¿Te has preguntado alguna vez por qué hay personas que se enojan por todo y las que nunca lo hacen? Seguro que te has dado cuenta de que hay gente de lo más explosiva cuando se enfada, mientras que otra, por mucho que hagas, nunca pierde los nervios. Pese a que puedas pensar que la forma en la que nos enfadamos viene determinada por la genética, debes saber que hay un gran componente que nos viene de nuestro signo del Zodiaco. Si quieres saber cómo se enoja cada signo y qué puedes hacer para evitarlo, aquí te lo contamos todo.

ARIES: de lo más pasional

Las personas que han nacido bajo el signo de Aries son personas con mucha pasión en su interior. Este carácter temperamental va muy bien en determinadas áreas de la vida, pero también tiene su parte negativa. Cuando un Aries se enfada, ten en cuenta que soltará todo cuanto tiene en su mente y se quedará más que desahogado. Sin embargo, esta manera de decir las cosas daña a muchas personas con alta sensibilidad. Si eres una de ellas, no te lo tomes como algo personal.

Evitar que un Aries se enfade puede ser de lo más complicado. Te recomendamos que, antes de que esto suceda, entables una conversación tranquila en la que se pueda expresar sin llegar a ciertos límites.

TAURO: el terco

Si hay algo que caracteriza a un Tauro es su terquedad. Son los más tercos del Zodiaco, por lo que discutir con ellos no va a llevarnos a nada. Lo bueno de los Tauro es que son personas con mucha paciencia y cuesta mucho hacerles llegar a límites de enojo desmesurado. Sin embargo, es importante que sepas que, de darse esta discusión, esta será devastadora y puede que te sientas de lo más atacado. Eso sí, al cabo de un día ni se acordarán de ello, por lo que tú debes hacer lo mismo.

Evitar que un Tauro se enfade es bastante simple y es que bastará con que lo escuches y dejes que se exprese.

GÉMINIS: el alegre

Géminis es el signo alegre del Zodíaco por lo que es complicado verlos enojados. Son personas con una gran paciencia y no suelen dramatizar por nada. Las discusiones con ellos suelen ser fáciles de solucionar. No esperes que un Géminis grite ni nada por el estilo, porque no son así. Ellos preferirán sentarse y mantener una buena conversación antes de iniciar una pelea que saben que no los llevarán a nada.

Evitar que un Géminis se enoje es de lo más simple. Casi no debes hacer nada pues, como hemos dicho, son de lo más felices. Bastará que compartas con ellos tus dudas o problemas y ellos siempre irán de tu brazo para dar con la mejor solución.


CÁNCER: sensible y muy intuitivo

Los nacidos bajo el signo de Cáncer son personas de lo más sensibles, por lo que no suelen entrar en discusiones de gran magnitud: saben que hay ciertos comportamientos que duelen y ellos no quieren hacer daño a nadie. Como sucede con los Géminis, será raro verles perder los nervios.

Para evitar que se enojen, solo debes ser empático hacia ellos. Dejar que se expresen y buscar la forma de llegar a una solución que os vaya bien a los dos.

LEO: orgulloso, pero con sentido común

Los Leo tienen fama de ser muy orgullosos, pero no lo son más que otras personas que puedas conocer en la vida. Sin embargo, sí es fácil que se enfaden cuando, habiendo llegado a un acuerdo con ellos, lo rompes sin más. Cuando esto sucede, ten en cuenta que su enfado será visible y un poco agresivo.

Para evitar que se enfaden, lo mejor que puedes hacer es no llevarles la contraria en temas que ellos dominan. Y, en caso contrario, debes dejar que exprese su opinión y pueda justificar sus argumentos.

VIRGO: nervioso y perfeccionista

Los nacidos bajo el signo de Virgo son personas muy nerviosas y perfeccionistas que quieren hacerlo todo a la perfección. No es un signo que se enoje con facilidad, pero si se siente traicionado, va a desatar su furia: una furia que no verás en ningún otro signo. Una pelea con un Virgo será una pelea a voces. Suelen perder los nervios e incluso decir algo que no sienten en realidad. No se cortan ni un pelo. Lo mejor de los Virgo es que, una vez ha pasado la tormenta, son de lo más razonables y no les cuesta pedir perdón si ven que llevas la razón.

Para evitar enojar a un Virgo es esencial que te comuniques. La comunicación es la base de las relaciones con los Virgo.

LIBRA: buenas formas y diplomáticos

Si hay algo que caracteriza a los Libra es que son de los que menos se enojan. Y, cuando lo hacen, no lo harán a gritos ni perderán su compostura. Son personas muy diplomáticas que, aun cuando se enfadan, hablan bien y nunca pierden las maneras.

Para evitar que Libra se enoje solo necesitas ser una persona amable y diplomática también; es decir, que sepas medir tus palabras y puedas llevar una conversación adecuada.

ESCORPIO: el autocontrol llevado al máximo exponente

Si hay algo que caracteriza a los Escorpio es que se controlan en todo momento. Aunque se enojen, no pierden los nervios y nunca los verás decir nada que realmente no sienten.

Evitar el enojo de los Escorpio es fácil: son prácticos. Ten buenas conversaciones con ellos y razona tus ideas.

SAGITARIO: de temer

Los Sagitario son personas a las que no veremos enfadados en muchas ocasiones. Eso sí, cuando se enojan, ya puedes correr. Son personas que estallan rápidamente y desatan su ira sin apenas esperarlo.

Para evitar la pelea, lo mejor que puedes hacer es dejar que estalle y se desahogue. De este modo, podrás luego hacerle entrar en razón.

CAPRICORNIO: distante y misterioso

Capricornio es distante y misterioso, además de ser de lo más sensible. Se molesta con facilidad, pero suele llevar el enfado por dentro. Una vez está calmado y sereno será el momento de hablar con él. No son personas de hablar mucho de las cosas, pero cuando lo hacen, les gusta ser escuchados. De no conseguirlo es cuando se enojan.
Evitar que un Capricornio se enoje es simple: deja que se exprese y que no deba guardarse nada por dentro. Debes ser asequible y demostrar estar de su lado.

ACUARIO: el que debate

Acuario controla mucho sus emociones y no es fácil verle perder los nervios. Son personas muy abiertas al debate, por lo que saben expresarse y escuchar.

Evitar las discusiones con ellos es simple: bastará con encontrar un momento tranquilo para debatir estos temas que le preocupan.

PISCIS: el que evade

Piscis es un signo que suele evadir los conflictos, por lo que es fácil que no haya discusiones con ellos. Sin embargo, cuando ya no pueden más y deben enfrentar las discrepancias pueden perder los nervios y ponerse un tanto violentos.

¿Cómo evitar estos enfados? Hablando con ellos de un modo sincero y pausado. Hacerles entender que evitar no es la solución. Debes aportar varias soluciones al conflicto que sean propicias para ti y dejar que él escoja la que mejor se adapta a él.

Como ves, conocer cómo se enoja cada signo es fácil. Con esta información podrás evitar roces con cada uno de ellos y hacer que tus relaciones sean estables y de lo más fructífera