Todo el mundo experimenta desafíos en el amor y eso no quiere decir que las relaciones están condenadas al fracaso absoluto. Los desafíos son más comunes de lo que pensamos, gracias a ellos podemos tomar decisiones importantes. Se supone que el amor es algo bonito, pero hay que recordar que no es un cuento en el que sale todo bien. Sigue leyendo si quieres saber cómo se enfrentan los signos a los desafíos del amor:

ARIES

A Aries le cuesta mucho confiar en los demás, por eso le cuesta ponerse en el lugar de su pareja o de su amigo con derecho a algo más. Lo intenta, de verdad que lo intenta, pero le cuesta mucho. Cuando su pareja le echa en cara que no se pone en su lugar o que solo le importa lo que él o ella piensa, le duele. Le gustaría que le comprendan más y que supieran que no lo hace adrede. Si se deja llevar solo por su opinión, es porque ha pasado por muchas cosas que le han hecho ser más celoso…

TAURO 

La verdad es que Tauro no disfruta nada cuando hay problemas en el paraíso del amor. No le gusta, porque sabe que puede perder lo que tiene. Su carácter es muy tenaz y un poco terco, no le gusta dar su brazo a torcer cuando sabe que lleva razón. Por eso, no disfruta nada de las conversaciones profundas que son necesarias. Tiene miedo de perder todo lo bueno que ha construido por una simple discusión. Le genera mucha ansiedad el saber que se tiene que enfrentar a algo que no le transmite nada de tranquilidad. 

GÉMINIS

A Géminis le gustaría un poco más de brujería en el amor. Sobre todo para que su pareja adivine lo que quiere en todo momento. Géminis no puede mantener una relación extremadamente equilibrada, tranquila y lineal. No puede y tampoco quiere tener algo así, porque en el fondo es un culo inquieto, aventurero y curioso que ama experimentar. El pequeño error que tiene, es que no dice directamente lo que quiere en cada momento. Le genera mucha ansiedad sentir que es un incomprendido, es un gran desafío para su corazón. 

CÁNCER

Cáncer es una persona muy emocional y muchas veces no sabe cómo gestionar todo lo que tiene en su interior. Cuando atraviesa un mal momento, puede actuar sin pensar y al final, puede pagar su frustración con su pareja. No lo hace adrede, porque no tiene la menor intención de dañar a nadie, pero actúa dejándose llevar y en esos momentos no puede hacer otra cosa. Muchas veces, sufre por cosas que tienen solución o que no son tan graves como parecían en un primer momento. 

LEO 

Para el león, el mayor desafío en el amor es no caer en una decepción. Leo es de los que arriesga para que el amor triunfe. Deja muy claras sus intenciones desde un primer momento, o si no, intenta mandar señales muy intensas. Lo da TODO, pero siempre y cuando vea que recibe algo a cambio. A Leo no le valen las promesas, los hechos son los que tienen el mayor peso. Por eso, cuando su romance no coincide con lo que tenía pensado que iba a pasar, se vuelve menos flexible y no se abre tanto como al principio. 

VIRGO 

Para Virgo, el amor es una asignatura muy complicada y la convivencia es un desafío enorme. Ahí es donde tiene que ser natural al 100% y ahí es donde tiene más temor de verdad. Ya solo pensar en tener que abrirse emocionalmente y pensar en los pros y contras de la relación, le da una pereza horrible. Virgo teme crear algún tipo de dependencia o algo parecido, es algo que piensa al principio, pero lo positivo es que estos pensamientos son temporales. Es el miedo de iniciar algo completamente nuevo…

LIBRA 

Para Libra, llevar la voz cantante en la relación es un desafío enorme que acabaría con la paciencia que tiene. Sabe que necesita poner un poco más de su parte algunas veces. Podría decir en más ocasiones lo que quiere de la relación, en vez de preguntar a su pareja por su opinión. Y también sabe perfectamente que hay ocasiones en las que espera que su pareja lea su mente para adivinar lo que quiere. En serio, Libra es una persona a la que hay que amar con paciencia, porque su mundo interior es muy peculiar. 

ESCORPIO

A Escorpio le encanta mostrar lo que siente, pero a su manera. En realidad necesita mostrar todo lo que lleva dentro porque en cierto modo diente que es una liberación en estado puro. El amor saca su mejor versión, pero también puede despertar a su lado más oscuro. Su desafío más grande es encontrar una estabilidad duradera en cualquier relación que comience. Sobre todo, si su pareja no se «entrega del todo», la falta de entusiasmo o de compromiso puede terminar con la ilusión del escorpión al momento. 

SAGITARIO

¿El desafío de Sagitario en el amor? Relajarse. Disfrutar del amor con tranquilidad y sin pensar en el siguiente paso que va a dar. Para Sagitario, es muy complicado porque no quiere que su relación de pareja se convierta en una rutina aburrida. Las relaciones poco emocionantes y la monotonía pueden estropear su ilusión. Por eso, vive el amor de manera tan intensa y da todo lo que tiene sin pensar Sagitario siempre estará ahí, luchando por salir adelante sin perder ni una pizca de su libertad. 

CAPRICORNIO

El interior de Capricornio está repleto de deseos muy intensos. Teme no saber controlar todo lo que siente y por eso, algunas veces da la sensación de ser un bloque de hielo. Para Capricornio, es muy difícil hablar de sentimientos como si nada. Hablar de esos temas es un gran desafío para su corazón, porque siente que se muestra vulnerable y porque no se siente 100% protegido cuando abre sus puertas. Cuando gane más confianza, tendrá una actitud mucho más espontánea, más cercana y más cariñosa. 

ACUARIO 

Acuario tiene serios problemas a la hora de involucrarse al 100% en una relación. Y no es por cuestión de fidelidad, eso nunca, Acuario es una persona muy fiel. Tiene que ver más con su miedo a perder ese espacio personal que tanto cuida. Por eso, su gran desafío es iniciar una relación al 100% y profundizar mucho más. Aunque sabe que sigue siendo libre de tomar sus propias decisiones, siente mucha presión porque sabe lo importante que es tener una buena conexión en una relación sentimental. No le gustaría perder el tiempo para que luego no sea lo que esperaba. 

PISCIS 

Piscis no sabe lidiar con su mundo interior cuando las cosas no van bien en el paraíso. Su gran desafío es lidiar con su propio corazón en muchas ocasiones. Piscis es una persona muy sentimental y cuando algo no funciona bien, no puede dejarlo pasar o restar importancia al asunto. Podría prestar atención a otras muchas cosas, pero en esos momentos solo tiene rabia contenida y muy poca paciencia. Se pierde haciendo muchas preguntas y deja de prestar atención a los pequeños detalles que siempre tiene en cuenta.