Hay dolores que nunca se marchan, se quedan en lo más profundo de tu alma como una llaga que basta que acaricies para que vuelva al principio. Se vuelven un nudo en la garganta, esa sensación en el pecho que no te deja respirar, lágrimas contenidas y ganas desesperadas de gritar. Aún así la vida te enseña que no hay más, que tienes que levantar la mirada y continuar, sonreír con un sabor amargo. Así es cómo se despide cada signo cuando pierde a un ser querido: 

Aries 

Despedir a alguien que amas te resulta sumamente doloroso. Porque eres fuego, eres quien no tiene necesidad de fingir y el dolor se te nota en cada poro. Tu alma triste avanza con enojo y frustración, es como si fuera una pesadilla, eso deseas y la negatividad se hace presente, te molesta que la gente no sea empática, que no entienda por lo que estás pasando. Ahí es cuando no entiendes de razones, cuando tus emociones te nublan y te alejas. Necesitas un tiempo solo, necesitas sanar y alejarte de personas que sólo se acercan por morbo. 

Tauro 

A Tauro le cuesta decir adiós porque generalmente tiene todo bajo control, entre la rutina y sus planes, se le olvida que la vida es así. Que todo cambia de la noche a la mañana y que no es seguro volver a ver a las personas que amamos. Tauro se refugia en la gente que siempre le ha demostrado lealtad, ese apoyo emocional que es capaz de hacer sentir que todo está bien. Eres muy de abrazos, el contacto físico es la manera en que tu alma poco a poco se va recuperando. Sabes que tendrás que lidiar con eso para siempre. 

Géminis 

Géminis es de los que más sufre cuando alguien que ama pierde la vida, porque no son de los que se la pasan demostrando su cariño. Sin embargo, cuando alguien es importante se desviven por darle toda su atención. Géminis es muy resiliente, ha superado batallas muy duras desde que llegó a este mundo, pero necesita no saber de nadie por un buen tiempo para poder abrazar su herida. Es quien se siente abrumado con tanta atención, quiere vivir su duelo y que lo respeten, luego intentará que todo vuelva a ser como antes. 

Cáncer 

El signo más emocional del zodiaco, el que puede romperse de un segundo a otro, cuando no tiene estabilidad. Es quien protege, quien ama, quien no te suelta y, por lo mismo, sufre mucho cuando pierde a un ser querido. De pronto, pueden sentirse culpables, aunque no sea así, pero necesitan que pase un largo tiempo para asimilar que las cosas no volverán a ser como antes. Cáncer puede caer en una profunda depresión, incluso puede que no se le note y esconda todo ese dolor detrás de una sonrisa, porque de alguna manera la vida los ha obligado a ser fuertes, sólo no te alejes por si te necesitan. 

Leo 

A Leo le cuesta mucho lidiar con un adiós, es de las personas que todo el tiempo están haciendo una cosa o la otra y eso puede hacer que se pierdan un poco de la realidad. Una noticia así les sacude el mundo de pies a cabeza, su brillo se apaga por un largo tiempo y llega un momento en el que ya no pueden fingir que no pasa nada. El momento en el que se rompen y sus emociones quedan plasmadas en un llanto imparable. Leo llora a sus fallecidos aún después de años, a veces, porque los extraña, a veces, porque hubiera querido compartir algún logro con ellos. 

Virgo 

Por más perfeccionista, meticuloso y reflexivo, que sea Virgo, llega un punto en el que las cosas se salen de control. Es un signo que siempre se apega a la lógica, son pocas las veces que deja que su lado vulnerable se haga presente. No obstante, por más que intente entender el por qué de las cosas, puede terminar con una enorme depresión por esconder lo que realmente siente. Es posible que Virgo esté pasando momentos muy duros y no lo diga, pero se le nota en lo opaca que luce su alma desde entonces. Virgo es fuerte, pero el corazón no entiende el último adiós. 

Libra 

Libra es quien honra a sus fallecidos, quien no tiene problema en voltear al cielo y sonreírles. Es quien puede que un día las lágrimas lo encuentren a mitad de camino, porque echa de menos a esa persona y quisiera sentirla en ese momento, pero también es quien agradece todos los momentos vividos. Cuando alguien que ama pierde la vida, necesita un buen tiempo para procesarlo, para pasar de la negación a la resignación, no esperes que sea de la noche a la mañana. Libra es un cúmulo de emociones, no intentes presionar su duelo. 

Escorpio 

Escorpio es un alma tan noble, que es capaz de tragarse su dolor para que el resto no sufra. Es quien esconde la tristeza en risas, recuerdos y esas bromas inesperadas. Así es como se protege de la pérdida de un ser querido, le cuesta trabajo bajar la guardia, porque siempre es el más fuerte de los de su alrededor. Su corazón es tan grande, que puede estar hecho pedazos y aún así se pone a limpiar las lágrimas de alguien más. Escorpio es uno de los signos más fuertes, pero, a veces, sólo necesita llorar hasta quedarse dormido y respirar para que todo esté mejor. 

Sagitario 

Sagitario es quien necesita un respiro cuando se despide de un ser querido. El impacto es tan fuerte que su vida cambia de forma rotunda. Ahí es cuando su alegría de siempre se apaga, deja de lado sus pasatiempos y quiere un refugio. Se apoya mucho en la naturaleza para dejar que la herida poco a poco sane. No te atrevas a decir que a un Sagitario no le importa si se va de viaje, no está celebrando, es tanto el dolor que huye, quiere recuperar las ganas de seguir adelante y asimilar que esa persona ya no estará. 

Capricornio 

Capricornio es uno de los signos más resilientes del zodiaco, es quien prefiere guardar su lado vulnerable y dibujar una sonrisa en su rostro, aunque el dolor le está carcomiendo el alma. Es quien se hunde en su lista de actividades, quiere que el tiempo pase volando, así que el trabajo se vuelve su mejor anestesia. Sin embargo, llega un momento en el que su mente ya no puede más. En el que tiene que enfrentar sus pensamientos, lo que esconde su corazón y ahí es cuando los recuerdos le cortan la respiración. Le cuesta mucho trabajo decir adiós. 

Acuario 

Acuario puede parecer el signo más distante del zodiaco, pero en realidad es uno de los más sensibles, sólo que son contadas las personas que llegan a conocer ese lado tan vulnerable. Cuando llega el momento de despedirse de un ser querido su corazón se rompe en pedazos, se aleja aún más y aunque puede aparentar que no pasa nada, por dentro ya no puede. Ruega que se trate de una pesadilla y sólo quiere evadir la realidad, no está listo para despedirse, necesita mucho tiempo. 

Piscis 

Piscis es quien se fragmenta física, mental y emocionalmente, cuando pierde a un ser querido. Tal parece que las lágrimas son infinitas, echa de menos a la persona y se aferra a sus recuerdos. A lo que le gustaba, lo que escuchaba, lo que comía. Es la manera dulce que honra a los que ya partieron, se acurruca en la tristeza y en el silencio. Daría lo que fuera porque el dolor desapareciera, pero llega un momento en el que entiende que no hay más, que tiene que aprender a vivir con ese vacío y esas ganas desesperadas de salir a buscar a la persona.