna buena oportunidad. Digamos que empezará a insinuar que se derrite por estar contigo. No lo malinterpretes, es algo más que un encuentro bajo las sábanas. Lo que quiere es perderse en tus secretos, hacerte sentir la persona más segura del  planeta. Quiere tenerte en sus brazos para desear que el tiempo se detenga en ese instante. Si le gustas, no comas ansías, te lo dirá, su lado romántico no se guarda las cosas. 

Capricornio 

Lo cierto, es que Capricornio siempre anda en su propio mundo. Es un signo que le apuesta al trabajo, la entrega, el amor genuino. Lo que menos quiere es terminar involucrado con un amor ingrato, que lo único que busca es causarle un mal revuelo en el alma. Le encanta entrar en el juego del enamoramiento, pero no se queda mucho tiempo ahí. De alguna manera, necesita saber qué es lo que va a pasar, cuáles son las intenciones de la otra persona y encontrar las afinidades entre ambos. Cuando Capri se sienta seguro, no vas a dudarlo, te lo dirá de frente y sin rodeos, es un signo al que le gusta honrar sus promesas en el amor. Si te dice algo es porque lo va a cumplir. Es de los signos que sí creen en el felices para siempre. 

Acuario 

Por lo regular, Acuario no es de los que va por ahí enganchándose de cualquier amor que le sonríe bonito. Es un alma libre, lo que menos quiere es perderse en el huracán emocional de alguien que no tiene claros sus sentimientos. Quizás le cueste aceptar cuando alguien le gusta porque no quiere sentirse forzado por ningún motivo. Una manera de saber que le atraes, aunque diga que no es cuando se pone muy inquieto con tu presencia. Es como si algo más fuerte que él le dijera que se tiene que hacer ver. Sin embargo, al mismo tiempo le da vergüenza mirarte a los ojos o establecer una conversación. Acuario, pierde el equilibrio cuando la persona que lo trae loco llega, no puede evitarlo. Sus palabras no fluyen igual y es capaz de hasta de tropezarse con sus propios pies. 

Piscis 

Aquí nadie va a mentir, Piscis, es un alma sensible por naturaleza, pero eso no quiere decir que cualquier persona que toque a su puerta tendrá el privilegio de adueñarse de su corazón. Es un signo muy dulce, los detalles le nacen del alma y le gusta que las personas que quiere se sientan valoradas en todos los sentidos. Te das cuenta cuando le atraes si te presta demasiada atención, no quiere verte mal en ningún sentido y si es necesario hacer una que otra tontería para verte sonreír en las malas rachas, lo hará. Piscis, siempre se enamora más allá de lo que el resto no ve. Quiere verte cumplir con tus objetivos, te inspira y te admira. Tiene el don de sacar tu potencial y eso deja en ti huellas para toda la vida.